SHOWS

Cosquín Rock, día II: vuelta al ruedo

Por  | 

La reprogramación del festival hizo que la convocatoria estallara: con Molotov a las 18, el predio estuvo convulsionado desde temprano y para el cierre, con Ciro y Los Persas en el escenario principal y Almafuerte en el secundario, el número de personas superaba ampliamente al de la fecha inaugural.

Con la suspensión por el temporal del día anterior, el primer deseo de todo el público del Cosquín Rock era que cuando se levantaran el lunes ya no hubiese rastros de lluvia. Así, el amanecer a pleno sol fue la primera gran noticia del día. El rock volvió a ocupar el aire del Valle de Punilla con todo su folklore, y el lunes fue una fecha explosiva: debido a la reprogramación que sufrió la grilla, Molotov pasó a estar este día en un horario inusual para ellos, las seis de la tarde. Así, muchísimos optaron por ingresar temprano al festival, que tendría acción desde temprano.

Para permitir el ingreso de los mexicanos en la grilla del lunes, El Bordo tuvo que adelantar su presentación. Los hermanos Kurz y compañía salieron al escenario principal a las 17 y tocaron “Así”, “Instinto”, “Cansado de ser” y “El regreso”. El show duró poco más de media hora y provocó algunas quejas y silbidos de sus fans, pero más tarde, en conferencia de prensa, los integrantes de la banda manifestaron que comprendían la situación generada por el adelantamiento de Molotov, aunque lamentaron no poder realizar algunos temas más de su último disco, “Hermanos”, que debieron quedar afuera.

A las 18, entonces, Molotov salió a escena y por la cantidad de gente no distaba de la convocatoria de un horario central. Los mexicanos saludaron con un “Felicidades, Cosquín quinceañero” y le recordaron al público que estaban grabando un disco en vivo. Empezaron con “Oleré y oleré el Uhu”, “Amateur” y “Santo niño del touch down”. El público acompañaba con saltos y cantos, que aumentaron cuando sonaron temas como “Chinga tu madre”, “Gimme the power”, “Puto”, “Hit me” o “Frijolero”, este último  en compañía de Francisco Chévez, una cordobés que había perdido sus extremidades que los acompañó con su armónica. El tema que eligieron para cerrar fue “Rastamandita”, para el que subieron unas veinte chicas a bailar al escenario.

La posta del escenario principal la tomó Salta la Banca y Santiago Aysine saludó diciendo: “Buenas noches a todos, qué difícil tocar después de Molotov, la concha de su madre”, a modo de reconocimiento de la importancia de los de México. Entre los temas que tocaron estuvieron “Nosotros” , que se lo dedicaron a Ismael Sosa, el joven que apareció muerto luego de asistir al último show de La Renga. También recordaron a Luciano Arruga y le dedicaron “Ellos” a su familia, además de remarcar que “a Luciano lo mató la policía”. La lista también incluyo “Laburo”, “Seremos” y “El relato”, entre otros.

Luego llegó el turno de Las Pelotas, cuando ya se había puesto el sol. Comenzaron a tocar sin pausa temas como “Personalmente”, “Desaparecido”, “¿Qué podés dar?”, “Ya no estás”. Germán Daffunchio habló para hacer una dedicatoria especial: “Este tema es para recordar al querido, al inolvidable Ale. Esto es para él”, dijo en referencia a Alejandro “Bocha” Sokol, el icónico vocalista de la banda, y sonó “Hola qué tal”. Luego se destacaron “Será”, “Transparente”, “Esperando el milagro” y el cierre con “Shine”, estas dos últimas con Raly Barrionuevo como invitado.

A las diez y media y bajo un cielo estrellado, salió al escenario Las Pastillas del Abuelo, una de las bandas con más fuerte presencia en las remeras del público de esta fecha. Antes de que aparecieran en escena, se proyectó en las pantallas un video informativo acerca de los riesgos del método no convencional para extraer petróleo, fracking, y la banda aparecía al final para manifestar su oposición a este método en nuestro país. Desplegaron una lista extensa que hizo cantar y saltar a su público, con canciones como “¿Qué pretendo no saber?”, “Viejo Karma”, “¿Me juego el corazón?”, “Locura y realidad”, “Los oportunistas” y “¿Qué es Dios?”. Cerraron con “Otra vuelta de tuerca” y, gracias a que los horarios se cumplieron sin retrasos, pudieron darse el gusto de regalarle a su público un bis, que fue “Escaleras”.

Las Pastillas dejaron el escenario y comenzaron los preparativos para el gran cierre de Ciro y Los Persas. El exlíder de Los Piojos comenzó su show con “Ciudad animal”, “Barón Rojo”, “Arco” y “Vas a bailar”. Luego saludó al público y propuso una votación: “En la lista viene ´La luna y la cabra´, si no, que no está en la lista, ´Canción de cuna´. ¿Cómo seguimos?”. El clamor del público se volcó por “Canción de cuna” y así sonó el segundo tema piojoso de la noche. “Gracias, Córdoba. Para Córdoba en estos momentos difíciles”, expresó Ciro al finalizar el tema, debido a las inundaciones que provocó el temporal del domingo, con un lamentable saldo de siete muertos y una persona desaparecida.

Continuó la lista con “Banda de garaje”, “Tan Solo”, “Zapatos de gamuza azul”, “Mirenla”, “Caminando”, “Genius” y, anunciado como último tema, “Servidor”. Obviamente, como suele hacer Ciro, el final del show aún estaba lejos a pesar del anuncio y siguió con “Me gusta”, “Taxi boy”, “Pistolas”, “Astros” y “El Farolito”, en donde subió Miguel Ángel Rodriguez para acompañar a la banda. Intercalaron el clásico de Los Piojos con “La rubia tarada”, de Sumo, para hacer una versión extensa. Luego, se despacharon con “Como Alí” y “Cruel”. Ciro seguía amagando con que el siguiente tema sería el último, hasta que comenzó su clásico ritual de mencionar cada una de las banderas presentes. Eran ya las tres de la madrugada y el frontman seguía activo a pesar de que varios de los presentes ya se retiraban. Pero los que se quedaron tuvieron premio: “Azul”.

Claro que, aunque el gran cierre fue el de Ciro, no acaparó toda la atención desde el comienzo. Porque en el segundo escenario, de temática Heavy, el final estaba a cargo de Almafuerte. No fueron pocos los que quisieron ver qué tenía para dar Ricardo Iorio. El cantante se mostró entero en su presentación, aunque con algunos problemas en la voz en algunos pasajes. En el comienzo interpretó “Debes saberlo”, “Ser humano junto a los míos” y, después de anunciar que “Mas si estaremos en desacuerdo, para mi ahí viene la mejor, macho”, tocó “Si me ves volver”. Siguió con “Toro y Pampa” y al finalizar agradeció y se solidarizó con las víctimas del temporal sin renunciar a su estilo: “Gracias, Palazzo, por traernos otra vez. Una lástima lo que pasó, pero el agua es el agua. Lo feo es cuando mueren criaturas, porque cuando uno es viejo, ya está. Yo estoy más viejo de lo que parezco”. Y, con el pie que le dejó esta frase, siguió con “Tú eres su seguridad” y “Almafuerte”.

Antes, en el mismo escenario estuvo De la Tierra y, previamente, el rock pesado de Carajo hizo mover las cabezas del público. El sonido fue prolijo y también abundaba el público en los alrededores de este escenario.

Además del rock, hubo tiempo para el humor con Roberto Petinatto, que se presentó en la carpa alternativa como “El que tocaba el saxo al lado de Luca Prodan, perdón por haber estado ahí y perderme Tan Biónica”, y presentó un número en el que ironiza sobre el rock, las cirugías estéticas y la música en general. También volvió a estar presente Fuerza Bruta que, a pesar de las buenas propuestas de los escenarios, realizaron sus cuatro presentaciones del día a capacidad llena.

Así, esta fecha, que estuvo teñida por los incidentes del día anterior, terminó siendo una gran fiesta. Quizás, quienes no estuvieron del todo conformes fueron los seguidores de Salta la Banca y El Bordo, que tuvieron que acortar sus presentaciones por la reprogramación de Molotov para este día. Queda la incógnita de cómo se desarrollará la última fecha, después de las modificaciones que se produjeron.

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *