OPINIÓN

Sin mirar atrás

Por  | 

Muchas bandas tienen un disco clave, que con el paso del tiempo reeditan o festejan. Sin embargo, hay otras que no vuelven sobre sus pasos, como Babasonicos, Massacre o Pez.

Es una costumbre de muchas bandas recrear aquellos discos que influyeron o marcaron su carrera, o festejando el décimo, vigésimo o trigésimo aniversario de ese trabajo. Yendo estrictamente a lo nacional y al 2014 que acaba de pasar, podemos mencionar a El Otro Yo con “Traka traka”, Mal Momento con el disco debut y homónimo, 2 Minutos con el famoso “Valentín Alsina”, Lethal con “Maza”Shaila con “Mañanas”, por citar algunos ejemplos (todos ellos del 94´ salvo por el último, de una década después).

Pero también hay otros grupos que, contrariamente, se concentran en el presente sin recurrir a esos grandes momentos; quizás porque ese álbum ya no los representa musicalmente, tal vez porque prefieren enfocarse en nuevas inquietudes. Como el caso más emblemático, podemos mencionar a los Babasonicos, que durante los 90´ marcaron tendencia por su personalidad, su exploración sonora, su energía y su imagen durante los shows.

En el año 1994 editaron su segundo trabajo “Trance zomba”, un álbum que los mostró más sólidos y con un sonido más personal que el juvenil debut “Pasto” (1992). Las trece canciones que integran el disco los encuentran con una propuesta más funk, con algunos toques de rap o de psicodelia. Con el single “Malón” comenzaron a tomar notoriedad gracias a un buen riff y estribillo y a un video con una gran rotación en los canales musicales. “Patinador sangrado” y “Montañas de agua”, otros dos cortes que fueron pilares en esta realización.

Pero tuvieron que esperar hasta 2001, con “Jessico”, para alcanzar la popularidad definitiva, que hoy en día no solo abarca a Argentina sino a toda Latinoamérica. Hoy su propuesta pasa por un sonido más pop, que lo distancia bastante de aquella imagen de 1994. A fin de cuentas, y en la actualidad, Babasonicos no necesita de aquel recuerdo para volver a tomar repercusión, porque lo mejor de la banda llegó después de ese momento.

Massacre tiene algún punto en común con la historia de Babasonicos, aunque en menor escala; a los liderados por Wallas siempre se los consideró una banda de culto y con un prestigio muy importante dentro de la escena del rock local. Sin embargo, todo este reconocimiento no los había transformado en celebridades ya que tuvieron que esperar hasta 2007 para traspasar esa famosa barrera: gracias a la salida del “El Mamut” llegaron al mainstreem definitivamente.

Pero hace 20 años atrás lanzaron “Galería desesperanza”, un segundo trabajo que les otorgó esa reputación que tan difícil es conseguir. Aquel álbum estuvo separado conceptualmente en tres partes: percepción, descripción y búsqueda. Acá comenzaron a despegarse del sonido skate rock de sus inicios, para darle un audio más psicodélico. Dos de las canciones más populares fueron “Mi mami no lo hará” y “Plan B: anhelo de satisfacción”, que alcanzó la fama gracias a Catupecu Machu algunos años después.

Pez es otra agrupación que creció notablemente a lo largo de tiempo, aunque a diferencia de Babasonicos y Massacre se mantuvieron independientes. En 1994 lanzaron su disco debut de la mano de su líder, Ariel Minimal, denominado “Cabeza”. Los mejores momentos del disco incluían tres canciones que luego permanecieron como clásicos del grupo: “Cae y nada pasa”, “Introducción declaración adivinanza” y “Rompo tu piel de asno”.

Ese fue el inicio de una carrera súper prolífica, que a medida que iban tomando prestigio iban sumando público a sus conciertos. Dieciséis discos en veintiún años marcan a un grupo que jamás detuvo su inspiración y que siempre estuvo atento a la búsqueda de nuevos sonidos. Mucho tuvo que ver, en esto, que Minimal haya podido mantener la base del grupo que completan Gustavo Fósforo García (bajo) y Franco Salvador (batería, percusión y coros) desde 1996.

Con el paso de los años, muchas bandas van tomando su camino; a algunas les parece conveniente retroceder en el tiempo y rescatar sus grandes momentos. En cambio, otras sienten que es mejor mirar hacia delante. En definitiva, y para nosotros, lo importante es que no dejen atrás la frescura y la energía, para que se sigan sucediendo grandes obras en las bandas de nuestro rock.

Redacción ElAcople.com

2 Comments

  1. epj

    5 enero, 2015 en 16:54

    mmmmmm las bandas que volvieron a hacer recitales recordando el pasado es un poco impulso del publico que lo extraña y lo pide, es mas un regalo para la vieja escuela, y de todos los que nobraste el que ultimamente reedito un disco pasado fue massacre! aerial! y babasonicos de queruza con ese disco carolo un poco queriendo refrescar jessico. poco seria la nota.

    • Daniel Grosso

      6 enero, 2015 en 11:50

      epj, la nota hace referencia a los 20 años a esos 3 discos, no a Aerial, de Massacre. Ya se que Massacre reedito Aerial, pero la nota habla solo sobre Galeria Desesperanza.

Deja un comentario

Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *