OPINIÓN

La moda de la remera de Ramones

Por  | 

Según una encuesta, la gran mayoría de los que usan remeras del ícono punk conocen poco y nada de su música. En esta columna, se abre el debate: ¿hay que condenar o aceptar la moda? 

Suele ocurrir que, durante o después de un show, un fanático se queje de aquellos otros que fueron al concierto y no conocían tal o cual canción, acusándolos de caretas. Principalmente, los señalados son quienes cantan los hits pero no hacen lo mismo cuando surgen temas de los primeros tiempos, que no tuvieron repercusión, que hasta la misma banda había olvidado hasta entonces. Si por el fanático fuese, estas personas no deberían estar en el recital; no lo merecen, no están preparados y tal vez nunca lo estén.

Al menos, el fanático debería tener cierta contemplación: esa gente pagó la entrada, fue al show, conoce canciones del conjunto. ¿Qué pensaría, entonces, de las personas que no pueden ni mencionar tres temas de su banda preferida pero aun así se ponen una remera con el logo de la misma?

Justamente, una encuesta confirmó lo que todos sabíamos: la gran mayoría de las personas que compra remeras de Ramones, en la actualidad, conoce poco y nada de la música de la banda. “Nuestro estudio ha descubierto que, en lugar de ser una expresión de fanatismo hacia los Ramones, la remera es percibida como un uniforme de anticonformismo”, puntualizaron desde Fruit of the Loom.

Quien escribe estas líneas, tiempo atrás era fanático, muy fanático, de varias bandas; y en los recitales se fastidiaba con los que se emocionaban solo con los hits, ni hablar de aquellos que se ponían una remera rockera y no podían citar ni siquiera los títulos, en orden cronológico, de todos los discos de esa banda.

En fin, este redactor continúa siendo fanático, muy fanático, de varias bandas pero ya no le molesta si el resto del público canta o no canta los inéditos o si una persona se pone la remera de los Ramones por postura, porque les gusta cómo les queda, porque les parece cool, porque se puso de moda o porque simplemente se le da la gana.

En todo caso, nadie tiene el poder de decidir quién puede ir o no a tal o cual show, o ponerse tal o cual remera. Y, a fin de cuentas, mejor que haya más remeras de los Ramones y menos de Romeo Santos; tal vez, ver tantas veces el logo de Ramones provoque curiosidad y termine naciendo un nuevo punk. No nos olvidemos de que la música es del aire, y este no siempre entra por los oídos.

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *