ENTREVISTAS

Roma: “Yo quiero hacer esto todos los días de mi vida”

Por  | 

Hablamos con Sergio Munich antes de la presentación de la banda en La Trastienda donde festejarán su cuarto aniversario.

Sergio Munich es joven, pero a esta altura es un veterano de la música. Primero como bajista de Infierno 18, ahora pone su voz al frente de Roma. En apenas cuatro años la banda ha tocado en lugares como Vorterix y Niceto y ha lanzado dos discos, con un tercero en camino. Cuando uno deja todo en lo que hace, se nota, y en esta entrevista el cantante nos deja en claro que Roma apuesta a todo o nada.

Hablando de esta fecha, festejando cuatro años. ¿No te parece como si fueran muchos más? Roma es una banda que fue a toda velocidad desde que nació.

Sí, obvio. Pero fueron muchos años de laburo previo también. Somos una banda de amigos que venimos proyectando cosas hace mucho tiempo. Ahora cumplimos cuatro años de que podemos hacer música juntos. Pasó rápido e hicimos de todo. Parece ayer que hicimos el primer Roxy.

Además, a pesar de ser una banda joven, ustedes tienen una forma de trabajar muy vieja escuela. De darle, darle y darle…

Sí, de tocar mucho. Roma es una banda que no para nunca de tocar, incluso cuando estamos grabando los discos. Lo máximo que paramos es ahora dos semanas para guardar los ánimos de la gente y que vengan de todos los barrios. Pero a nosotros nos cabe tocar y tocar. Creo que las bandas que de verdad sienten esto lo tienen que hacer. Me pasa que si no estoy tocando no sé qué hacer. Y por suerte veo que en todos los pibes de la banda pasa lo mismo. Y eso es importante; que todos tiren para el mismo lado, que todos tengan el mismo norte. Nosotros siempre hablamos de nuestros proyectos previos, que, si bien amábamos lo que hacíamos, no sentíamos que todos tirábamos para el mismo lado. Por ahí pasaba algo que no me gustaba y ni lo hablaba, pensaba que se iba a solucionar todo y no, no se construye así. En Roma priorizamos el factor humano, hablar todo y no callar nada. Y al ser amigos y ser familia tenemos esa facilidad de decirnos las cosas más de frente.

Y esa dirección que tiene Roma, tanto artística como humana, ¿es algo que vos ya tenías en mente o se fue dando?

No, se fue dando. Es loco porque siempre que hice música con Lean, que es con quien escribo las canciones, siempre nos pasa desde chicos que los dos escuchamos diferente música; a mí siempre me gustó el punk rock y él venía más del heavy metal, el hard rock y cuando empezamos nos salió algo más Nu Metal. Ahora, a medida que pasó el tiempo, fuimos dándole más bola a la canción. El primer disco es más al palo y en el segundo ya se empieza a perfilar más la canción. Y ahora el disco nuevo se perfila más para ese lado: rockero, pesado, pero canciones. Pero lo que más me gusta es que el disco tiene una personalidad. Eso es lo que más me gusta, porque antes escuchaba los otros discos de Roma, que siempre me gustaron, porque por lo menos nos animamos a hacer algo. Pero por ahí estábamos trabados con alguna idea, y lo mandábamos igual. Y ahora estoy orgulloso de que pudimos encontrarle la vuelta al formato canción y al mismo tiempo no perder la impronta y la rabia que es la esencia de Roma.

Además, esta vez tuvieron más tiempo para planificar todo. Los otros dos, no sé si salieron vomitados, pero son más urgentes…

Sí, el primero salió vomitado. Eran canciones que teníamos para ex grupos que le metimos mano y trabajamos un par de temas nuevos. En el otro empezamos a experimentar un poquito para ver qué era Roma. Y en este que se viene es una banda que ve lo que no le gustó del anterior y lo que sí le gustó. Pero es algo lógico en la maduración de cada banda. Hablando en serio, cuatro años es poco. Nosotros tenemos la suerte de tocar mucho, todos los fines de semana, y eso le dio una química a la banda y encontró un norte. Sino, la realidad (y yo lo veo en un montón) es que las bandas en este país empiezan a funcionar después de los 10 años. Yo creo que uno da los frutos de lo que empezó a cosechar antes, y creo que viene por ahí la cosa.

Sí, además como que Roma encontró un nicho de público que necesitaba eso. De afuera puede parecer como que los pibes ya no quieren escuchar música de guitarras fuertes, y eso es mentira. Ustedes, si quieren, forman parte de una escena con Carajo, Coralies, Melian, Deny, Shaila, donde todos los shows están llenos.

Sí, al principio de Roma como que la escena del post hardcore estaba muy a flor de piel. Si bien nosotros somos una banda de rock, teníamos esos tintes y estábamos más sensibilizados a ciertos sonidos e influencias. Ahora nos estamos animando a salir un poco de ahí. Al principio lo único que nos importaba era gustarle a esa gente, conseguir ese público. Por ahí no teníamos exactamente ese sonido, pero queríamos gustarle a esa gente. Ahora yo creo que la ambición del próximo disco es hacer canciones en las que se puede identificar cualquiera; no lo sectorizamos más. Nos hace más libres también, incluso en los shows. Antes eran una bola de energía y ahora tratamos de matizar todo un poco más. Para durar más años, para que aguante mejor la garganta, para dar mejores shows y porque creo que la maduración nos va llevando ahí.

Ahora que están metidos en el disco nuevo, en esta nueva forma de encarar las canciones, ¿te cuesta volver a los discos viejos para tocarlos en vivo?

Sí, hay varias canciones que ya no las querés tocar. Pero te digo que yo en lo que me fijo, y creo que la mayoría de las bandas, es que las canciones que el público las siente y las canta y ya se la apropió, no se las vas a sacar. Hay temas que gustan y todo, pero que si los sacamos, no van a venir a llorar. Entonces esos los sacamos, porque por ahí ya no los sentimos. Eso también me gusta de las bandas, cuando son fieles a ellos. Que la banda toque lo que siente ganas de tocar. No soy partidario de que las bandas no toquen sus temas emblemáticos, porque la gente va y paga una entrada y se quiere divertir.

Además, veo que a ustedes les gusta meterse en lo extra música; el merchandising, hacer notas, documentar a la banda en cámara, hacer videos.

Sí, nos gusta desarrollar la idea de lo que queremos mostrar. Porque ahí también está el contacto con tu público. Al principio por ahí queríamos cagarnos de risa, sobre todo con los videos. Ahora nos cambió la cabeza, queremos dejar un mensaje o hacer videos que vayan más con el contenido de las canciones.

Además, vos estás en el rock desde muy chico, por ahí no se te puede imaginar en otra cosa. ¿Te agarran dudas por momentos? De pensar que puede pasar en diez años por ahí. ¿Te ves haciendo otra cosa?

Sabés que siempre la pensamos con Lean que nosotros no tenemos plan B. Yo no quiero hacer otra cosa porque no sirvo para hacer otra cosa. En la música igual tengo que trabajar mucho; yo no soy un virtuoso o un chabón que tenga una facilidad para hacer lo que hago. Yo me rompo el culo para hacer esto de la mejor manera. Pero también soy mañoso; no me gusta ir a clase de canto. Pero con el tiempo le vas dando más importancia a las cosas. Yo empecé siendo bajista y le daba cero pelota a la voz. Tuve facilidad para el contacto con el público porque es lo que siempre amé. Ahora me dan ganas de meterme más a fondo, de ser más profesional. Antes no, salía todo desde adentro. Además, no me puedo quejar, tengo una banda zarpada, tocan genial. Yo siento la necesidad de estar a su altura también.

¿Y ahora para La Trastienda tienen pensado algo especial?

Sí, vamos a aprovechar para despedir “Hijos de padres separados”, cerrar una etapa. Si bien no vamos a dejar de tocar los temas, cuando pasás a un nuevo disco cambiás la lista de temas, entonces a algunas canciones sí, le vamos a decir adiós. Vamos a adelantar temas nuevos. Vamos a tocar los temas más locos, los más degenerados. En este disco nuevo nos metimos mucho a explorar y el show va a tener mucho de eso.

Más o menos me lo dijiste en esta nota, pero quiero que me digas concretamente: ¿qué es Roma para vos?

Roma es mi vida, mi amor, mi hobby, mi laburo, mi esperanza. Mi prioridad es la banda, está en primer lugar. Llego a ese punto. Yo lo siento tanto que quiero hacer esto todos los días de mi vida.

* Roma se presenta el viernes 6 de mayo en La Trastienda, Balcarce 460, C.A.B.A

azafatodegira.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *