PELÍCULAS

Goodnight mommy: madre hay una sola

Por  | 

Este jueves llega a la cartelera de El Acople este thriller psicólogico que, con aire de cuento, aterriza desde Austria para demostrarnos que el psicoanálisis tiene razón.

Son muchas las historias que, en el cine, eligen contar las relaciones entre madre e hijo. Existen las de madres abnegadas y vanguardistas, como la incansable y desafiante Manuela de Almodóvar en “Todo Sobre mi Madre”. Existen las de aquellas que resignan todo por el amor de sus hijos -y otro tanto- en sintonía con el mandato patriarcal. Existe Antonietta en “Una giornata particolare”, y Filomena Marturana en “Matrimonio a la italiana”  (ambas interpretadas por Sofía Loren), que literalmente vende su cuerpo para darle de comer a sus hijos. Y también existe la historia de “Goodnight Mommy”.

El filme cuenta, en principio, con los elementos necesarios para conformar un cuadro minimalista: son solo tres los personajes de este cuento infantil. Lo que parece una fantasía del par de gemelos que reciben a su madre -que regresa a casa después de una operación de cirugía plástica- empezará a cobrar vida, conjuntamente con la idea que ha germinado en sus mentes y en sus días: quien descansa detrás de las vendas no es su verdadera madre.

¿Es ese ser gruñón, obsesivo, malhumorado e histérico, aquel que les dio la vida? En la búsqueda del instinto maternal que ha perdido, aparentemente, en la renovación de su apariencia, serán sus hijos quienes rastreen hasta la última fibra: ¿dónde queda la madre y dónde la mujer extraña que apareció en la casa?

En plan de thriller psicológico, y con alguna reminiscencia leve a Shyamalan (“Sexto Sentido) el filme es apuntalado por la impecable fotografía, que seduce desde el minuto uno.  La perfección cronometra cada milímetro de la cinta, que en ninguno de los 99 minutos de duración decepciona. Quienes acostumbren a deslizarse en la butaca con  los tiempos hollywoodenses, encontrarán en la película todos los elementos necesarios para sortear los prejuicios:  las actuaciones, sobre todo la de los gemelos, sostienen la oscura historia de este par de hermanos que un día deciden que su madre ha sido cambiada por otra, y que deberán hacer lo que sea por comprobarlo.

Inocencia, sadismo, crueldad, angustia y suspenso, suspeditados a las batutas de Severin Fiala y Veronika Franz: hasta ahora dos ignotos cineastas austriacos que aterrizan en nuestras tierras para consagrarse en las marquesinas de lo mejor del género.

FICHA TÉCNICA:

“Goodnight Mommy” (Austria, 2014).

Dirección: Severin Fiala, Veronika Franz.

Guión: Severin Fiala, Veronika Franz.

Reparto: Susanne Wuest, Elias Schwarz, Hans Escher, Lukas Schwarz, Christian Steindl, Erwin Schmalzbauer.

Duración: 99 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *