ENTREVISTAS

Carmina Burana: “Nunca fuimos fáciles de digerir”

Por  | 

La agrupación oriunda de Firmat está festejando sus 20 años de carrera con una serie de shows alrededor del país. Este viernes 9 tocan en el Salón Pueyrredón y antes charlamos con su carismático y enérgico cantante, Ramón “Kamono” Ibarra.

Bajo la consigna “Todas las canciones en el año de La Peste”, Carmina Burana está celebrando sus primeras dos décadas de vida. Previo al show en el Salón conversamos con su vocalista Ramón “Kamono” Ibarra acerca de la carrera y del futuro del grupo.

¿En qué momento como banda los encuentra estos 20 años?

Podríamos decir que nos encuentra grupalmente como más “relajados”…  no sé…. Digamos que con esta última formación encontramos una especie de fluir natural dentro de la particular mezcla de personalidades y ritmos que cada uno de nosotros trae y que se puede ver reflejado en la música que hacemos. Nos encuentra todo este tiempo juntos y haciendo canciones nuevas, viajando y todavía pervirtiendo el nombre de la ópera de Carl Orff a nuestro bizarro y punkarra gusto.

¿Cómo surgió la idea de invitar a ex-integrantes para estos festejos?

En Burana hubo algunos cambios de formación a través de estos años pero seguimos viéndonos y relacionándonos en otros proyectos con la misma gente. Con la misma “tribu” de donde surgió esto, nos pareció que la ocasión era justa para tocar algunas canciones con la formación original, la del primer disco y la de los primeros arreglos . La verdad es que disfrutamos mucho volver a vernos tocando de nuevo y mucha gente que nos iba a ver en las primeras fechas también nos contaba lo mismo. Es esa sensación flashbakeana de volver a ver esa formación.

¿Qué época de la banda les parece que generará más emoción entre sus seguidores; 1994-2004 o la de 2004-2014?

Creo que la gente que nos viene a acompañar en los toques se identifica más con la primera, digamos la de los dos primeros discos.

¿Por qué?

Por que son más viejos y porque tienen más tiempo en el oído de la gente. Lo que hacíamos en aquella era (y lo que seguimos haciendo ahora) no es fácil de digerir, ya que creo que algunos ritmitos y las letras tienen un tiempo de “maduración” en el escucha. Incluso hay integrantes de Carmina que ahora, después de 20 años de grabar aquel primer disco, están dándole una interpretación a algunos poemas o incluso interpretando el sonido que se pretendía en ese momento, y no sabíamos cómo hacer para reproducirlo. En realidad, la propuesta de hoy sigue siendo más o menos la misma. De todos modos, solemos hacer listas que abarcan todas las canciones de cada uno de los momentos, y la respuesta en vivo siempre es vivaz y alentadora.

¿Se sienten una banda reconocida y respetada dentro del ambiente rockero?

Creo que dentro de todos los ambientes nos hemos mostrado primero como seres respetuosos hacia las personas con las que interactuamos sin distinguir si es o no rockero. O sea, sentimos en general que la gente que nos conoce nos respeta mucho partir de esta básica cuestión, y eso se refleja después  en  lo que  hacemos musicalmente. Nos ha tocado ocasiones de tener que compartir fechas o momentos X con bandas de pelotudos de renombre y sin remedio, claro está… Con el pensamiento burdo de “uh…y estos extraños negros quiénes se creen que son para moverme el equipo 15 cm”. Sin embargo, son ocasiones menores que pasan a formar parte de algún anecdotario de la carpeta c://tiosdepocopatearla. En síntesis, nos sentimos respetados por gente a la que respetamos, por bandas que forman parte del under y otras de alcance masivo. Creo que existe un ámbito donde el nombre de Carmina Burana ya no sólo se relaciona con la ópera de Carl Orff .      

¿Por qué toman el paso por Universal como positivo?

El paso por Universal Music nos significó aprendizaje, ver cómo era tener un contrato con una empresa como esa, experimentarlo. En esa época eramos mayormente todos integrantes de ciudades chicas y lejanas, donde nunca existió una compañía de discos ni mucho menos una banda que haya cerrado un contrato para editar tres discos. Eso contribuyó con una dosis de sana curiosidad, que nos significó conocer un estudio de grabación, técnicos y máquinas, y acceder a buenos equipos para sonar un poco más fieles a los sonidos pensados. Honestamente no creo que el único disco que nos editó Universal les haya significado millonadas de dólares, ni siquiera cientos, pero a nosotros nos significó aprender bastante y ya sólo por eso creemos que fue positivo.     

¿Cómo ven el futuro de Carmina?

Vemos un futuro de plazas con nuestros nombres y estatuas en pelotas que conmemoren nuestro pasaje por la existencia, ¡claro! Obviamente como el futuro no nos quita demasiado el sueño, y la verdad si no se cumple lo de las plaza, pues bien, con que en algún lado suene una melodía buranezca creo que estamos más que hechos.

*Carmina Burana toca este viernes 9 en el Salón Pueyrredón y el sábado 10 en el Centro Cultural “Gringo Viejo”, de Glew.

Redacción ElAcople.com

3 Comments

  1. maxi

    7 mayo, 2014 en 19:45

    Carmina por siempre ! Para siempre !

  2. Flake

    7 mayo, 2014 en 14:09

    Si, Nikki, aunque solo un puñado de dementes saltamos con las pestilentes canciones buranas. DALE KAMONO! que 20 años no es nada…

  3. NiKki SiXx

    7 mayo, 2014 en 10:04

    Carmina es lo mejor que le puso pasar al rock de acá, sin dudas.

Deja un comentario

Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *