SHOWS

Carajo: Como el primer día

Por  | 

El sábado, el power trío festejó sus primeros 15 años de vida en un abarrotado Teatro Flores.

Hay varias formas de festejar. Una opción, siempre, es tirar la casa por la ventana; contratar un gran salón e invitar a la mayor cantidad de gente para no pasar desapercibido. Otra alternativa puede ser una celebración íntima, en algún lugar que se sienta como casa, tal vez un bar, con la gente que realmente querés que esté. Podemos decir que Carajo eligió festejar sus 15 años de esta última manera. Obviamente, para una banda que puede llenar un Luna Park, una sola fecha en Flores quedó algo chico, por lo que el 7 de mayo agregaron otra. ¿Qué mejor excusa para festejar varias veces?

El comienzo tempranero a las 20:45 sorprende a la mayoría de los presentes, que solo pueden anticipar que este será un show largo. “Pura vida” da la patada inicial y esta vez son pocos los que se quedan en la periferia de la fosa escuchando el show; hoy todos quieren estar ahí saltando y cantando. Hoy es el día en que fans viejos y nuevos se reúnen. Hoy los que descubrieron al grupo con el primer disco, vienen con sus hijos. Esos niños que tal vez son el fruto de una pareja que se conoció en algún show del trío. Hoy celebran la vida de Carajo junto a las suyas.

Con un muy buen juego de luces, la actitud de la banda se basa más en hechos que en palabras. “El error” y “La parca” al comienzo hacen saber que este no será un show tranquilo. Carajo es un grupo que suena compacto y pesado pero, sin dudas, su acierto es nunca olvidarse del poder que tiene la canción. Tal vez por eso sea una de las pocas bandas de metal, junto con Almafuerte, donde su público canta absolutamente todos los temas de la lista, incluso aquellos difíciles de seguir como “Chico granada”, donde coquetean con el hip hop. Pero el fuerte es ese rock duro que llevan en su ADN y sacan a relucir en “Ironía”, uno de los momentos más fuertes de la noche.

En algunos puntos la banda eligió el camino más duro. Bajo la bandera del metal, podrían haber optado por letras oscuras y pesimistas. Después de todo, el género es famoso por ello. Sin embargo optaron, con el correr de los años, por darle un mensaje positivo y esperanzador a su público en canciones como “Punk sin cresta” o “Entre la fe y la razón”. Tal vez el primer disco estaba más marcado por exorcizar demonios y hacer catarsis en canciones como “Sacate la mierda”, pero una vez que se sacaron eso de adentro, pudieron explorar otros rincones de la condición humana. Y seguramente sea por eso que el público de Carajo se renueva constantemente.

Otra clave del éxito es, sin dudas, la química entre sus integrantes. No podemos decir que Corvata, Tery y Andrés intercambien miradas, jueguen entre ellos o tengan gestos cómplices; de hecho, en el escenario cada uno está bastante alejado del otro. Pero acá estamos hablando de ese lenguaje ni verbal ni físico que es hacer música y dar un gran show con las mismas personas por 15 años y lograrlo con creces.

Kanario de Plan 4 los acompaña para “Joder” en otro punto alto de un concierto que, definitivamente, se convierte en una celebración. “Triste”, “Atrapasueños”, “El vago”, “Alma y fuego” forman parte de la banda sonora de la mayoría de los presentes, desde hace 15 años o recientemente; hoy Carajo festejó 15 años como banda, pero también de tenerlas todas en contra, ponerle el pecho a cada situación y ser un ejemplo para muchos.

 

azafatodegira.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *