Sin duda no son simplemente una promesa. Porque “promesa” puede llamarse a una banda que aparece hace poco tiempo. Sin embargo, PETY (voz), FERNANDO DEAÑO (guitarras), HERNAN SCHAPIRA (teclados), FEDERICO ECHEVERRIA (bajo), MARCELO LOPEZ (batería), GABRIEL LEONETI (trombón), GABRIEL VENASCO (saxo) y ARIEL TENEMBAUM (trompeta) vienen remando el proyecto RIDDIM desde 1996, con varios cambios de integrantes incluidos. ¿Remando dije? Así se llamo el segundo trabajo discográfico de la banda, que luego sería reeditado en versión dub. El anterior, del 2000, titulado “Roots, Riddim, reggae”, se encuentra en conflicto con una discográfica y seguramente no sea reeditado.

Pero pasemos al show. Niceto vio llegar a jóvenes de todas partes de Capital y el Conurbano para ver una nueva presentación de RIDDIM. La hora de comienzo se pospuso hasta las 11 menos cuarto, cuando se hicieron oír los primeros acordes mezclando segmentos de diferentes temas de la banda. Casi tímido entró PETY al escenario para interpretar “Un camino positivo”.

Mención aparte merece el excelente sonido del lugar, que aportó su parte a la solidez musical que presenta la banda, con un bajista que haría reverdecer de envidia a cualquiera. “Dando todo”, “Verdadero amor”, “Great men” (de BURNING SPEAR) y “Junto a vos” se sucedieron antes de las primeras palabras de la voz de RIDDIM: “Gracias a todos por venir, les estamos agradecidos de corazón. ¿Quieren escuchar reggae?” Como no podía ser de otra manera, el grito afirmativo del público se combinó con los primeras estrofas de “No me den basura”, seguido de “How could I leave”, de DENNIS BROWN.

Temas de los dos discos y algunos covers fueron pasando ante el público que, extasiado, respondía a cada arenga de PETY. Sin embargo, eso no era todo. La banda aprovechó para presentar temas nuevos, que seguramente integren el próximo trabajo discográfico. Hablo de “Nubes negras”, “Confusión”, “DJ DJ” y “Ritmo que resiste”.

A esta altura nadie, ni banda ni público, quería irse del local de Palermo. Pero la organización del lugar informó a la banda que tenían que ir finalizando el show. “Tenemos que hacer el último tema porque nos dijeron que tienen que poner música electrónica”, dijo el cantante en referencia a la actividad que se desarrolla siempre en Niceto Club después de los recitales. “¿Tienen ganas de bailar música electrónica? ¿O quieren un poco más de reggae?” Respuesta obvia si las hay, la banda eligió para cerrar tres temas de la placa “Remando”: “Vamos a intentarlo”, “Prueba de nuevo” y el tema que le da nombre al disco. Pero las ganas de reggae eran demasiadas y se vieron obligados a volver para, ahora sí definitivamente, retirarse con “Puedo dar más”. “Pasame la botellita de agua que voy a bailar música electrónica”, bromeaba PETY segundos antes de comenzar a bailar y a hacer sonidos “electrónicos”. “Gracias gente, de corazón, nos vemos pronto”. Y así fue: final del show, local desalojado y, qué se le va a hacer, a bailar música electrónica.

Gran desempeño de la banda que, sumado al gran sonido y a la actitud del público, redondearon un excelente show que dejó a todos con ganas de más. Pero no te desesperes si no pudiste ir, RIDDIM te da dos oportunidades más: el 17 de septiembre en el Festival Puro Reggae II, y el 15 de octubre en el teatro Broadway festejando sus diez años. ¿Nos vemos ahí?