PELÍCULAS

Recuerdos secretos: todo está guardado en la memoria

Por  | 

Esta semana en la cartelera de El Acople llega un thriller con algo de suspenso apasionante, donde el héroe es el anti héroe más vencible de la historia: un viejo, cansado, desmemoriado y enfermo Christopher Plummer que hará del filme una rendidora elección.

Atom Egoyan estrena esta semana en la cartelera porteña “Recuerdos secretos”, dándose el lujo de contar entre el reparto con tres gigantes del cine: Christopher Plummer, Martin Landau y Bruno Ganz. El filme dista bastante de lo complejo de los argumentos de “Exótica”, “El dulce porvenir”, “Ararat” y “Where the Truth Lies”: dramas de una profundidad modernosa con relaciones mediadas por la tecnología, intercambios de personalidad, descripciones históricas anacrónicas y paseos por el deseo y la memoria sin tiempo. Tal vez es eso lo más llamativo de esta película: lo difícil que es rastrear al director en ella.

“Recuerdos secretos” cuenta la historia de Zev (Christopher Plummer), un abuelo judío de 90 años sobreviviente del Holocausto en AuschwitzZev sufre ahora el reciente fallecimiento de su mujer; pérdida que no deja de padecer a cada instante cuando se acuerda porque, para colmo, padece Alzheimer. Internado en un geriátrico, y transcurridos unos días después del entierro de Ruth, será Max  (Martin Landau), también sobreviviente del horror, quien le recuerde su promesa: debe matar a Rudy Karlander, el criminal de guerra nazi que fue el responsable por la muerte de sus familias.

Viejo, cansado, desmemoriado y enfermo: “Recuerdos secretos” es el relato de un thriller con algo del mejor suspenso (Egoyan introduce sutiles detalles hitchcockianos en el filme), donde el héroe es el anti héroe más vencible de la historia. Munido de una carta escrita por Max, cada momento lo encontrará despertándose en paisajes extraños a lo largo y a lo ancho del país, huyendo de la policía que lo busca advertida por su familia, e intentando reconstruir en partes los pedazos de una historia horrorosa que a cada rato se le desdibuja de la mente.

Es la carta lo que en cada despertar le devuelva la identidad y completa los puntos suspensivos de ese ser que cada vez que amanece se pregunta dónde está Ruth, en dónde se encuentra, cuál es su objetivo, por qué tiene un arma que no sabe usar, a quién busca y para qué.  Movilizado por la venganza y por el intento de reinvindicar la memoria que a cada rato es vencida por el olvido, deberá visitar a cada uno de los cuatro Rudy Karlander -nombre que adoptaron muchos nazis para exiliarse y esconderse después de la segunda guerra mundial- que hay en América del Norte.  El grupo, bastante diverso, incluirá a  Bruno Ganz, (“La caída”, “El cielo sobre Berlín”, “El lector”) con una impecable interpretación.

Christopher Plummer, a sus 85 años, demostrará nuevamente por qué es uno de los mejores actores que dio la historia del cine.  Su personaje estructurará el guión de Benjamin August y hará que Zev lleve en sus hombros el peso de esta historia densa, donde los fragmentos de realidad se confunden con las lagunas mentales de un hombre que apostará todo a la justicia en una lucha visceral contra el olvido, pero también contra la memoria. Recuerdos secretos” resulta entonces una rendidora elección a la hora de elegir en la cartelera esta historia con final decepcionante que no decepciona.

FICHA TÉCNICA:

“Recuerdos secretos” (Remember, 2015, Canadá).

Director: Atom Egoyan.

Guión: Benjamin August.

Reparto: Christopher Plummer, Dean Norris, Martin Landau, Henry Czerny, Jürgen Prochnow, Bruno Ganz, Peter DaCunha, James Cade, T.J. McGibbon, Kim Roberts

Duración: 95 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *