LIBROS

Literatura rockera de verano: Ricardo Iorio

Por  | 

Quinta entrega de libros rockeros para leer bajo la sombrilla o disfrutando de las bondades del ventilador o el aire acondicionado. Esta semana te ofrecemos “El perro cristiano”, que aborda la vida de uno de los personajes más únicos de la cultura nacional: Ricardo Iorio.

Iorio es como es: amalo u odialo. Padre del heavy metal criollo, viene flameando su bandera desde hace más de 30 años. Últimamente parece haber ganado mayor notoriedad por sus frecuentes  apariciones en televisión, con todos los beneficios y contratiempos que eso puede acarrear. Lo cierto es que esa exposición permitió que hasta las amas de casa sepan sobre el cacique jevi gracias a los programas de archivo, que se han hecho un festín con su persona y sus siempre polémicas declaraciones.

Pero hay mucha gente que siempre supo la verdadera esencia de Iorio y este libro es para ellos: los fanáticos. Pero también para el que respeta al cantante por su trayectoria, por su inmenso aporte al movimiento. El escritor Ariel Torres consigue de manera fantástica entrar en su mundo, conseguir la confianza del entrevistado y que él mismo se despache sobre tantísimos temas a los que siempre fue esquivo.

La publicación es un sinfín de grandes momentos: desde los primeros días, cuando cuenta la historia de un muchacho que trabajaba en el mercado central y recorría los barrios vendiendo ajo para luego, agotado, ir a ensayar con ese grupo de amigos sin saber que cambiaría el curso de la historia, hasta este hombre que se ha transformado, al que los fans siguen a cualquier rincón del país donde decida presentarse y oyen sus palabras cual profeta.

A diferencia de otros libros que se han escrito sobre Ricardo, este es más objetivo, muy bien llevado, citando textualmente al artista, sin endosiarlo ni juzgarlo, en donde el protagonista se abre de formas poco probables en otras condiciones. Se habla de todo: los inicios, V8, Hermética, Almafuerte, la gente que pasó por las bandas, los que se fueron de esas bandas tirando elogios y dardos por igual; también toca aspectos personales como Iorio en su rol de marido, padre y persona. Siendo tan reacio a temas del pasado, sabemos que es poco probable que Iorio decida escribir su autobiografía, por lo que “El Perro Cristiano” es la obra definitiva sobre “el más grande del jevi nacional”.

  • ¿Se consigue? Sí, hace poco salió la segundo edición, que además cuenta con una actualización: una entrevista más cercana en el tiempo.
  • ¿Es sólo para fanáticos? No. Cualquiera que tenga el mínimo interés por su persona encontrará un libro más que entretenido, le guste su música o no.

Extracto sobre la separación de Hermética y el nacimiento de Almafuerte:

Ricardo Iorio dice que no lo hizo; otros cuentan que si: `Si llore habrá sido porque estaba muy mal – se aventura a decir -, porque soy muy autodestructivo. Si discuto con alguien no lo voy a agredir. Voy a un bar y digo: `deme una botella de ginebra´. Y ahí me quedo acordándome de cualquier cosa y llorando. Esa es mi manera de sentir y padecer´.
Hoy el músico admite que para soportar la separación de Hermética buscó contención en sus canciones y las ganas de transmitirle inmediatamente a su público todo lo que sentía en ese momento; que durante el poco tiempo que se ocupó de volver a las fuentes, en su mapa no hubo lugar para arrepentimientos. Entonces llorar sí, pero no caer en una depresión: `En ningún momento entré en esa depresión que te lleva a no saber qué hacer. No hubo en mí un sentimiento malo después de que se separó Hermética. Automáticamente me nació la intuición de que no debía llorar por el pasado o por lo que podía haber sido. Creo que eso lo traté de expresar siempre en mis letras. Lo dije en mi canción `El amasijo del gran sueño´”.

azafatodegira.com

3 Comments

  1. Agustin Andres Perez Gamboa

    4 abril, 2015 en 04:52

    El unico libro hasta ahora que refleja de primera mano el metal argentino bajo la egida de Ricardo Iorio en el lapiz y mente de Ariel Torres. En pocas palabras, una obra findamental del metal en español.

  2. cekator

    8 febrero, 2014 en 20:42

    No soy un fanático de Iorio pero sí un tipo que respeta su historia y su aporte.
    Creo que este libro es buenísimo (sobre todo la parte de los inicios, V8 y Hermética). Menciona cosas que no se divulgaron mucho como lo del Centro de recreación Alejandro Sokol.

    Los capítulos más interesantes son los que tocan la historia de la H, sobre todo su final. Como Iorio se bancó seguir al lado de tipos que le dieron la espalda y al leerlo queda clarísimo por qué el grupo nunca volvió y para mí es imposible que ocurra una reunión.

    • JorgeSamid

      9 febrero, 2014 en 12:05

      ¿Qué es lo del centro ese con el nombre del Bocha? ¿Y qué tiene que ver Ricardo? A mí también me gustó mucho el libro, sobre todo el primer tramo pero no me acuerdo de eso. Por ahí estará en la segunda edición…

Deja un comentario

Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *