SHOWS

Papa Roach: Pleno de cucaracha

Por  | 

El domingo, en el Teatro Flores, el grupo californiano que explotó allá por 2000 le regaló un gran show a sus seguidores que los esperaron durante años. Fue en compañía de una lista de temas que recordó principalmente sus mejores épocas.

Hace mucho tiempo que Papa Roach dejó de estar en boca de todos. Tuvieron una etapa de aprendizaje hasta dar el salto mundial con “Infest” (2000), luego mantuvieron cierto éxito con “Lovehatetragedy” (2002) y “Getting away with murder” (2004), y desde allí la cosa fue declinando. Hoy quedaron en un segundo plano aunque los seguidores los tienen súper presentes. Y más por estos lugares, en donde nunca se habían presentado.

La fecha dio comienzo con Deny, quienes tenían todas las de ganar por ser el exponente más importante del post hardcore local, un estilo que podía generar atracción en el fan de los californianos. Sin embargo, sufrieron ante un sonido que les costó dominar. Por momentos había un volumen muy fuerte pero a su vez con unas guitarras bajas, lo que perjudicaba notablemente las canciones. Recién en las últimas dos melodías, “Lo que siempre buscábamos” e “Invencible”, lograron una estabilidad y pudieron mostrar parte de su verdadero potencial.

Papa Roach se hizo cargo del escenario a pura actitud apenas pisó el mismo, gracias a un cantante como Jacoby Shaddix que provocó un plus de energía en los presentes. La banda necesitaba mostrarle al fan argentino que eran reales y que no eran un producto de MTV. Y vaya si lograron su cometido. Desde la arranque con “Face everything and rice”, del último disco “F.E.A.R.” (2015), y con “Crooked Teeth”, que será incluido en su álbum de 2017, dejaron en claro que son un grupo duro, con personalidad y con un presente óptimo.

Con un público ya conquistado empezaron a disfrutar y a desempolvar viejas glorias. El dueto “Between angels and insects” y “Getting away with murder” hizo de las suyas transformando al teatro en una sola voz. Los músicos no detenían su seducción y trataban de brindar las mejores versiones. Luego con “Hollywood whore” y “Forever” llegaron a la perfección desde lo sonoro y el climax entre fans y banda también llegó a un punto difícil de superar.

Si bien la última etapa del grupo dejó a muchos seguidores insatisfechos, durante el show esas canciones encajaron perfecto. “Where Did the Angels Go?” y “Gravity” no desentonaron en lo más mínimo generando en una reacción intensa. Eso no quita que la emoción de la primera vez haya tenido que ver en esa exaltación. Para muchos escuchar la sentida “Scars” o “Last resort”, el himno máximo, fueron momentos únicos e irrepetibles que en el próxima visita ya no serán iguales.

Papa Roach siempre fue una banda de segunda línea en cuanto a lo artístico, y lejos estuvo de marcar un hito como Korn, pero supo de hacerse un camino y lograr fama mundial. Hoy, con más de 20 años de trayectoria, están vigentes desde lo escénico aunque necesitan volver a trascender desde lo comercial. Su adelanto “Crooked Teeth” pinta como un regreso a las fuentes.

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *