ENTREVISTAS

Viejo farol: “Queríamos un disco que suene más rockero”

Por  | 

Hablamos con la banda antes de su show en el Roxy Live de este fin de semana.

De las miles de bandas que se arman en los colegios secundarios son pocas las que sobreviven y aún menos las que trascienden. Federico Larocca puede estar orgulloso ya que el sueño que tenía de chico se cumplió. Viejo farol no para de crecer y antes de su presentación en el Roxy Live, hablamos con su cantante.

Ya habiendo pasado un tiempo del último disco, ¿en qué cosas creen que acertaron con “Crescendo”? ¿Qué le aportó a la banda?

En primer lugar, trabajar con un productor artístico. Escuché una vez que alguien dijo “Una vez que trabajas con uno, no podés hacer un disco de otra manera”, y si bien nos gusta mucho producir, creo que una mirada de afuera es fundamental y además te da otras cosas; abrís el panorama y conoces nueva gente, músicos, ingenieros, estudios. También se planteó no usar una sección de vientos, ni traer músicos sesionistas, sino explotar al mango cada uno su instrumento, y por ejemplo Nato (saxo y armónica) hizo que tomara mucho más protagonismo en las canciones y que le den un estilo propio, como también destacarse en los shows en vivo. Nos aportó muchísima experiencia para lo que sigue, para el vivo y para los próximos discos también. Y ahora, a casi un año, la gente los hace propios y se empiezan a generar nuevas cosas.

“Crescendo” se define como el aumento en la intensidad del sonido. ¿Sentían que tenían que hacer un disco que sonara más fuerte que los anteriores?

Fue una de las premisas: que suene más rockero, marcar una diferencia notoria con el primero, pero la definición (“Aumento de intensidad del sonido que parte del silencio”) nos gustó en el sentido que, por unos cambios en la formación, estuvimos trabajando puertas para adentro en la sala y fue un pequeño parate (o silencio) donde no tocamos mucho en vivo, y que con el disco nuevo, fue una manera de decir “Acá estamos, volvemos con todo”.

Al mismo tiempo creo que es su disco más cancionero y cualquier tema tiene potencial de hit. ¿Creés que ya hay un tipo de canción de Viejo farol? ¿Tienen una forma establecida de trabajo?

A la hora de elegir el corte nos costó muchísimo porque nos gustaban todas las canciones y nos imaginábamos cosas diferentes para cada una. Pero sucede, no es que nos juntamos y decimos “vamos a hacer un hit”. Es algo fundamental que las canciones nos gusten, cuando vemos que algo no tiene onda o nos aburre, lo descartamos, o al menos lo dejamos estacionado para, quizás, darle tiempo. Con el tiempo vas encontrando un estilo propio también que se va dando, la manera de componer va cambiando, por el momento siempre llevé las maquetas yo más o menos armadas para trabajar en la sala, ahora estamos probando con las composiciones más desnudas y también Yamil está aportando excelentes canciones y posiblemente entre alguna en el próximo disco.

Los sonidos que pasan por la banda son muchos. ¿Cómo sabés si una canción va a ser un rock, un reggae, un funk, una balada?

Me hiciste acordar, hay una canción que la probamos de todos los estilos, porque nos encanta, pero todavía no podemos encontrarle la onda. Se va dando naturalmente, cuando agarro la guitarra y aparece alguna melodía, algún acorde disparador. Después en la sala se va construyendo, pero ya desde la guitarra te vas dando cuenta para dónde llevarla. En algunos casos, por ahí probamos y la cambiamos radicalmente, pero por lo general volvemos al estado original.

Creo que “Crescendo” es el disco con el sonido más cristalino de ustedes. ¿Fue una búsqueda que tenían o se dieron así las cosas? ¿En vivo les gusta mantener eso o hacen las cosas más crudas?

Entiendo por cristalino algo claro o transparente. Nos metimos mucho en la mezcla, en el sonido que queríamos y las bases las grabamos todos juntos en Del cielito, eso le aportó cierta magia de entrada y esa transparencia al tocar todos juntos. Es un disco de rock clásico. En vivo tratamos de mantenerlo y de sonar parecido pero muchas veces nos dicen que la banda en vivo transmite otras cosas y yo creo que sí, que arriba del escenario somos nosotros en el estado más puro.

La banda la formaste en la época del secundario. Obviamente uno como persona cambia, pero ¿creés que la banda cambió mucho en ese tiempo? ¿La ves muy diferente a lo que era en sus comienzos?

Sí, totalmente, en esa época era otra la formación, pero además teníamos 15, 16 años. De hecho el primer disco editado lo hicimos en 2011 y también hubo un cambio grande hasta la actualidad. Lo más lindo de los demos y los discos es que van marcando las etapas de la vida, desde lo musical, lo personal y también lo grupal. Estamos contentos con el sonido actual de la banda, somos nosotros 5 y eso lo defendemos en cada show. Obviamente en recitales más elaborados donde tenemos la posibilidad, siempre contamos con músicos invitados que le dan otro color al show y a las canciones.

¿Qué tienen preparado para el show del Roxy?

Se viene con todo, estamos ensayando muchísimo y grabando los ensayos para ajustar los detalles, posiblemente registremos el show, tanto el audio como lo visual para un futuro video en vivo. Tenemos un invitado de lujo que admiramos y quizás hagamos una canción nueva. Además, esperamos que después de un año de tocar el disco, ¡se vea reflejado en la gente que ya adoptó las canciones!

¿Qué es Viejo farol para ustedes?

Es el lugar donde somos libres, lo que creamos y encontramos para transcurrir nuestros días intentando lograr los sueños y mejorando día a día para sostenerlo en el tiempo. Somos 5 tipos que se quieren, se respetan y que se divierten haciendo música.

*Viejo farol se presenta el sábado 3 de diciembre en el Roxy Live, Niceto Vega 5542, C.A.B.A.

azafatodegira.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *