El excantante de Skid Row está decepcionado con los primeros resultados de ventas de su álbum y apuntó contra sus seguidores de Facebook. “No entiendo por qué si tengo casi un millón de seguidores, solo cinco mil han comprado el álbum. Quiero decir, me gustaría preguntar a los otros qué hacen en mi página”, protestó.

En la previa a la publicación de su nuevo disco solista, “Give ´Em All”, Sebastian Bach era todo expectativa: “Te va a patear la cabeza, es pura energía de rock and roll. Realmente me siento el hombre más afortunado del planeta, amo este disco y no puedo esperar a que todos revienten sus parlantes con él”, declaraba entonces.

Sin embargo, ahora con la obra en la calle, el excantante de Skid Row se mostró decepcionado con las ventas del material y en particular apuntó contra sus seguidores de Facebook: “No entiendo porque si tengo casi un millón de seguidores, solo cinco mil han comprado el álbum. Quiero decir, me gustaría preguntar a los otros qué hacen en mi página y por qué se han inscrito si no le gusta mi música y no compran mis álbumes o mis canciones. A veces hay cien mil personas hablando de mi en el muro: ¿de que hablan? No lo sé, no lo entiendo”, dijo en un reportaje con The Shoe.

“Además no sé explicarme por qué sobre todo los discos de música rock son los que menos venden; los amantes del rap o los seguidores de las estrellas del pop siguen comprándolos, no lo sé, me parece una falta de respecto: no podemos seguir diciendo que el rock se está muriendo y luego no hacer nada para salvarle”, agregó.

Y, finalmente, el músico concluyó: “Es cierto, hay servicios de música online, de streaming gratuito y las descargas ilegales, pero repito: no podemos quejarnos si luego grupos y artistas paran de publicar discos, casi no vale la pena. Detrás de cada canción hay un esfuerzo creativo y de producción que sirve para que la gente pueda disfrutar con un producto de extrema calidad”.