ACTUALIDAD

Argentina arranca 2016 con dos nuevos estadios cubiertos

Por  | 

En pocos meses inaugurarán dos nuevos espacios que servirán para refrescar las posibilidades de nuestro país en cuanto a shows internacionales.

A partir del próximo año, Buenos Aires contará con dos nuevos estadios cerrados que se prestarán a la realización de espectáculos deportivos, musicales y de toda índole. Es, de alguna manera, el saldo de una postergada deuda que tiene nuestro país con la construcción de espacios cubiertos, cuya falta histórica trabó, en reiteradas oportunidades, negociaciones para la venida de shows internacionales de renombre.

El primero de ellos abrirá sus puertas a fines del próximo octubre bajo el nombre de DirecTV Arena. Emplazado en un predio de 10 hectáreas en la localidad bonaerense de Tortuguitas, a 30km de la Capital Federal, tendrá la capacidad de albergar hasta 15.000 personas, casi duplicando los límites del tradicional Luna Park, lo que lo convertirá en el estadio cubierto más grande de Latinoamérica. Allí funciona actualmente el ALG Sports & Convention Center, un centro que combina deportes, entretenimiento y gastronomía, y cuyos dueños están a cargo actualmente de la construcción del nuevo edificio.

Estará ubicado más precisamente en la Avenida de los Olivos, a la altura del kilómetro 35,5 de la autopista Panamericana, ramal Pilar, y se espera que para el día de su inauguración haga presencia un artista internacional “de primer nivel”, que se estaría presentando en nuestro país “luego de mucho tiempo”. De esa manera, este nuevo estadio competirá directamente con los principales locales para el desarrollo de espectáculos en nuestro país, como son los de River Plate o Vélez, además del Luna Park o el Estadio Único de La Plata. Pero no será el único.

El microestadio cerrado que está construyendo el club Atlanta en el barrio porteño de Villa Crespo cortaría sus cintas en el primer semestre de 2016, según informó el periodista brasilero José Flesch. Si bien en un principio estaba prevista su apertura también para este año, la construcción se vio interrumpida el pasado mayo cuando se derrumbó la estructura de la cubierta del estadio, en un incidente que afortunadamente no dejó heridos.

Con capacidad para unos 12.000 espectadores, desde la dirección del club “bohemio” aseguran que esta imponente obra, que se levanta en las inmediaciones de su cancha de fútbol, “no tiene precedentes en la ciudad de Buenos Aires” y una vez inaugurado el estadio será, de hecho, el más grande de su tipo en la capital argentina. La empresa Lugones Center (liderada por Miguel Mancini, ex presidente de Obras Sanitarias) está a cargo de su construcción y aseguró la realización de “un mínimo de 100 espectáculos por año”, tanto corporativos como shows internacionales, boxeo y Cage League, entre otros.

En cuanto a los aspectos más técnicos, contará con una platea alta que se encontrará a 23 metros del suelo y representará el anillo superior de la estructura. En el intermedio, sobre la platea baja, se encontrarán los 44 palcos VIP, cada uno con 10 butacas premium y numerosas comodidades (catering, estacionamiento, ascensor exclusivo) ante una vista privilegiada, y que podrán rentarse con un valor anual. En cuanto al escenario, se ubicará en una boca de 31 metros por 16 de profundidad y 25 de alto, con una estructura tubular adaptable.

La llegada de un estadio (en este caso, dos) de estas características es la respuesta a una marcada faltante que la Argentina tuvo durante muchos años. Esta carencia se sintió sobre todo en lo referente a las negociaciones para traer espectáculos internacionales, ya que muchos artistas planean sus presentaciones exclusivamente para este tipo de espacios, y no siempre están dispuestos a adaptarse a una situación distinta. Fue así como Argentina se perdió la última gira del guitarrista David Gilmour, hace unos años. Curiosamente, otro ejemplo reciente se relaciona a otro ex Pink Floyd: para sus presentaciones en River durante 2012, el bajista Roger Waters debió revisar los planos y agregar varios metros más a la estructura de su famoso “muro”, adaptándolo a la ocasión.

En los últimos años, los espacios cerrados más utilizados en este rubro fueron el Luna Park y el Estadio Malvinas Argentinas, pero ninguno logra superar un máximo de, en promedio, 7.500 personas (ya que siempre la capacidad está atada a las características de cada evento). Por otro lado están los estadios más grandes, abiertos (River, Vélez, Boca, y el Único de la Plata), pero un evento en cualquiera de ellos sería un fracaso si no contase con, al menos, 20.000 personas en el público.

De esta manera, la llegada de estos dos nuevos lugares no solo repartirá la oferta de espectáculos, sino que permitirá la llegada de otros que supieron esquivar a nuestro país durante mucho tiempo.

3 Comments

  1. Lisandro Ruiz Díaz

    14 septiembre, 2015 en 11:52

    Actualizo: el “artista de primer nivel que se estaría presentando en nuestro país luego de mucho tiempo” es STING. Toca en el DirectTV Arena a fines de Octubre.

  2. Nah

    10 septiembre, 2015 en 02:50

    No hay que olvidarse que estan techando el Estadio Mary Terán de Weiss (tb conocido como Parque Roca) donde se ha jugado la copa Davis e incluso se han hecho recitales organizados por el GCBA.
    Está en Soldati y la capacidad es de + 15mil personas.
    Desconozco cuando se reinaugurará

  3. Hernán

    2 septiembre, 2015 en 13:10

    Cuando trajeron a Dylan a Vélez en 2008 lo pensé… era un reci para un lugar cerrado, pero no había uno para esa cantidad de gente. Y luego vino e hizo 4 fechas en el Gran Rex. definitivamente necesitabamos un lugar como estos para esa brecha que queda en el medio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *