ENTREVISTAS

Sick Porky: sigue tu camino

Por  | 

Hablamos con Carlos Villafañe, cantante de Sick Porky, para hablar sobre la actualidad del grupo. Este fin de semana se presentan en el Noiseground festival.

Desde muy chicos, los Sick Porky tenían ya fijada su meta: dar la mejor música posible. Ya 17 años después, estos no tan chicos cuentan con 3 discos y un par de eps en su haber. Su último lanzamiento, “Los Descarnados”, se destaca como una de las mejores producciones del año, fruto del trabajo de una banda que no para de crecer. Hablamos con Carlos Villafañe, cantante del grupo.

Ahora que pasaron unas semanas del show de Niceto, tal vez el más importante en su carrera, ¿qué conclusiones sacan de esa experiencia? ¿Qué se llevaron con ustedes?

El show de Niceto nos dejó como enseñanza que lo importante es apostar, dar siempre más de lo que se espera. Correr con los riesgos de producir shows de escalas más grandes a lo usual en el under te abre mucho la cabeza. Nos marca la importancia de forjar un buen equipo de trabajo, en el escenario, en el sonido, la puesta en escena; toda la parte logística que se mueve bajo la superficie de un show. Además está el placer de ofrecer a nuestro público un show integral, tocando todas las canciones que queremos hacer, tener las mejores condiciones para que todos podamos disfrutar del evento.

¿Creen que a partir de ahora juegan a otro nivel? ¿Qué cambia a partir de ahora?

No sé si jugamos en otra escala, pero seguro vamos a seguir apostando a crecer cada vez más.Tenemos muchísimos aliados en el under, bandas, amigos, productores. La idea es forjar alianzas y mejorar en bloque.

Carlos, creo que leí por ahí que decidiste entregarte 100% a la banda y tratar de vivir de ella. ¿Cómo te resulta hasta ahora? ¿Qué crees que ganaste y que perdiste y cómo es la situación del resto de la banda?

Poder dedicarnos 100% a la música es el objetivo, es nuestro sueño. Estamos encontrando la manera de ajustar el balance y que trabajar en otra cosa para poder solventar nuestro proyecto no sea un obstáculo, que en algún sentido sean compatibles. Por ahora estamos en un momento de transición. Ya logramos que nuestros trabajos tengan la flexibilidad para no interrumpir ensayos, giras, recitales, momento de composición y grabación. A medida que la banda siga creciendo el cambio se va a dar naturalmente.

Con los años, Sick Porky se volvió una banda más compleja, pero más convocante también. ¿Cuándo y cómo dirías que comenzó todo lo que derivó en que plasmaran un disco como “Los Descarnados”?

Nosotros vemos a “Los Descarnados” como una evolución natural de lo que veníamos haciendo. Lo nuestro es un trabajo de síntesis, nos gusta explorar y experimentar, pero tenemos el formato de canción como punto de anclaje. En realidad es una manera también de que no nos aburra en el ensayo, una manera de que los temas no pierdan tensión y que disfrutemos de tocar las canciones. Creo que por eso puede haber complejidad y simpleza en lo que hacemos. Quizás la principal diferencia con este disco es que en los anteriores el registro fue casi en vivo. En cambio en este tuvimos más tiempo de estudio y lo pudimos usar como una herramienta más. También fue necesario para encontrar el lugar y los roles de cada instrumento ahora que somos 3 guitarras.

¿En general cómo trabaja el grupo a la hora de crear?

No somos súper prolíficos pero surge de la manera que trabajamos. Las canciones se gestan en la sala, y pasan por el filtro de todos, van destilando. Eso hace el proceso más largo, pero en el resultado final nos aseguramos de que todos la aprobemos. Así las salís a tocar de una manera muy diferente, nos representan como unidad. Igualmente con el paso de los años, estamos afianzando los métodos y las cosas suceden mas rápido.

En “Los que no temen” cantás “No temo a mis enemigos”. ¿Podrías contarnos a quiénes consideras como enemigos? ¿Hay alguna historia detrás de esa canción?

“Los que no temen” puede tener muchas lecturas, pero para nosotros es autorreferencial. Para nosotros es como un grito de guerra.
Y en ese sentido el enemigo es abstracto, podemos ser hasta nosotros mismos; el miedo, la duda, pueden representarlo. Además simboliza la lucha de tener una banda. Si lo pensás como un negocio estás frito, tenés todo en contra para lograrlo. Se transforma en una forma de vida, muy distinta a la de la mayoría de la gente y si no te mantenés fuerte te das por vencido. En la práctica cuando salís a tocar, tenés de todo: gente que te ayuda y te da todo a cambio de nada, y de la otra. En todos estos años aprendimos mucho.
Me acuerdo del primer recital, las condiciones que nos pusieron para tocar eran obscenas, claramente nos querían sacar plata. Pecamos de inocentes pero no por eso nos dimos por vencidos, vendimos muchísimas más entradas de lo pactado y con la diferencia que hicimos compramos nuestra primera portaestudio a cassette que usamos para demear las primeras canciones que tuvimos. Ese el espíritu que necesitás.

Otra canción que se destaca es “Planeta errante”, que tiene una onda diferente a todo lo que hicieron antes, algo más post rock. No puedo evitar comentar lo bien que queda la banda ahí y que puede ser un camino a seguir por parte de ustedes. ¿Se sienten cómodos en todos los géneros?

Sí, sobre todo Jere, Chicha (Leandro Mousseaud) y yo, seguimos de cerca muchas bandas post rock y post metal, nos gusta mucho Pelican, Isis, Mogwai, Neurosis. Pero la influencia no es directa, se va filtrando muy sutilmente, el resto de la banda no escucha tanto ese tipo de música. Inconscientemente usamos los géneros como ingredientes para sugerir diferentes estados de ánimo, diferentes climas en nuestras canciones. Es parte de la exploración que hacemos. No habíamos probado todavía una canción sin estribillos, casi instrumental. Para el final del disco queríamos una canción de esas que te dan la sensación de que pueden no terminar nunca, y nos salió algo así. Tiene una mezcla de variación y monotonía muy especial, y la idea de un planeta errante, fuera de órbita, vagando por el universo, cerraba perfecto.
No sé si nos quedan bien todos los géneros, pero no descartamos usar ninguno si nos gusta.
Una vez hice una analogía con el cine que lo representa muy bien: en cine muchas veces se hace la diferenciación entre el de género y el de autor. Creo que lo nuestro tiene algo de de ambos, podríamos ser algo así como las películas de Tarantino, que usa los géneros, los homenajea, los bastardea, usa la estética, y pone en evidencia los límites de los mismos, pero terminan siendo el marco para contar sus historias de una forma muy personal.

¿Por qué creés que pasan tantos años entre cada disco de ustedes?

El proceso entre discos pudimos ir acortándolo. Lo que más costo fue llegar al primero. Es cuando tenés menos experiencia, las posibilidades de grabar en estudio eran más difíciles para nosotros y la grabación hogareña no estaba tan instalada como ahora.
El primero fue en parte recopilación de la canciones que tocábamos hasta el momento.
Para el segundo disco, tanto el Tata como yo fuimos padres, pero la grabación y la composición fueron bastante más rápidas.
El tercer nos disco nos encontró mucho más acostumbrados a trabajar entre todos y pudimos armar un plan para que nos quede tiempo para componer, pre producir las canciones, y entrar a grabarlas sin tener que interrumpir demasiado el hecho de seguir tocando y girando.
Así que la perspectiva ahora es no interrumpir la composición de nuevas canciones mientras seguimos presentando “Los Descarnados”.
La máquina esta mucho mas aceitada.

Al mismo tiempo, ¿cómo ves las composiciones de los trabajos anteriores? ¿Te sentís identificado todavía con esas canciones? ¿Disfrutás al cantarlas?

Nuestras canciones viejas nos gustan mucho, a veces con el paso del tiempo uno no queda conforme con la manera en que son registradas, pero son capturas de esos momentos, las canciones siguen creciendo cuando las tocamos, van cambiando un poco de forma, y así se siguen adaptando a nuestra actualidad.
Lo que sí es seguro es que con la salida de cada disco, sentimos la necesidad de tocar las más nuevas y que nuestro público se familiarice con ellas igual que nosotros.

Además de la fecha del Noisegreound, ¿qué le espera a la banda? ¿Qué expectativas tenés vos?

El Noiseground es muy importante para nosotros, es también una reunión anual con nuestros pares, un festejo.Tenemos entre manos una edición en vinilo de “Los Descarnados”, hacer nuevos videos y seguir presentando el disco en todos los lugares posibles. Girar por el resto del país es muy importante para nosotros y tenemos muchas ganas.
Tenemos muchas expectativas porque estamos teniendo la suerte que cada nueva apuesta que hacemos para crecer viene muy bien respaldada.

*Sick Porky se presenta el sábado 6 como parte del Noiseground festival junto a Poseidótica, Altar y más bandas. En Uniclub, Guardia Vieja 3360, C.A.B.A

azafatodegira.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *