SHOWS

La Renga: Pesados vestigios en Pergamino

Por  | 

El trío hizo vibrar a la ciudad bonaerense de Pergamino el sábado pasado con un gran show de más de dos horas y media, que incluyó una lista de 24 temas, 4 bises y una energía monumental.

Eran las 21:45 cuando el frío parecía no tener remedio y la espera se hacía cada vez menos transitable, pero se apagaron las luces del Circuito El Panorámico y el rojo invadió el escenario, las pantallas y al público. Un volcán, desde las imágenes y el sonido, dio paso a los primeros acordes de la banda, que eligió arrancar el show con “Nómades”, segundo tema de su noveno disco “Pesados vestigios”. El calor ya se había instalado y con un “Buenas noches, Pergamino”, el cantante “Chizzo” Napoli dio la bienvenida a su público, que respondió enardecido, saltando y agitando banderas de todos los colores. El hit “Corazón fugitivo” fue el segundo tema del show, acompañado de grandes solos de guitarra de Chizzo y del reloj en las pantallas en alusión al arte de tapa del último disco. La banda salió a “arremeter contra el frío”, según el cantante, y lo logró. “El twist del pibe” terminó de calentar motores, en un arranque con mucho poder, a puro pogo y coros desde el campo.

A poco tiempo del comienzo, Chizzo paró el show y llamó a la Cruz Roja por un fan desmayado en medio del campo. “Ábranse un poquito, a ver si lo pueden sacar”, decía el cantante y guitarrista que, como si condujera una orquesta, dirigía toda la situación: “Bien ahí, con cuidado, despacio”, y aplaudió cuando finalmente lograron rescatar al desmayado.

Para bajar un poco el calor a pesar de la fría noche, el momento de los tempos más lentos se hizo presente con “Sabes qué” y “Cuando estés acá”, canción que tuvo como invitado a Tupac, hijo del bajista de la banda, Gabriel “Tete” Iglesias, que se lució con un solo de guitarra en este clásico renguero.

Jorge “Tanque” Iglesias tuvo su gran momento protagonizando el solo percusivo en “El hombre de la estrella”, y Nacho Smilari, amigo de la banda y legendario guitarrista, tocó como invitado en “Arte infernal”. “El final es en donde partí”, último tema de la lista, sonó increíble con una impecable participación de los vientos.

Luego de una gran pausa, donde la gente no dejaba de arengar, llegó la hora de los bises: “Motorock”, seguido de “Negra es mi alma, negro mi corazón”, con una gran intro de vientos digna de los años 50 y un excelente preludio de guitarra y coros del público para dar paso a “El viento que todo empuja”.

“Amigos y amigas, realmente fue un hermoso encuentro”, concluía Chizzo mientras reiteraba que la banda sigue a la espera de poder tocar en el Estadio Único de La Plata. “Los últimos serán los primeros”, bromeó en alusión a todos los artistas extranjeros que siguen pasando por ese estadio. El gran cierre fue con “Hablando de la libertad”, seguido por un constante sonido de acople que acompañaba la salida del público, mientras los músicos entregaban púas, listas y palillos a su gente.

Fue un tremendo show de La Renga, con un sonido poderoso y una enorme lista que garantizó la satisfacción de toda la multitud. Sin dudas, la mística sigue intacta.

5 Comments

  1. Agua Fresca

    27 mayo, 2016 en 14:28

    muy buena la nota ! aguante la renga y chile ! a ver cuando vienen para aca !

  2. Gaston

    25 mayo, 2016 en 20:27

    Cuantas personas eran? Todavía no escuché números oficiales…

  3. Agus

    24 mayo, 2016 en 14:17

    Excelente nota!!! Muy completa!!!

  4. Nico

    24 mayo, 2016 en 12:49

    Vamos La Renga!!!!
    Buena nota!

  5. eliana

    24 mayo, 2016 en 11:49

    Grosa!!! Me encantó la nota excelente la renga es una fiesta!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *