SHOWS

Indio para todos y todas

Por  | 

Ante una multitud infinita, Carlos Alberto  Solari y sus Fundamentalistas del Aire Acondicionado hicieron base en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú para brindar un impresionante primer show de 2014 y presentar en sociedad su cuarto álbum solista, “Pajaritos, bravos muchachitos”.

Llegar al hipódromo fue una aventura, una más. Desde la ruta el “paso de hombre” hizo mella desde la mañana del sábado. Y ya en la ciudad una nueva caminata sin fin entre micros, autos, puestos de venta de bebidas, comidas y parafernalia “india” se hizo presente en forma de procesión hasta llegar a las puertas de ingreso.

Estuvieron los que aprendieron la lección de otra misa y fueron con tiempo; y también los que por primerizos (o reincidentes) se encontraron con un tráfico en ruta mayor al que imaginaban. Además, a eso hay que sumarle la extensa caminata (aproximadamente 5 km.) que los depositaba en las puertas del Hipódromo. Que una ciudad reciba a más del doble de la población que vive y que esa gente pueda ser llevada ordenadamente hacia un mismo lugar no es algo sencillo de llevar a cabo. Y lograrlo sin que haya inconvenientes de envergadura, es justo y necesario reconocerlo y ponderarlo.

Apenas 20 minutos después de las 22 las luces se apagaron: “Siempre somos más” esbozó el capitán del barco con elocuente sonrisa dibujada en el rostro, y todo comenzó con “Nike es la cultura” y “Chau, Mohicano”, canciones de su primera y última placa, respectivamente.

Inmediatamente llegaron las primeras gemas ricoteras: “Fusilados por la cruz roja” y “Unos pocos peligrosos sensatos”. Luego, entre risas, Indio anunció: “vamos a hacer el tema de una telenovela”; y sonó “Me matan, Limón!”, canción que llega desde el excelente “Luzbelito” y que compuso y dedicó a Pablo Emilio Escobar Gaviria y que relata sus últimos minutos de vida.

La lista contó con 27 temas separados en 3 tandas repartidas entre los cuatro discos solistas, “El tesoro de los inocentes”, “Porco Rex”“El perfume de la tempestad” y el reciente “Pajaritos, bravos muchachitos”, con composiciones de la etapa redonda que ayer tuvo un guiño al contar en el escenario con 3 de sus ex integrantes: Walter Sidotti, Semilla Bucciarelli y Sergio Dawi. Juntos interpretaron “La Pajarita pechiblanca”, canción que grabaron junto a Solari y que cierra el nuevo disco, y de paso aprovecharon la cita para recordar “Ya nadie va a escuchar tu remera” y “Nene – Nena”, inédito y poco conocido para la mayoría.

Si bien resultó anacrónico participar de un recital en medio del fango, por otro lado es preciso destacar lo impecable que estuvo el sonido. A pesar de los acuciantes 27 km/h que había de viento y de la cantidad de asistentes, el sonido estuvo a la altura de las circunstancias así como también la voz (¡la gola!) de don Carlos Alberto Solari, que se percibió lúcida e íntegra.

Recién hacia el final y en tono jocoso utilizaría la “excusa” del desgaste vocal para, entre todos, cantar “Todo un palo”. Las restantes canciones ricoteras que sonaron fueron “Caña seca y un membrillo”, “El infierno está encantador esta noche” y “Blues de la libertad”, interpretada, al igual que en Mendoza, por la genial voz de Deborah Dixon.

Por supuesto, todo terminó con “Ji ji ji”, con los tres integrantes ricoteros arriba del escenario, coronando un nuevo récord de asistentes al “pogo más grande del mundo”, al menos hasta que Indio y sus Fundamentalistas se vuelvan a presentar.

Solari se convirtió en un fenómeno social, un bien público de la cultura argentina, y cada vez que toca todos y todas, ajenos (o no) al mundillo rock quieren saber de qué se trata. Y compran su entrada, van, observan, participan, la pasan bien, pierden el celular, vuelven y así, el “siempre somos más” se convierte en una realidad palpable.

¿Pero cuantos más fueron esta vez? Podemos hacer un estimativo de gente, una cuenta que incluya las entradas vendidas, más 20 mil (más, menos) que son los que entran sin ticket. ¿Habrán sido 200 mil? Lo cierto es que Indio sigue superando sus propios récords de convocatoria recital tras recital. Y el sábado se llevó a cabo el concierto pago más convocante de Argentina, al menos hasta que vuelva a presentarse.

 

14 Comments

  1. Guillermo Nimo

    20 abril, 2014 en 10:40

    Los redondos no existen mas y la poca mística que le quedo al Indio desde la separación se fue desintegrando de a poco en cada recital solista que dio. Desde el primer la plata hasta gualeguaychu donde se supero el desastre de Mendoza. La misma cantidad de gente se puede juntar en 3 fechas en cualquier estadio del pais. Las condiciones son cada vez peor y de yapa la lista de temas con un par de excepciones fue un desastre.. sobre todo los ultimos temas antes de todo un palo.. no se arma nunca el clima ricotero que supimos vivir a fines de los 90 hasta el show en el chateau. El lunes despues de Gualeguaychu llore de impotencia y de nostalgia por lo que nunca mas voy a vivir. Que al indio lo sigan los pibes que nunca vieron a los redondos (muchos de los cuales no cantan ni la mitad de los temas). Un abrazo, a los que me entiendan y a los que no tambien

  2. Pajaritos Bravos Muchachitos

    17 abril, 2014 en 16:18

    Asi llueva, caiga nieve, haga frío, estemos en el barro…vale la pena presenciar una previa y un recital como la del Indio Solari.
    La buena onda, a todos nos une la musica el aarte, y se conoce mucho se intercambia culturas, etc. No hay como el recital del indio, la verdad no me importa si esta lloviendo y estoy parada cantando un buen rock nacional. Lo importante es que la policia actua cuando tiene que actuar y jamas escuche ni vi desastre con tanta gente, los hospitales tambien estan a disposicion de todas las personas. eso es lo importante.

    Aguante el Indio Solari, no hay como sus recitaless

  3. Pajaritos Bravos Muchachitos

    17 abril, 2014 en 16:14

    Peroooo, llueva, haya barro, haga frio, nieva, etc.. NO HAY COMO LA PREVIA Y EL RECITAL DEL INDIO.
    La buena onda, la gente, todoos unidos por el rock disfrutando y saliendo de lo cotidiano, eso no se compara, todos viajamos desde distintos puntos del país para ir escuchar rock, intercambiar cultura, conocer, etc.
    AGUANTE EL INDIO, creo que no existe otro recital como este.
    QUE SEA ROCKKKK. (lo importante es que a pesar de todo la policia actua, los hospitales tambien ante cualquier tipo de accidente, de los tres recitales que fui nunca vi ningun tipo de accidente o peleas)

  4. walter

    16 abril, 2014 en 22:33

    si skay lo llega a escuchar al indio como canto a destiempo todo el recital, no se juntan nunca mas en la puta vida…. yo lo sigo desde river a todos lados a los dos, guale fue muy flojo, no estuvo a la altura… ni la lista de temas ni el indio.
    La banda sono barbaro, y dawi sigue siendo el mismo de siempre “una bestia”. saludos

  5. NIKE es la cultura

    15 abril, 2014 en 13:31

    Muchachos,entiendo todo lo q dicen,barro,sonido,organizacion etc. Pero seguimos siendo la mayoria q vamos a seguir cada recital pese a la circuntancias,pensaron en el barro?,o el frio?,cuando se escuchaba la bata redonda,saxo redondo,bajo y acordeon redondo,a mi ni se m cruzo por la cabeza nada en todo el recital,INDIO CARETA?,y capaz q si amigos,pero sigue siendo la unica musica q me gusta,osea q lo voy a seguir hasta el final.

  6. gonzalo

    14 abril, 2014 en 18:33

    cuando más alto trepa el monito… asi es la vida, el culo más se le ve!

  7. ElChicodeRamos79

    14 abril, 2014 en 12:12

    Desde Junin decidí no ir nunca mas al indio, en lo personal a mi edad ya se hace dificil tolerar la PESIMA organización, viendo los antecedentes de Mendoza y ahora guale me alegro de haber tomado esa decisión. El sr solari cada día que pasa le da un poco más de razón a esa letra de Juanse escrita en los 90, solo le importa su bolsillo y se pasa por el quinto forro del culo la monada que lo sigue (que lo va a seguir siguiendo a todos lados con tal de decir yo estuve), en fin, eso si indio rata, la proxima por lo menos usá los dos millones para poner mejor sonido, ya sabemos que sos RATA al extremo, pero tratá de disimularlo un poquito aunque sea…

    Un saludo para nikki

    • javier

      14 abril, 2014 en 13:25

      Escucho Los Redondos desde los 11 años y lo seguí al Indio a todos lados. Hasta el sábado. Coincido con vos, flaco. No le costaba nada poner algunas maderas para que los que estuvimos en Gualeguaychú no nos sintieramos como cerdos en un chiquero. EL Indio se masificó, la mayoría de la gente ahí presente no conocía Nene Nena (momento altísimo de la noche, sobre todo por la impecable performance de Dawi, que mantiene la mística intacta), dejó de ser ícono de la cultura contrahegemónica y pasó a ser parte de la cultura y el discurso oficial (sus declaraciones en el recital y los carteles en las entradas al Hipodromo confirman esto). Te banco por lo que fuiste Indio, pero prefiero quedarme feliz en mi idealización y no volver a ver la triste realidad.

  8. Coso

    13 abril, 2014 en 23:31

    La mentira mas grande del rock

  9. Hugo

    13 abril, 2014 en 21:35

    Gran crónica y no uso el término impecable por un pequeño error cuando dice “…y “Blues de la libertad”, interpretada, al igual que en Mendoza, por la genial voz de Deborah Dixon”; en esa ocasión la interpretó Solari y anunció que la próxima vez la iba a interpretar Deborah Dixon, cosa que ocurrió finalmente ayer por la noche.

  10. Juan

    13 abril, 2014 en 21:21

    No se a que recital fue el que escribio esta nota. Mas de 10 km se tuvo que caminar. Se llego tarde porque la ciudad colapso y no podian ingresar mas autos. Quedo gente afuera y de la mitad para atras no se escuchó nada. Pésima la organización. No se invirtió nada en ella, todos los millones para el bolsillo de Solari…

    • NiKki SiXx

      14 abril, 2014 en 10:11

      Primer show del Indio no?

    • marcos

      18 abril, 2014 en 13:52

      muchos canarios, blandos muchachitos, ultimamente..dejame de joder!!

  11. peguo

    13 abril, 2014 en 18:21

    Que toque en la luna asi bate el record de show interestelar jeje,cuestion de egos

Deja un comentario

Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *