SHOWS

El Bordo: Vinimos de a poquito, silbando una ilusión

Por  | 

El quinteto se presentó en el mítico Luna Park por primera vez en su historia el domingo pasado. Con una imponente puesta en escena, un gran sonido y una lista de 28 canciones, la banda hizo un recorrido por sus 17 años de carrera y hasta presentaron un tema nuevo, “El traidor”.

A las 21:40, con el estadio a oscuras y el público encendido cantando al ritmo de “Y dale El Bordo, oh oh”, aparecieron los integrantes de la banda en las pantallas de led, abrazados y en círculo, respetando el ritual previo a salir a escena y despertando la emoción de todos sus seguidores.

El arranque del show fue bien arriba con “Soñando despierto”, “En la vereda” y “Diente de león”; la gente acompañaba desde el campo con grandes globos negros, azules y rojos, colores de tapa de “Hermanos”, último disco de la banda. “Bienvenidos al primer Luna Park de El Bordo”, anunció Ale Kurz, cantante y guitarrista, quien interactuó con el público durante todo el show, y sus seguidores ovacionaron la bienvenida. Con mucha energía y fiel al estilo hard rock que los caracteriza como banda, la primera parte del show terminó con “Dejar caer el sol”.

Ale dedicó “Tesoro”, un rock más melódico, a los “Toros”, equipo argentino de fútbol para sordos, y con ello abrió paso a un bloque distinto, que dio cuenta de la versatilidad musical de El Bordo, incluyendo también, temas bien rockeros como“Así”, el valsecito “Con el cuerpo a la mitad” y un “Jazz barrial”. Pablo Spivak, bajista de la banda, se lució en la intro de “Paseo lunar”, gran tema con aires de rock progresivo e importante presencia de los vientos.

“Tenemos el grato honor de presentar al maestro de maestros, Ricardo Soulé”; de esta manera el cantante presentó al ex Vox Dei para que interpretara con su violín una increíble versión de “¿A dónde vas?”, seguido por un cover de la legendaria banda de Soulé, “Libros sapienciales”, en la cual dejó el violín para ser la voz cantante. Otro invitado fue el Tano Marciello de Almafuerte, que acompañó con su guitarra en “La patada”. Ale utilizó una frase de ese tema –“La revolución está en las mentes”– para decir que El Bordo siempre apoyará la educación pública. También dieron el presente en esta gran noche de la banda el Mono y Maikel de Kapanga, quienes dieron su cuota de diversión en “Silbando una ilusión”. El último invitado fue Ale Vázquez, productor del disco “Hermanos” quien, según Kurz, “creyó en nosotros más que nosotros mismos”, para el tema “Instinto”.

“Guerreros del viento” fue el primero de los bises y mientras sonaba el tema, el cantante hacía jueguitos con uno de los grandes globos negros del comienzo. El segundo fue “Los perdidos”, seguido por “Existir”. “Hicimos historia juntos. Muchas gracias a todos por venir”, dijo Ale Kurz antes de tirarse al público en “El Regreso”; un gran cierre, bien power.

El Bordo tuvo el primer Luna Park de su historia con un sonido muy prolijo y una ejecución precisa, con buenos músicos ya aceitados en el vivo y que en su conjunto forman un todo que realmente se luce al tocar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *