OPINIÓN

Generación @

Por  | 

Marky Ramone publicó un video con un invento para terminar con los celulares en los conciertos. A propósito del mismo, esta columna se mete en el debate: ¿vivir el momento o registrarlo para revivirlo? 

Hay gente a la que le molesta que, en los conciertos, haya personas filmando o sacando fotos todo el tiempo con sus celulares. A veces, se filma o se fotografía lo que sucede en el escenario; a veces, a uno mismo con sus amigos. En algunos casos la molestia que genera obedece a que, al alzar el aparato, extendiendo los brazos, se obstruye la visión del que está detrás.

A mí me molesta, y mucho, las personas que filman y fotografían todo el tiempo el show. Pero no porque me tapen la vista; por lo general, estoy atrás en los conciertos y además tengo una altura de la que no puedo quejarme. Esa actitud me molesta porque no puedo compartirla y, para respetarla, tengo que esforzarme demasiado.

Porque no podría, en ese mismo instante en el que Indio Solari está cantando “Juguetes perdidos”, en ese mismo instante en el que Ricardo Mollo está haciendo el solo de “Voodoo Child”, en ese mismo instante en el que Ricardo Iorio anuncia “Tu eres su seguridad”; porque no podría, en ese mismo instante en el que Paul McCartney comienza a tocar el piano de “Hey Jude”, en ese mismo instante en el que Ozzy Osbourne grita el inicio de “Crazy Train”, en ese mismo instante en el que Angus Young arranca “Thunderstruck”; no podría, en ese mismo instante, no hacer lo que estuve esperando hacer cuando llegara ese momento: vivirlo, con todos los sentidos.

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *