SHOWS

Cosquín Rock 2014: Diversidad en Punilla

Por  | 

La segunda jornada estuvo signada por la variedad: de los clásicos de Las Pelotas al baile de Calle 13 y del mensaje de Las Pastillas del Abuelo a la energía infinita de Catupecu Machu. En el escenario temático heavy Almafuerte sufrió ante la falta de volumen, Horcas trató de amigarse con parte de la hermandad y Angra continuó festejando los 20 años de “Angels cry”.

Después de una fecha inicial que sufrió ante las inclemencias del tiempo, los pronósticos para la segunda iban en la misma dirección. Sin embargo, sólo durante la presencia de Eruca Sativa la lluvia fue protagonista. Los pilotos improvisados quedarían a un lado durante el resto de la jornada.

Antes, el rock cordobés ya había tenido su lugar en el escenario principal con Jotes y Astenia. Como era esperar, no contaron con un público masivo, pero les sirvió para exponer que la escena de su provincia está en ascenso constante.

Con la salida del EP “En mis manos”, los Infierno 18 mostraron una gran madurez de la mano de su nueva formación. Parece que compartir escenario con León Gieco les vino de maravillas porque al momento de subir con sus canciones se los escuchó con otra solidez. Jauría hizo lo suyo haciendo base en su disco “Libre o muerto” (2013).

Pocos grupos suenan tan contundentes como Carajo, y esta vez no fue la excepción. Su set de Cosquín fue demoledor al cabo de las ocho canciones: tanto los clásicos –“El error” y “Sacate la mierda”– como las nuevas -“Shock” o “La venganza de los perdedores”- mostraron todo el potencial del trío.

Los Catupecu Machu se sienten cómodos en Cosquín, y así lo demuestran. Su cantante y guitarrista, Fernando Ruiz Díaz, se mostró híper activo como de costumbre, pero con un plus que se extrañaba de su personalidad. Su ánimo era tan elevado que ni los problemas técnicos le quitaron frescura.

Todo ello era acompañado por “Y lo que quiero es que pises sin el suelo”, “Origen extremo” y “Magia veneno”, canciones que no fallan y que generan la pasión de siempre. También hubo momentos distintivos del show; por ejemplo, durante la interpretación de “Perfectos cromosomas”, Fernando le sumó una parte del tema de Lisandro Aristimuño, “Es todo lo que tengo”. Para “Dale!” subieron las chicas de Eruca Sativa a apoyar en los coros.

Las Pastillas del Abuelo tuvieron su ritual y su colorido de siempre de la mano de su líder Juan “Piti” Fernandez. Hubo momentos de denuncia con Cambios de tiempo”, “Desde la postura” y “Gobiernos procaces”, una dedicación especial a Diego Maradona en “Que es Dios” y, previo a “Oportunistas”, “Piti” contó su encuentro con Susana Trimarco.

La presencia de Calle 13 causó revolución en el Cosquin Rock. Y con el arranque festivo de Fiesta de locos” y “Baile de los pobres”, el baile se adueñó del predio. La banda integrada por René “Residente” Pérez Joglar y Eduardo “Visitante” Cabra Martínez sonó de manera genial a pesar de algunos desperfectos en el micrófono de René.

“Todo los que nos tenemos que aguantar”, dijo su líder sobre el estreno de “El aguante”, el primer single de “MultiViral”, su nuevo disco. Pero la gente esperaba por los clásicos como “Nadie como tú” y “Cumbia de los aburridos”.

Las Pelotas ofrecieron un show festivo con un Germán Daffunchio más comunicativo de lo habitual. El arranque con “Orugas” fue el impulso inicial de un set repleto de clásicos, bajo un festival en el que tienen asistencia perfecta (tocaron en todas las ediciones). Tanto el público como la propia banda fueron entrando en calor con el paso de los minutos.

La banda mostró sus distintas facetas. Pasaron por su reggae personal como “Si supieras” y “Uva uva”, por rock adictivos como “La clave del éxito” y “Esperando el milagro” y por canciones más sentidas como “Será” y “Personalmente”.

También subió Fernando Ruiz Díaz para “Si quisiste ver” y “El ojo blindado”. Para esta canción de Sumo, el “Negro” García López sumó su talento. Las Pelotas van encontrando su lugar luego de la partida física de Alejandro Sokol, y de a poco sus viejos seguidores se van amigando con la banda.

El segundo escenario estuvo dedicado exclusivamente al rock pesado. De la mano de Mastifal comenzaron las bandas de mayor renombre. Pasaron Plan 4, Lethal, Hellion, Rowek, entre otras.

Los Angra sonaron bastante bien, aunque no les alcanzó para mostrar todo su virtuosismo. Continuaron festejando los 20 años de “Angels cry” con “Carry on”.

Horcas no tuvo inconvenientes técnicos y por eso pudo desplegar todo su potencial. Gracias a su nuevo disco “Por tu honor”, levantaron la puntería desde lo compositivo. El público se los hizo saber con una gran reacción en nuevas canciones como “Sin salida”.

Almafuerte sufrió durante todo el set con un volumen bajo. Si bien el público se mostró molesto por la situación, disfrutaron de igual forma de su banda preferida con canciones como “Yo traigo la semilla”, “Pensando en llegar” y “Trillando la fina”, entre otras. El Tano Marciello mantuvo viva la llama de la mano de solos emotivo y su talento infinito.

Sólo resta una jornada de este Cosquín Rock 2014. Mañana todo lo sucedido en el día 3 del festival del país.

*Fotos por Fernando Fernández

 

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *