LIBROS

Literatura rockera de verano: Crocknicas de un Tacvbo

Por  | 

Seguimos con la sección literaria estival y esta vez te recomendamos el libro de Joselo Rangel, guitarrista de los mexicanos Café Tacvba.

“Siento la birome sobre mí / del periodista que se muere por tocar” es la eterna y acertada frase que Divididos perpetuó en la canción “Paraguay”: o se es una cosa o se es otra. Pero esta vez nos adentramos en la excepción que confirma la regla. “Crocknicas de un tacvbo” puede ser un libro sobre periodismo como también lo es sobre viajes, cine o gastronomía de parte del guitarrista de la legendaria banda mexicana.

Habiendo colaborado anteriormente con varias revistas del palo, Jose Rangel Arroyo -según figura en su documento- tiene una columna que sale ininterrumpidamente en el diario Excelsior de México, y este libro logra compilar y seleccionar muchos años de todos esos viernes donde el músico se convierte en cronista profesional.

¿La temática? Básicamente la que te imagines: música, internet, viajes, libros, comidas, personajes, cine, televisión, países, culturas, festivales, México, vicios, creatividad, etc. Cada capítulo tiene una extensión de exactamente dos carillas y no sigue ninguna estructura ni tema específico, por lo que se puede leer en el orden que uno desee. Por supuesto, es recomendable en el orden establecido ya que uno puede ver la evolución como escritor de Joselo y además sumergirse en la cultura musical de un país que, salvo excepciones, nunca pudo exportar grandes nombres para este lado del continente.

“Crocknicas de un Tacvba” es uno de esos libros que uno se devora. Es especial para viajes ya que abarca muchas temáticas y es realmente conciso. No es la típica biografía de un rockero, es algo más allá; son crónicas de vida.

¿Sólo para fanáticos? De ninguna manera. Obviamente si uno no está familiarizado con la obra del artista, tal vez se le escapen algunas cosas. Pero la columna original del diario que compila este libro no está enfocada a un público rockero, es por eso que funciona ya que el tipo de escritura y la temática tienen un gran alcance.

¿Se consigue la edición nacional? Sí. Fue editado por Gourmet musical y hasta el mismo autor vino a presentar el libro.

Extracto de “Crocknicas de un Tacvbo”:

“Cuando uno se encuentra fuera de casa, como ahora estoy yo, empieza uno a extrañar muchas cosas; mi familia, mi cama, mi baño, mis amigos, la vida cotidiana y, como no, la comida (…) En Argentina todos sabemos que la carne es magnífica; hasta yo, que no la como, sé que es su especialidad. Mi hermano Quique disfruta el bife de chorizo y unas mollejas, que hasta donde entiendo, son las tiroides del animal. Supongo que si las vendieran como tiroides, la venta de este platillo bajaría enormemente. Hay un alfajor argentino que pocas veces llega a México, el alfajor de maicena. Es el mismo principio, dos galletas con dulce de leche en medio, pero sin cubierta de chocolate. La galleta es tan frágil que se deshace en la boca. Supongo que por eso no lo exportan, llegarían puras migajas en cajas de cartón”.


azafatodegira.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *