SHOWS

La Mississippi: Blues local

Por  | 

La banda liderada por Ricardo Tapia se presentó el viernes por la noche en el teatro Vorterix bajo el ciclo Verano negro.

Al entrar el Teatro Vorterix el ambiente engaña, no parece un recital: no hay banderas, no hay remeras negras, no hay insignias; hay gente de todas las edades, familias enteras, dispuestas a disfrutar la música de una banda en un lugar que les permite eso. Nada de aguante. Es el público de, tal vez, la única banda que les da el blues que a ellos les gusta.

Con la premisa de que la gente elija el repertorio, al grupo no le cuesta explotar el lugar. Es que veinticinco años de canciones a la carta es demasiado tentador para una banda que se pasa de generación en generación. Y aún sin disco nuevo que presentar, canciones de los últimos años como “Búfalo” y “Ermitaño” tienen suficiente solidez para hacerle frente a clásicos como “El municipal” o “El fierro”, y si bien eternamente el sonido está basado en el blues, no pueden evitar sacar ese costado rockero que hace que La Mississippi sea más dinámica que muchos de sus compañeros de ruta.

Tantos años en la carretera y de oficio se evidencian en una agrupación que no ha cambiado sustancialmente de formación. A la solidez del trío que conforman Claudio Cannavo en bajo, Juan Carlos Tordó en batería y Gustavo Ginoi en guitarra se le suma el gran desempeño del tecladista Gastón Picazo y, por supuesto, la enorme presencia de Ricardo Tapia, casi una anomalía para el género.

Frente a un repertorio sin fisuras la banda podría estancarse ahí. Son muchos los clásicos: “Mala transa”, “Veinte chicas veinte”, “San Cayetano”, “Café Madrid”. Sin embargo, parte de lo más atractivo es cuando el grupo se aparta de lo seguro, como lo es interpretar canciones que no suelen aparecer en los shows como “Incidentes en la ruta”. También lo es la sección de covers que aparecen de la mano de respetuosas versiones de Pescado Rabioso como “Cementerio Club” o “Post Crucifixión”, y otras que se arriesgan un poco más como “Masacre en el puticlub” reemplazando el saxo por la flauta traversa. ¿El veredicto? Más que aprobado.

“Café Madrid”, “Un trago para ver mejor” y “Un poco más” coronan el show veraniego y especial de una banda que ya cumplió sus bodas de plata y siempre siguió sus propias convicciones. Sin ser masivos, La Mississippi tiene peso propio y el viernes demostraron por qué.

 

azafatodegira.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *