LIBROS

Literatura rockera: “Patria Stone”

Por  | 

Te mostramos el libro definitivo para cualquier fan de sus majestades satánicas.

Es muy difícil describir lo que a uno lo apasiona, porque tiene que ver con sentimientos muy personales, con lo que se lleva adentro. Y más difícil debe ser transformar esa pasión en un libro, pero Diego Perri ha logrado en “República Stone” una obra casi necesaria en un país devoto de los Rolling Stones.
Podemos describir este trabajo como un libro de viajes; las aventuras de un fanático siguiendo a la banda por todo el mundo, con la ventaja de tener a Diego, periodista y agente de prensa de profesión, teniendo acceso a lugares e historias que tal vez otro admirador de los ingleses no podría tener. El resultado es una colección de anécdotas bien detalladas que serán la envidia de cualquier fanático, mientras quien no lo sea, se encontrará con un libro muy divertido y ameno que cuenta la historia de una persona siguiendo su sueño.

El viernes 21 de abril el autor va a estar presentando el libro en el teatro del municipio de Lomas de Zamora como parte del ciclo “Cultura Lomas”. Hablamos con Diego antes de esta presentación.

Ya pasó un tiempo de la publicación del libro. A la distancia, ¿cómo lo ves?

Y sí… poco más de 4 años. Fue un sueño hecho realidad. Pude cristalizar mis deseos tanto periodísticos como de fan y poder volcar lo que quería encontrar yo mismo en un libro como lector. Encontrar cosas muy puntuales como la discografía argentina de álbumes y singles, adentrarme y bucear un poco en una colección, repasar las tapas de medios argentinos en la que supieron estar y poder invitar a una aventura divertida, cansadora, apasionada, edificante y con final feliz. Girar con la banda por varios países, conocer gente, diferentes culturas y poder ver muchos shows con el especial bonus de compartir algunos momentos que son imborrables.

Le encuentro algunos errores, contaría en forma diferente algunas cosas, pero como se dice siempre, las obras no se terminan sino que se abandonan. Creo, de todos modos, que va a envejecer bien ya que fans habrá siempre y algunos pueden sentirse identificados con la historia. Es simple: una charla de café con amigos llevada a libro. Estoy trabajando sobre una actualización ya que en estos 4 años hubo gira todos los años y tuve la suerte de poder seguirlos en shows de cada una de ellas y volver a compartir imborrables momentos en hoteles y backstage.

¿Recordás cómo fue el proceso para escribirlo? ¿Fue mucho trabajo o fue un brote de inspiración?

Tuve muchos amagues de ponerme a escribirlo desde mediados de los noventas. Tenía algunos bocetos y borradores, pero en el verano de 2011 volví de un mini descanso de 3 días de Colonia, Uruguay, con la idea fija. Regresé a Buenos Aires y literalmente lo escupí. En 7/8 meses lo tenía y en 2012 vio la luz.

Desde que salió el libro, los Stones cumplieron 50 años, lanzaron un disco nuevo, giraron por Sudamérica, hicieron un concierto histórico en Cuba, sacaron documentales… ¿Te siguen sorprendiendo o a esta altura ya estás “acostumbrado” a lo que ellos pueden dar?

Quizás no es sorpresa lo que me provoca porque conozco muy bien cómo son y cómo planifican sus proyectos, pero con cada uno de esos pasos cristalizados se agranda mi admiración. A la música, a su talento y su arte, pero también a la disciplina, al esfuerzo, al trabajo, al profesionalismo. Cosas que bandas o artistas de aquí e inclusive producciones no contemplan demasiado en su estructura o equipo de trabajo. Estamos muy lejos del verdadero profesionalismo en muchos aspectos. Por otro lado, sé que seguirán en la ruta y, como los viejos bluseros negros, morirán en el escenario.

Trabajando como periodista y prensa, estarás acostumbrados a estar cerca de figuras importantes. ¿Cómo fue la primera vez que conociste a cada uno? ¿Alguno te decepcionó?

Sí, es de alguna manera moneda corriente porque de eso trabajo y vivo desde hace casi 30 años. Pero con los Stones es diferente porque realmente soy fan. Y si bien controlo y cuido las formas, por dentro siento una alegría inmensa en cada segundo compartido.
Fueron varios encuentros. Creo que el primero con Keith y Ronnie en camarines de River en la previa del último show de Argentina en la gira de “Voodoo Lounge” fue el más emocionante. Fue el 16 de febrero del ’95. Fue como un documental. Jane Rose, la histórica manager de Keith, nos tomó de la mano a Marcelo Sonaglioni (un amigo fan y coleccionista de los Stones también) y a mí y nos llevó por un oscuro laberinto de pasillos en River. De repente abrió una puerta negra y allí estaban: Keith y Ronnie tocando un blues. A los 3/4 minutos dejaron de tocar, apoyaron cuidadosamente sus guitarras y vinieron para el saludo que fue un gran abrazo. Cada acercamiento y cada breve charla tuvo lo suyo. No dejan de ser como documentales, de esos que vi durante tantos años y sigo viendo y disfrutando. ¡A veces dudo que hayan sucedido realmente, je!

Sacando el fan de lado, ¿cómo los viste en estos últimos tiempos? ¿Qué cosas les criticarías?

Ninguna banda llegó junta y sigue tocando como los Stones, y con esas edades, así que es imposible comparar y aún más difícil criticar. Sólo los bluseros (solistas y gente como Chuck Berry), pudieron experimentarlo. Tienen excelentes shows y otros no tanto. Por ejemplo, de la última visita a Argentina, el último show (13 de febrero), a mí me pareció flojito… estaban como cansados, desconectados. Pero nunca diría que hicieron un mal show, simplemente que tuvieron mejores. Me gustaría que tocaran en lugares más chicos y no tanto en estadios para evitar músicos de sesión, así como tanta pantalla, fuegos artificiales, etc. Me gustan los Stones más despojados, más salvajes, más crudos y rockeros. El fallecimiento del saxofonista Bobby Keys es una pérdida muy grande y será irreemplazable, y Chuck Leavell (teclados) nunca estuvo a la altura de Ian Stewart, Ian McLagan, o de otros pianistas invitados como Nicky Hopkins o Billy Preston que supieron tener los Stones en sesiones de estudio y en vivo.

El público local ha adoptado muchas bandas como propias: Ramones, Megadeth, Die TotenHosen. Los Rolling Stones también. La diferencia es que ellos siguen siendo enormes en todo el mundo. Pero ¿por qué crees que el amor por ellos fue tan grande desde el comienzo?

Hay mucha identificación por los Rolling Stones. El argentino de por sí es fervoroso, demostrativo, futbolero, caluroso, rebelde, un poco salvaje. Y los Stones fueron la banda más rebelde del mundillo del rock; lo que los padres no querían para sus hijos y especialmente para sus hijas. Hoy ya no son rebeldes, de hecho son parte del establishment y se codean más con presidentes de países que con representantes de la contracultura, pero siguen siendo símbolo de rebeldía, de alzar la voz, de patear el tablero. Todo el mundo quisiera por algún momento ser un Rolling Stone

Al mismo tiempo se dice que los Stones fueron la banda más malinterpretada en este país. ¿Coincidís con eso?

No sé si malinterpretada, pero es natural que no tuviera tanta difusión o no fuera tan aceptada como los Beatles. Los Beatles fueron niños mimados por nuestros padres. A los Stones quizás ni los conocían. Los Stones eran conocidos en los setentas sólo por los músicos, por los que estaban más metidos en la cosa del rock and roll, pero “Doña Rosa” probablemente no los conocía. Y fueron sobre todo mal interpretados por buena parte de la prensa y por muchas de las pésimas bandas que quisieron imitarlos, eso destiñó aún más el concepto musical, el mensaje de sus letras, su filosofía, etc. Sexo, droga y rock and roll pudo haber sido para ellos en los 60’s, 70’s y primeros ochentas, pero ya no en los ’90’s.…que es cuando se masifica aquí el “fenómeno” de las bandas encolumnadas en ese concepto “Stone” o “Rollinga”.

¿Qué vas a estar presentando el 21?

Básicamente de que va la obra. “República Stone” es eso, una suerte de viaje con 50 % de mucha info y data periodística y un 50% de total subjetividad, de aventura en ruta y en camino a un nuevo show con esperanzas de encuentro con mis héroes.

La cita será este viernes 21 a las 20 hs en el Teatro del Municipio, Manuel Castro 262, al lado de la Municipalidad. Estaré acompañado por el gran escritor y periodista Sergio Marchi, otro grande como Andrés Violante expondrá sus fotografías, el artista Gonzalo Rielo hará collage en vivo y tocará una banda tributo súper recomendable llamada UnderCover. Dato no menor: ¡la entrada es gratuita!

azafatodegira.com

1 Comentario

  1. pete pito

    21 Abril, 2017 en 16:11

    “gran escritor y periodista Sergio Marchi”????? OK …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *