DISCOS

Lo mejor de 2014: nuevos discos, nuevas drogas

Por  | 

Ni un top, ni un ranking, ni una lista cerrada. Doce discos que hicieron de este 2014 un mejor año.

AC/DC  – Rock or bust

El desafío de reemplazar a Malcom se sostiene en los riffs interminables de Angus. AC/DC entrega un disco corto y directo. A casi 30 años de su debut, “Rock or bust” ratifica por qué son la definición misma de rock.

Temas clave: Rock or bust, Playball.

J Mascis – Tied to a star

La voz áspera de Mascis nos envuelve en una reconfortante melancolía, y los licks de guitarra eléctrica (entre colchones de acústicas) calan hondo en los huesos. “Tied to a star” es el disco de lluvia del año.

Temas clave: “Me again”, “Come down”.

Damon Albarn – Everyday robots

El líder de Blur agrega una faceta más a sus múltiples formas. “Everyday robots” es un disco introspectivo, una verdadera escapatoria a la alienación de la vida moderna. Un álbum para escuchar con auriculares debajo del agua, para sumergirnos en nuestro propio mundo.

Temas clave: Everyday robots, Lonely press play.

U2 – Songs of innocence

En medio de la polémica del lanzamiento (el disco se descargó automáticamente a los usuarios de Itunes) U2 recupera su mejor forma. La épica de “Every breaking wave”, el homenaje a Joey Ramone en “The Miracle”, el vértigo de “Volcano” y un regreso a sus raíces post punk que hace de “Songs of innocence” su mejor disco en años.

Temas clave: “Every breaking wave”, “Volcano”.

Acorazado Potemkin – Remolino

Nostalgia, barrio, desamores y la mejor explicación de por qué el rock también desciende del tango. Con “Remolino” el experimentado power trío entrega la confirmación de que son la banda actual con más potencial (y potencia) del rock argentino.

Temas clave: “Miserere”, “El pan del facho”.

Jack White – Lazaretto

Jack White, el mejor hacedor de riffs de 2000 a esta parte, afianza su carrera solista convirtiéndose en el último gran héroe de la guitarra. “Lazaretto” es un viaje de rock, country y soul al centro de la música norteamericana. Lo mejor de todo: en unos meses desembarca en nuestro país para la segunda edición del Lollapalooza.

Temas clave: Lazaretto, Would you fight for my love.

Cloud Nothings – Here and nowhere else

Guitarras urgentes, estribillos incontenibles y una base rítmica que en tan sólo 31 minutos nos lleva por delante. Líricas de melancolía con gusto a redención y algo de espíritu grunge hacen de “Here and nowere else” un disco imparable.

Temas clave: “Quieter today”, I’m not part of me.

Humo del Cairo – EP1 Preludio/EP2 Imaginario

A la inmensidad de su sonido agregan madurez compositiva. El tercer disco de Humo del Cairo es de una densidad aplastante y abrumadoramente placentera (no se pierdan el trip lisérgico de “Alumbra”). Rock stoner como nunca escuchaste en Argentina. Spoiler alert: En vivo son sencillamente demoledores.

Temas clave: “Sepia”, “Alumbra”.

Foo Fighters – Sonic highways

Su octavo disco de estudio no alcanza su mejor nivel pero el documental detrás es una de las mejores aproximaciones a la música estadounidense. Orgullo, pasión y gloria de ocho ciudades, ocho estudios, y ocho maneras de sentir la música.

Temas clave: Something from nothing, The feast and the famine.

Shellac – Dude incredible

Ingeniería en sonido al servicio de un “rock minimalista”, como ellos se definen. Steve Albini, mítico productor, juega con su propia banda: letras sarcásticas, ritmos pesados, repetitivos y amelódicos; riffs hipnóticos y un delirio de math/noise rock que nos saca del molde del formato canción.

Temas clave: “Dude incredible”, “Riding bikes”.

Royal Blood – Royal blood

La nueva promesa del blues-rock. Reminiscencias a los White Stripes en riffs incansables de pura distorsión. El dúo sabe cómo crear una verdadera atmósfera pesada a lo largo de los 10 tracks. Sin dudas, uno de los mejores debuts del año.

Temas clave: Out of the black, Figure it out.

Thom Yorke – Tomorrow’s modern boxes

El líder de Radiohead continua intentando revolucionar la forma de comercializar la música y de que el control permanezca en manos de los artistas. A través de BitTorrent, y desde hace días en Bandcamp, Yorke entrega otra pieza llena de groove y densidad ambiente, beats electrónicos y su inconfundible voz hacen del disco una caja musical atrapante.

Temas clave: A brain in a bottle, “Interference”.

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *