SHOWS

IKV: A bailar, pero no tanto

Por  | 

El sábado, en el Luna Park, la banda liderada por Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur presentó oficialmente su nuevo disco “La humanidad o nosotros” con un show de dos horas y veinte.

Desde que Illya Kuryaki and the Valderrasmas regresó en 2011 estuvieron acompañados por una gran pompa publicitaria que los ayudó a convertirse en una celebridad aún más importante. Pero ellos se esforzaron para mostrar una versión mejorada de aquellos que se habían separado en 2001. Y vaya si lo consiguieron. Primero por estar apoyados por unos músicos excelentes, luego por grandes shows en directo y por lanzar un gran trabajo como “Chances” (2012). Por último, confirmaron esta madurez con un álbum más latino como “La humanidad o nosotros” (2016).

Pese al día lluvioso y frío, el público asistió de gran manera al Luna Park con un campo y un pullman casi llenos. Todo el malhumor que puede generar un clima adverso quedó atrás cuando la banda salió a escena. Las tres canciones que abren su flamante CD también fueron las encargadas de cambiar la semblanza de los presentes. Un funk en crecimiento como “Aleluya”, la repetitiva pero adictiva “Gallo negro” y un funk explosivo como “Hombre libre” les dio la bienvenida.

Los Kuryaki siempre logran su mejor versión durante los shows y lo demuestran cada vez que actúan. El sábado también fue así con una performance impecable desde el acorde inicial. Ya con canciones más antiguas como “Jaguar house” o el potpurrí de “Leche” (1999) con “Jugo”, “Latin Geisha” y “Guerrilla sexual” los músicos se lucieron aún más. Cabe destacar la genial base que acompaña a Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur, con un swing de nivel internacional. La guitarra de Matías Rada, hijo de Rubén, sobresale en ese combo.

“No puedo creer que estén todos acá”, comentó sincero Emma antes de emocionar con “Águila amarilla”, la canción que le dedicaron a Luis Alberto Spinetta y que ya es una fija de la lista. Otra de “Chances” que no falla es “Funky futurista”, con un groove impresionante.

Dante y Emma se tomaron su tiempo para jugar con su gente, quizás por lo que conlleva las nuevas canciones. Ya sin sus guitarras tomaron el escenario por completo y empezaron a moverse de la mano del clásico “Expedición al Klama Hama”. También cooperó que la banda intercalara los temas recientes con los viejos clásicos. De esta manera, la gente se mantuvo prendida en el concierto y al momento de “Chaco”, “Jennifer del Estero” y “Coolo” enloqueció al instante.

“La humanidad o nosotros” es un disco que generó distintas opiniones entre sus seguidores. La que más sobresalió fue la de aquellos que se ofuscaron por la abundancia de canciones lentas. Sin embargo, el sábado sonaron varias de ellas, y el público las recibió de buena manera, como en las hermosas “Estrella fugaz” y “Los ángeles”.

Para los bises sonaron las dos canciones que Dante y Emma firmaron en solitario. Primero Dante solo con su guitarra eléctrica interpretó la sentida “El árbol bajo el agua”. Luego Emma, acompañado por la banda, ejecutó “Diciembre”. El púbico ya sabía que el final era inminente, por eso con los mega himnos “Remisero” y “Abajarame” se entregó por completo.

Los IKV están en una nueva etapa de su carrera, en la que están buscando nuevos objetivos. Haber incluido canciones más latinas y no tan funkys como de costumbre es un poco la apertura que tratarán de encontrar. 

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *