LIBROS

Literatura rockera de verano: Ozzy y Tony

Por  | 

Cuarta entrega semanal de libros rockeros para leer bajo la sombrilla o disfrutando de las bondades del ventilador o el aire acondicionado. En esta ocasión te ofrecemos las miradas de dos protagonistas de la misma historia: Ozzy Osbourne y Tony Iommi.

Tanto Ozzy Osbourne como Tony Iommi han publicado sus respectivas autobiografías recientemente y podría decirse que una funciona como complemento de la otra. El libro de Ozzy es el compilado de anécdotas que se puede esperar de él; a pesar de todos los excesos por los que ha pasado, y que detalla, si bien no ha escrito el libro en el sentido tradicional de la palabra, sorprende la buena memoria a la hora de contar aventuras, sobre todo durante los años de Sabbath, que fueron los más descontrolados. A diferencia de Iommi, toma responsabilidad sobre sus actos y los atribuye más que nada a años y años de fiesta.

Tal vez si uno está interesado en la parte musical de su obra o en historias que no haya escuchado antes, no sea la mejor opción. Lo más atractivo pasa por los detalles personales de su niñez o datos sobre su vida antes de ser un estrella de reality show. Más allá de eso, es un libro muy entretenido para leer y sobre todo muy gracioso. Y sí, inevitablemente al final de la obra uno se pregunta cómo es que no ha muerto todavía.

La biografía de Iommi se ha editado recientemente en nuestro país y resulta un tanto particular; si bien el libro está separado en capítulos, algunos tienen una duración de sólo una carilla ya que se dividen a partir de anécdotas o situaciones puntuales. A diferencia de la de Ozzy, acá -obviamente- habrá un relato más puntual sobre el proceso creativo en Black Sabbath. Para los fanáticos, el mayor atractivo radica en las historias de las épocas más oscuras y menos exitosas de la banda, cuando gente como Ian Gillan, Tony Martin, Glenn Hughes, Ray Gillen y hasta Rob Halford se hicieron cargo del micrófono de Sabbath.

Desde ya, también brinda detalles sobre todos los excesos, pero a diferencia del otro libro, acá casi que hay una reivindicación a la hora de la creatividad.

Como todo libro sobre la experiencia de una persona en una banda, la visión es parcial y sólo tiene la versión de quien la escribe. Por momentos pareciera querer evitar y sacarse problemas de encima (la salida de Ozzy, la de Dio) aunque a veces encontramos alguna toma de responsabilidades, como la forma en que trataban a Tony Martin, aunque nunca aclara del todo su salida final.

Afortunadamente la edición local cuanta con la actualización del autor luego de batallar contra el cáncer y llega hasta el período de composición de lo que fue “13”, el nuevo disco de Black Sabbath.

  • ¿Se consigue en castellano? Sí, el de Ozzy se consigue en librerías en su edición española y el de Tony Iommi ha sido editado en el país por la gente de Jedbangers.
  • ¿Es solo para fanáticos? No, ambos libros son entretenidos y la elección de uno u otro sólo depende de si uno tiene más interés en anécdotas o en la música.

Extracto de la biografía de Tony Iommi:

Estaba por tener un colapso nervioso, así que me recetaron Valium en dosis altas. Estaba todo el día hecho un poto zombie. Necesitaba descansar. Había tenido demasiado con el estilo de vida que llevábamos, tocando constantemente y sin dormir demasiado. A Bill le diagnosticaron hepatitis y termino en el hospital. (…)Al ser vegano, Geezer no podía comer la mitad de comida que quería, y la combinación entre eso y las drogas lo dejo espantosamente flaco. Le salieron piedras en los riñones y termino en el hospital. Nos caíamos a pedazos. Pero Ozzy, quien probablemnte tenía el pero estilo de vida de los cuatro, era el único que seguía en pie. Estábamos destruidos, ¿pero Ozzy? Fresco como una lechuga”.

azafatodegira.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *