OPINIÓN

Cerati no se murió

Por  | 

Un artista fascinante que tomó aquel “Mañana es mejor” también como su bandera. No lo despedimos: lo abrazamos para siempre.

El rumor se transforma en noticia. Me quedo mirando un punto fijo en la computadora en la que trabajo. Mientras, mi mente, como imagino la de muchos, se debate entre aceptarlo, auto convencerse de que es lo mejor, que de esta forma su familia podrá descansar tranquila, y apenas un instante después pensar que esta es la peor noticia que podíamos recibir, esa esperanza después de todo, aunque no tuviera demasiado fundamento, era un móvil, un motor para creer, para soñar.

“Flaco no te mueras nunca” le gritábamos a Spinetta, y él respondía “No me condenen a la vida eterna”. Podemos decir que en este caso tuvimos cuatro años para prepararnos. ¿Pero se puede realmente estar preparado para aceptar la muerte? Tal vez haya que hacerle caso al Flaco, después de todo Gustavo fue su mejor discípulo. Podemos llenar páginas y páginas con su carrera, su música, sus discos, su voz maravillosa y su capacidad compositiva que opacaban, en cierta forma, al guitarrista brillante. O mejor aún: podemos hablar de sensaciones maravillosas, esas que nos seguirá generando por siempre.

Cerati no se murió, no se puede morir Gustavo. Porque para matarlo tendrían que borrar nuestra memoria, modificar nuestra genética, cambiar nuestro adn, arrancar nuestro corazón y prender fuego nuestra alma. Que me perdone María Elena Walsh pero a mi sobrina, para dormir, le canto canciones del Flaco y también de Gustavo.  No señores, Cerati no se murió. Cerati no se va a morir nunca.

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *