SHOWS

Sonidos que se mezclan

Por  | 

EL Otro Yo y Kumbia Queers tocaron juntos por primera vez, el sábado en el Konex. Se trató de esas mezclas raras que sólo el verano en la ciudad puede hacerse posible.

Una apuesta arriesgada y revolucionaria se dio en la calurosa noche del sábado en el Konex. La banda alternativa El Otro Yo compartió cartel con las Kumbia Queers, de un sonido que ellas misma clasifican “1000% tropipunk”. Si bien es cierto que ambas bandas comparten público, también lo es que hay un mínimo de fans ortodoxos que no aceptan este tipo de mezclas. Lo que está claro es que lo de aquella noche resultó una fiesta como se esperaba que sea.

La famosa frase “La cumbia es una mierda” se convirtió en ironía cuando Cristian Aldana lo gritó al final del evento, con las chicas de Kumbia Queers en el escenario como invitadas. Todos juntos interpretaron dos versiones de “La música”: una tropical más lenta, y la otra que ya conocemos todos. “Aguante la diversidad musical, exclamó Cristian al final del concierto.

Mientras, el público se recuperaba de lo que fue otro set muy variado de El Otro Yo, que contó con “Violet”, “Alegría”, “Corta el pasto”, “Locomotora”, “El zumbido”, “Moquiento”, “Traka Traka”, “No me importa morir”, entre otros y sin bises. De este modo, iban saltando del punk a lo alternativo. La energía desplegada en el patio del Konex irradió como nunca; el pogo y mosh estuvieron presentes, a pesar del pedido del cantante de bajar un cambio con eso porque no había tanto personal de prevención en el vallado.

Una imagen totalmente distinta se pudo ver una hora antes, cuando las Kumbia Queers daban la bienvenida a la calurosa tarde/noche. El ritmo tropical se metía de a poco en los presentes e invitaba al baile por más que uno no quisiera. Así, un agradable clima veraniego se apoderó del público que movía las caderas al son de “Feriado Nacional”, “Motochorra”, “Daniela” y el cover “Metamorfosis adolecente”, de Flema, entre otros. El set también incluyó una versión de “Control Remoto”, tema de She Devils, por parte de la bajista Patricia Pietrafesa, una eminencia del punk local.

Por todo esto es que una gran celebración resultó de la mezcla de dos bandas de diferentes propuestas musicales. De seguro, la fecha quedará guardada en la memoria como esos pequeños permitidos que sólo en el verano se pueden dar. Ya habrá tiempo para cerrar la mente en lo que queda del año.

 

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *