SHOWS

La Renga copó Navarro

Por  | 

Miles de micros y autos llegaron desde todos los puntos cardinales del país para ver al trío de Mataderos. Una fecha que, además de cerrar el año, representaba el destino más cercano a Capital Federal luego del conflicto con el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, por la no habilitación para tocar en la ciudad a principio de año.

Que La Renga es la banda más convocante del país en la actualidad ya no es noticia. Sin embargo, sigue causando estupor la movilización que genera. Así lo sintió Navarro, una ciudad de trece mil habitantes que anoche albergó en su Velódromo Municipal a miles de seguidores dispuestos a rockear junto al poderoso trío.

“Los mismos de siempre” se hicieron sentir desde temprano: a primeras horas de la tarde la zona de estacionamiento comenzó a colmarse, con autos y micros que no paraban de llegar. Familias, grupos de amigos, algunos solitarios que no tardaban en juntarse con otros rengueros; todos disfrutando del sol, o de la sombra de un árbol, o refrescándose en la laguna, cerca de donde sería la presentación.

A medida que fue oscureciendo, la caravana para ingresar al predio se volvía cada vez más extensa. Para las nueve de la noche, desde el escenario se veía un horizonte colmado de personas y de trapos. Todavía había que esperar un poco más, y el “vamos La Renga/con huevo vaya al frente” se escuchaba en todos los rincones.

Luego de la espera, a las diez y cuarto se apagaron las luces y se encendieron las estrellas, junto a la ilusión de todas las almas que estaban esperando. Vallas, árboles, los hombros de algún otro: todo servía para ver un poco mejor el escenario entre la multitud. Hubo una breve proyección, hasta que Tete apareció corriendo por el escenario mientras Tanque golpeaba la batería y Chizzo miraba a su gente, a la que le dio la bienvenida con “La furia de la bestia rock” para que comience un pogo espectacular. Terminado el tema, el cantante expresó: “Buenas noches, Navarro. Qué alegría verlos acá, tan cerca de casa. Muy pronto los cumplimos, así que este es el festejo de los 25 años”, y empezaron una seguidilla de temas que fueron escuchados sin que nadie se quede quieto.

Consciente de que había presente seguidores de todas las latitudes del país e incluso de países vecinos, Chizzo le dedicó “Motoralmaisangre” a los viajeros y avisó que iban a ofrecer un recorrido por toda la discografía. Enseguida comenzó “Cortala y olvidala”, y al finalizar presentó al primer invitado, el guitarrista Nacho Smilari, con quien compartieron “Poder”. Siguieron intercalando algunos temas del último disco, como “Algún rayo” o “Canibalismo galáctico”, con clásicos festejados al máximo como “El mambo de la botella”, “El viento que todo empuja” y “En el baldío”.

En un intervalo, Nápoli se dirigió al público para dar un mensaje vinculado a volver a tocar cerca de la Ciudad de Buenos Aires: “Si nos seguimos portando bien vamos a poder seguir haciendo recitales cerca de Capital”, lo que tuvo como respuesta un aplauso unánime, seguido por “Oportunidad oportuna”. Posteriormente, se presentó al segundo invitado, el ex Viejas Locas Fachi Crea, con quien tocaron “Arte infernal”.

La fiesta siguió con temas como “Psilocybe mexicana” y “Lo frágil de la locura”, pero antes de tocar “Somos los mismos de siempre”, Chizzo avisó que se acercaba el final, y luego de tocar “La razón que te demora” se despidieron con “El final es en donde partí”. Tras una larga pausa llegaron los bises: primero, “Panic show”, con Bero Ceriotti (Almafuerte) y Alejandro Medina y, como es costumbre, finalizaron con “Hablando de la libertad”. Así se cerró una fecha en donde el público no paró de alentar y responder las repetidas arengas que le llegaban desde la voz del frontman.

De esa manera, dos horas y media después y tras haber disfrutado de un show que se paseó por casi toda la discografía de La Renga, comenzaba el éxodo hacia la zona de estacionamiento de las miles de almas satisfechas de haber pasado una  gran velada.

En cuanto a la banda, es probable que luego de esta presentación se tomen un descanso para dar por finalizada la gira del disco “Algún Rayo” y así dedicarse plenamente a la producción de un nuevo álbum.

*Fotos por Guillermo Coluccio

 

Redacción ElAcople.com

13 Comments

  1. mar gras

    10 diciembre, 2013 en 21:25

    El del micro me debe una remeraaaa!!!! jajaja muy buenas fotos !!! gracias

  2. Gaston

    10 diciembre, 2013 en 18:01

    Muy buenas fotos, esto es La rengaaa!!

  3. cristian

    9 diciembre, 2013 en 22:49

    ESPECTACULAR LA RENGA ES UN SENTIMIENTO, YO FUI TAMBIEN CON MIS NENES LUCA (12), JULY (9), UNA FIESTA!!!!!!!!!!!!!

  4. gustavo

    9 diciembre, 2013 en 16:35

    Simplemente una fiesta como he vivido en otras oportunidades.lo mas grozo es aver estadó con mi hijo(16)años compartiendo el show y disfrutando mucho .gracias a la renga y a todos los seguidores ,un abrazo y hasta la proxima!!!!!

  5. Sabry

    9 diciembre, 2013 en 13:27

    Gracias Navarro !!! feliz de volver a verlos !!! un día maravilloso fue.

  6. Alex

    9 diciembre, 2013 en 10:58

    Alrededor de 80 mil personas, según los medios. Yo concuerdo y me animaría a estirarla unos pocos miles más.

  7. topo

    9 diciembre, 2013 en 02:34

    tremendo!

  8. Rengo

    9 diciembre, 2013 en 00:50

    Lástima que una minoría integrada por delincuentes mezclados entre gente que fue a divertirse opacan la fiesta amenazando con armas de fuego, destruyendo espacios privados y robando stereos, pertenencias y hasta butacas de los autos estacionados!!!

  9. Mica

    8 diciembre, 2013 en 21:22

    muy bueno y aguante el absurdo rock

  10. Camilo

    8 diciembre, 2013 en 21:07

    Muy buena nota y terrible el recital!

    Rodrigo, si no me equivoco estuvimos charlando un rato antes del recital, un abrazo grande desde villa crespo.

  11. jose

    8 diciembre, 2013 en 19:02

    muy buenas fotos t felicito capo salieron re buenas todos

  12. fde

    8 diciembre, 2013 en 18:55

    Cuanta gente había??

  13. Vik

    8 diciembre, 2013 en 16:48

    Buenas fotos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *