SHOWS

Rock BA: Al mando del reggae

Por  | 

El viernes, Dread Mar-I, Los Cafres y Los Pericos coparon Ciudad del Rock con más de 70 mil personas en lo que fue el segundo día del Rock BA.  Gillespi estuvo a cargo de la apertura.

En coincidencia con el que hubiera sido el cumpleaños número 70 de Bob Marley, el día 2 del festival se dedicó casi en exclusividad al reggae. También estuvieron Gillespi, El General Paz y La Triple Frontera y Bajocero, que mostraron algo más jazzero y rioplatense.

Tanto Los Pericos, Los Cafres y Dread Mar-I son grupos que marcaron una época, aunque en diferentes décadas. Los liderados por Juanchi Baleirón (guitarra y voz) tuvieron su pico de popularidad en la década del ’90. Si bien Los Cafres nacieron casi en el mismo momento que Los Pericos, recién explotaron popularmente en los 2000, sobre todo gracias a su disco “¿Quién da más?” (2004). Mariano Castro, con su seudónimo Dread Mar-I, es el artista reggae del momento, sin lugar a dudas. Con la explosión de “Tú sin mi” y con un estilo más romántico consiguió la masividad en 2010.

Justamente estas actualidades quedaron evidenciadas durante cada una de sus participaciones. Cuando subieron Los Pericos el público -en su mayoría de Dread Mar-I- estuvo un tanto distante para con ellos. Por ejemplo, himnos como “Boulevard”, “Jamaica reggae”, “Runaway”, “Nada que perder” y “Home sweet home” no despiertan la misma algarabía en el seguidor del reggae actual cuando en otros momentos generaban furor. Es más, cuando Juanchi anunció una nueva canción, los presentes fueron súper indiferentes ante la presentación. Ellos, por su lado, estuvieron ajenos y ofrecieron un show entretenido con esa esencia más rockera que vienen manteniendo desde hace ya 10 años, tras la salida del Bahiano.

Con Los Cafres, el predio comenzó a tomar mayor color, y por lo tanto, se notó un mayor entusiasmo. Si bien hubo puntos altos en “Momentos”, “El ángel”, “Kaos”, “Sin semilla” y “Si el amor se cae” , los espectadores nunca se entregaron al 100%. Hubo homenaje para Marley con “Waiting in vain”.

Previo a que Mariano suba a escena, le hicieron una nota en pantalla grande en donde recalcaba que su último disco, “En el sendero”, era el mejor trabajo de su carrera, entre demás cuestiones. A sus fans poco les importaba sus palabras, sólo querían verlo actuar, así que cuando arrancó con “Laberintos” mostraron toda su pasión y amor. Desde allí, pasaron una veintena de canciones, que iban intercalándose entre melodías más roots como “No corras” y acarameladas como “Mi amor”.

Por más que los nuevos artistas del reggae no logran trascender, el género aún mantiene su popularidad con sus estandartes, aunque en menor medida con respecto a cinco años atrás. 

 

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *