SHOWS

Guns and Roses: Canción para mi muerte

Por  | 

La gira reunión de la banda liderada por Axl Rose desembarcó en Buenos Aires con dos shows en el estadio de River Plate.

Ya no son forajidos. Los presidentes ya no incitan un boicot en su contra. Las chicas ya no se suicidan porque sus padres no les permiten ir a su show. Ya no hay un escuadrón de policías alrededor del estadio como si fuera una película apocalíptica. Ir a campo ya no supone un peligro contra tu vida. Hoy los fans están divididos no según su pasión, sino según su poder adquisitivo. Y entre camaritas de celulares más caros que las entradas, vamos a ver a la banda que alguna vez fue la más peligrosa del mundo.

El rock cambió, el mundo también y la vuelta de Guns and Roses es producto de ello. Nadie es lo que era. Pero queda lo más importante: las canciones. Más importante que todo, el rock es música. Y esta banda formó parte del crecimiento y la identidad de miles de personas que copan River. Lo que importan son las canciones. Tenemos que apreciar que todavía podemos escuchar en vivo a la gente que las creó. Un día no estarán más.

El rock como rebeldía, el terror de los padres y fuerza revolucionaria, murió. Podrá seguir cambiando vidas, pero ya no da miedo. Hoy los padres que antes prohibían a sus hijos ir a un recital los acompañan y cantan junto a ellos. Hoy la valla no está llena de fans que fueron a hacer fila a las 8 de la mañana; está llena de gente que puede pagar una suma más elevada y cae 5 minutos antes que empiece el show. Hoy en el campo podemos oler perfume en vez de transpiración. Hoy pagamos miles de pesos para ir a un show, pero lo vemos a través de una pantalla.

No haremos una larga introducción hablando de las eternas disputas internas, ya contadas hasta el hartazgo. Lo que parecía imposible sucedió y a las 21:40 y con los acordes de bajo de “It’s so easy” la espera de 23 años para algunos y la ilusión de la primera vez para otros se hace realidad. Como siempre se le pega “Mr Brownstone” y aunque el volumen esté un poco bajo, la emoción es más grande.

Tal vez por un intento de hacer las paces, el repertorio incluye canciones de “Chinese democracy”, como el tema homónimo y “This I love”, que ganan en esencia rockera gracias a la escuela de Slash y Duff. “Better”, sin embargo, resulta el punto más flojo del show, siendo una canción donde Axl nunca encuentra el tono adecuado. En cuanto a la performance vocal del cantante, podemos decir que -obviamente- sin estar en sus mejores años, da una actuación más que aceptable. Cuando puede, no teme gritar para el delirio de su público, pero cuando sabe que su voz se empieza a gastar, se contiene un poco. Tal vez es por eso que canciones como “Live and let die” y “Estranged” aparecen temprano en la lista, cuando todavía sabe que su garganta le responde. Sorpresivamente es en las canciones más rockeras y exigentes en las que queda mejor parado, tal es el caso de “You could be mine”, técnicamente hablando, el mejor momento de la noche. Es en momentos más despojados donde se lo ve luchar más, como en “November Rain”, “Sweet Child o mine” o la sorpresiva “Coma”, y aún con dificultades se aprecia que el grupo desempolve gemas como esa.

Musicalmente la banda no tiene un solo bache. Slash se carga el grupo al hombro, ganando un protagonismo extra y ejecutando su instrumento de forma más inspirada que en los últimos años. Duff se mantiene un poco al margen, pero aparece cuando es necesario y todavía le da al grupo esa credibilidad punk y sucia que necesitan: un show de Guns and Roses no está completo sin el rubio cantando “Attitude” o “New Rose”. Y sí, no es la formación que todos querían ver, pero Richard Fortus, Dizzy Reed, Frank Ferrer y Melissa Reese hacen una labor estupenda y hasta tienen su lugar para lucirse. Eso es, en parte, porque el señor Rose necesita baches para descansar y recuperarse,  y ahí es donde aparecen solos y covers que terminan aburriendo más que ayudando. Los instrumentales “Wish you were here” y “Layla” están de más, lo mismo que el cover de “The Seeker” de The Who, que, si bien lo interpretan de forma formidable, está en un momento erróneo de la lista, justo antes del final. Lo mismo que alargar algunas canciones con zapadas como “Rocket queen” que termina perdiendo el efecto deseado.

Por suerte aparece el siempre querido Steven Adler para levantar el show con “My Michelle”, siendo el único miembro original con verdaderas ganas de estar ahí. La ausencia de Izzy Stradlin se entiende, él no quiso ser parte de la gira, pero que Adler y Matt Sorum no estén compartiendo tareas es simplemente una picardía. Pero los fans pagaron por la reunión de Axl y Slash sobre todo, que parecen tener una relación diplomática; no hay ninguna interacción entre ellos excepto por un segundo en “Patience”.

Elvis ya movió la pelvis. Los Beatles ya experimentaron con drogas. Jim Morrison ya se desnudó en público. Lou Reed ya cantó sobre heroína. Iggy ya se cortó en escena. Kiss y Alice Cooper ya fueron los villanos de la historia. Los Sex Pistols ya sacudieron el sistema. Los metaleros noruegos ya quemaron iglesias. Y los Guns and Roses ya fueron la banda más peligrosa sobre la tierra. Todo lo que pudo haber pasado, ya pasó.

Durante dos horas y cuarenta minutos la banda da un gran show de estadios diseñado para complacer al gran público, que sabe que no puede esperar la misma energía que en 1992, y si se puede superar eso, el show es muy disfrutable. Los excesos y escándalos de los Guns son famosos, pero la banda se hizo grande por sus canciones y hoy tuvimos una avalancha de esas. Y con interpretaciones a la altura de esas composiciones.

 

azafatodegira.com

16 Comments

  1. NiKki SiXx

    16 febrero, 2017 en 14:19

    Banco la cobertura de Llano, me encanta como escribe, conoce mucho, y es sincero con su objetiva forma de ver el show. Qué necesidad de andar haciéndose el fan nº 1, si no es lo que sintió o vivió. Hay que ser sincero consigo mismo, ante todo. Si algunos pasajes le aburrieron y le parecieron de más, y bueno… no es la cobertura de un fan, no es un foro Gunner.

  2. Lucas

    9 noviembre, 2016 en 10:02

    Una mierda tu crítica… Hablando de antes y ahora , de la banda que metía miedo….un pelotudes tras otra… Zapadas sin el efecto deseado?? Que pelotudes!! Slash más inspirado? Jamás dejo de estar inspirado!! Tal vez ni escuchaste ni viste sus últimos trabajos. Pero bueno en fin… Críticos!! Se creen genios, doctores del rock, analistas… Pero son unos pelotudos…todos!

  3. pedro 3,14

    8 noviembre, 2016 en 23:10

    fa como saltan los fanboys.
    me gusta la nota, me gusta la reflexion. me parece que vienen de alguien que ya experimento con el mundillo del rock. la transgresion esta en otro lado. saluditos gunners and rosero!

    firma, axl mckagan revolver, proxima estrella de rack.

  4. Paula Silva

    8 noviembre, 2016 en 14:49

    Soy fan chilena de Guns, he leído mil veces este tipo de escritos, no sé cómo llamarlo porque queda claro que crítica no es!

    Me sorprende la gente que sigue pegada en el pasado, en las eternas comparaciones, en las ofensas gratuitas como si sus criticas fueran a cambiar en algo el amor que los fans tenemos por nuestras bandas.

    Lo que escribes no va a cambiar mis ideas, ni pensamientos!

    Espero que aprendas un poco de Rock antes de escribir.. y pensar que te pagan por estas tonterías mientras que en el mundo hay millones de personas brillantes sin trabajo.

  5. Nicolás Eduardo Cuevas.

    8 noviembre, 2016 en 12:59

    Como en los malos libros sobre todo de música,a las personas obsecuentes e intolerantes habría que prohibirles que escriban algo. Guns and roses? Si, obvio, tuvieron su momento. Pero ahora son solo unos dinosaurios millonarios. La energía está. El feeling también. Pero la edad y los tiempos que corren son implacables. E impagables. Cálmense chicos, el circo sigue asi haya muerto el dueño…

  6. Roberto

    8 noviembre, 2016 en 05:08

    Guns N Roses es la única banda sobre la tierra que puede hacerte disfrutar un tema que dura 10 minutos. Y “Better” es un gran tema. No es de lo mejor, pero es muy bueno. Slash es una máquina, todos lo saben. Pero banda sin los coros y el contraste de Duff no sería más que otra banda de hard rock. Richard y Frank son grandes músicos a la talla de Izzy y Matt Sorum (De hecho creo que ferrer es mejor que Sorum). Y antes que Stradlin prefiero que esté Gilby Clark que me gustaba mucho más y su disco “Pawnshp Guitars” esta entre mis favoritos de la era post guns. Que ya no sean rebeldes no significa que no sean unos músicos de la gran puta y Axl, con todo lo que le hizo a su cuerpo y a su vida, sigue teniendo un timbre inigualable en su vos; pero hace un show cada 5 días. Si no pueden entender eso y no se bancan los temas largos (nunca ví un tema con tantas variaciones, modulaciones y arreglos distintos como “Rocket Queen”) se equivocaron de banda. Esta banda siempre fue así, solo que están más viejos. Y ojalá tengamos la suerte de obtener nuevo material porque con solo 4 discos oficiales (1 de ellos de relleno “Lies”) fueron la banda más grande del mundo, cosa que bandas con muchos más discos no lograron y que a otras les tomo 20 discos más o menos (no por desmerecer pero por ejemplo AC/DC, banda que amo, a excepción de Back in Black, no tiene un disco que se disfrute entero de punta a punta como UYI I y Apetite for destruction). No es la banda de los 90 pero sigue siendo una aplanadora y le pasan el trapo a varias bandas que hoy tratan de mostrar energía y no pueden correr como el gordo Axl ni hacer un solo de 5 minutos sin que te aburras como Slash ni tocar un cover de una banda punk como Misfits y tener a todo el estadio saltando y cantando.

    • NiKki SiXx

      16 febrero, 2017 en 14:14

      Si amás a AC/DC, no podés decir JAMÁS que solo Back in Black es el disco que se disfruta de punta a punta, dejate de joder! Lies disco de relleno!

  7. Alejandro

    8 noviembre, 2016 en 00:03

    Yo estoy muy de acuerdo.con la nota un buen análisis de como ha cambiado todo en las de 2 decadas y lo que era gnr en los 90 Y lo que es ahora desde ya mi felicitación al escritor de dicha nota muy buena y yo que tengo 40 años de edad me sentí muy identificado con muchos párrafos …..después si acá la gente no comparte algunos detalles del comentario sobre el campo vip (yo tampoco estoy muy de acuerdo con lo que puso el muchacho si esc la nota) pero tampoco para decirle de todo a tener respeto la nota que esc es de alto nivel t felicito en serio

  8. Adrian

    7 noviembre, 2016 en 21:33

    Comparto alguna que otra opinión pero es demasiado pesimista, sabemos que el Rock es comercio, que todos los espectáculos son comercio, pero eso no quita que los fanáticos sientan la camiseta (banda) a morir. De hecho yo soy de los fans que por mi temprana edad no pude disfrutar de los shows del 92 y 93. Pero si ví a todos los integrantes por separado, y coincido que lo que paso, ya pasó! Pero creo que es muy digno el desempeño de la banda en vivo. Lo del perfume del campo vip es un comentario demasiado virgo amigo. Yo laburo desde que tengo uso de razón y pago lo que vale la entrada por fanatismo no por moda y me rompo en el pogo porque me nace como a mucha gente el espíritu real que tuvo esta banda que marco historia en la música ibterbacional. Concuerdo en que si asumis que pasaron 20 años aprox de la época dorada disfrutas del recital y si venís con la idea de que Axl va a estar re duró corriendo de punta a punta te va a “decepcionar”. Sin embargo la visión es demasiado pesimista creo que te falta conocimiento musical para decir que las zapadas están de más ya que es parte de la escencia de esta banda, y el virtuosismo tmb, de lo que dan cátedra. Sobre gustos no hay nada escrito.

  9. nicolas

    7 noviembre, 2016 en 16:02

    Sos una maquina de escribir boludeces flaco… ojala que los que no fueron no se tomen en serio lo que escribiste

  10. Martin

    7 noviembre, 2016 en 12:46

    Floja nota, faltan conocimientos para hacer una buena critica

  11. Noelia di pietro

    7 noviembre, 2016 en 12:39

    cuando te referís al campo vip, lo haces con completa ignorancia o preferís mentir para contribuir al odio que le tienen?
    Cuando decís que se siente olor a perfume en vez de transpiración, lo decis en serio? Van solo nenas de 15 al vip? Estamos hablando de los Guns….
    Cuando decis que se llega cómodamente 5 minutos antes y estas adelante de todo, lo decis en serio? Hubo gente que acampó para hacer valla, el que llega 5 minutos no va a estar adelante JAMAS. Alguna vez estuviste en el campo vip? no va solo gente rica por el Sólo hecho de tener plata, no vendas esa mentira. fanáticos de toda la vida se gastaron hasta el último centavo, y perdieron su trabajo por ir (Lo escuché yo misma) a ver a sus ídolos.
    Me da vergüenza que en serio creas que alguien te pueda creer tantas mentiras, el campo vip y el común tienen la misma intensidad y fanatismo. Es una mierda que no todos puedan acceder y que es un negocio de mierda? Por supuesto! nosotros y los mismos artistas se quejan, pero no digas que en el vip estamos vestidos de gala y perfumados….. pelotudeces no. Axl Rose interrumpio nightrain para que nos calmemos….. fuiste al RECITAL? Estuviste ahí?

  12. Jorge

    7 noviembre, 2016 en 10:54

    “Los instrumentales “Wish you were here” y “Layla” están de más”

    Esa frase nunca va a ser cierta. Nunca.

  13. Leo

    7 noviembre, 2016 en 09:44

    Comparto parte de la crónica, aunque a mi criterio el único que estuvo a la altura del show fue Slash (Y Duff, pero no pueden estar en el mismo escalón). Ni el sonido (Principalmente), ni Axl, ni el público dieron la talla. Creo que su buen nombre, las emociones y ese dejo de revancha hicieron la noche, pero técnicamente no fue un gran espectaculo; salvo, reitero, por el infalible hombre de galera.

    • Masi

      7 noviembre, 2016 en 16:14

      Coincido

  14. axel fernando

    7 noviembre, 2016 en 00:16

    al final a este pibe llano le gusta todo!! tenes menos criterio que prat gay,chaboncito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *