SHOWS

De la tierra: Arranque prometedor

Por  | 

El supergrupo debutó en nuestro país el miércoles en el Teatro Vorterix con un show poderoso que genera ilusión para lo que viene. Ante un buen marco de público y durante 65 minutos tocaron el disco debut en forma íntegra junto a covers de Titãs y Mano Negra.

Desde que se anunció el proyecto se generó una gran expectativa e ilusión en el ambiente musical, sobre todo por reunir en un mismo grupo a personajes tan exitosos y disimiles. La idea surgió de Andrés Giménez (ex A.N.I.M.A.L., hoy D-Mente) y Alex González (Maná), pero el mismo tomó forma con la incorporación de Andreas Kisser (Sepultura) y Flavio Cianciarulo (Los Fabulosos Cadillacs) en 2012.

Sin embargo, este interés decayó considerablemente cuando se dio a  conocer el single adelanto “Maldita historia” en septiembre del año pasado por no arriesgarse a algo novedoso. Luego, con la edición del primer trabajo autotitulado, la mirada crítica se modificó hacia algo mucho más positivo. Era la oportunidad para descubrirlos en vivo.

La gente de Mastifal tomó el escenario del Vorterix para deleitarnos con todo su tecnicismo y brutalidad. Su lista fue repasando la carrera del grupo desde la primer etapa con “Desde las tinieblas” hasta lo último con la potente versión de “Que sea rock”, de Riff, incluido en el disco de covers “Rock podrido” (2013). Si con “Ojos de buey” su cantante Miguel Maciel había incorporado voces limpias, en la nueva “Hombre bomba” se acentúa aún más este cambio. Con “Tiempos violentos”, los presentes tomaron mayor protagonismo.

Luego llegaría el momento de los muchachos de De La Tierra, de la mano de un clima que fue creciendo a medida que se acercaba el show. Con la introducción que abre el disco, los músicos fueron apareciendo en escena y recibiendo respectivas ovaciones. Apenas sonaron los acordes de “Somos uno” mostraron una profesionalidad y una sincronización envidiables, más allá de algunos desfasajes en el volumen de los instrumentos. A su vez, los espectadores, que ocuparon buena parte del teatro, se comprometieron rápidamente con el concierto.

Desde lo musical, el grupo muestra un metal noventoso que si bien carece de originalidad, suena fresco, poderoso y atractivo. Las siguientes canciones, “Maldita historia”, “Rostros” y “San asesino”, son ejemplos exactos de este perfil que con el tiempo tomará su real camino. Parece que el público auguraba por una propuesta así, por eso el comienzo de show fue tan festejado.

“¡Qué poder! Sobre todo por ser un miércoles”, saludó Giménez ante el arranque furioso de su gente. Al actual líder de D-Mente se lo vio feliz y más calmo que en tiempos pasados, por eso su elocuencia es medida y no tan desbordante. Posiblemente este renacimiento que está teniendo su carrera le está dando mayor serenidad y seguridad. El prócer León Gieco y el hombre del momento, Abel Pintos, estuvieron acompañándolo desde el piso superior del Vorterix.

Mientras el disco debut iba sonando de forma íntegra, sus músicos tuvieron sus momentos particulares, a excepción de Andrés. Primero le tocó el turno a Flavio con una participación medio desabrida, muy distante a su habitual entrega en el escenario. Luego, en contraposición, apareció Alex con toda su energía y sentido del show. Sin dudas, él necesita mostrar su capacidad y dejar de lado su imagen rítmica de Maná. Por último, quedó Kisser a solas con sus riffs característicos.

Para los covers decidieron alejarse de sus bandas centrales. Si bien “Polizia”, de Titãs lo hacían los Sepultura en su momento, no fueron por la obvia. La que sí sorprendió realmente fue “Sr. matanza”, de Mano Negra, en una versión particular y que desacomodó a los heavys presentes. Se despidieron con “Cosmonauta quechua”, con un Andrés dejando la viola y tirándose al público.

De La Tierra recién va por su séptimo show, y de a poco van conociendosé como músicos y personas. “Hubo buena vibra desde el primer día”, dijo Giménez. Hay que ver en el próximo disco cómo se acoplan Alex y Flavio a la composición. Todavía les falta mucho camino por transitar, y sólo el tiempo tendrá la respuesta.

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *