SHOWS

Pequeña orquesta de trovadores

Por  | 

Flopa Lestani y Ariel Minimal despidieron el año en La Trastienda el viernes por la noche, esta vez en formato eléctrico.

Ariel Minimal, más viejo se pone, más activo se vuelve. Entre el sinfín de proyectos que forma y ha formado parte, encuentra tiempo para re diseñar los mismos. Después de un año presentando de manera acústica -y como fue concebido- el disco “La piedra en el aire”, el dúo que forma junto a Flopa Lestani decidió electrificar su propuesta, con el Ruso Sánchez en bajo, Guillermo Gómez en batería y Martín Santoro en guitarra sumándose a la propuesta.

Y mientras Pez endurece su propuesta, el público que deambula hoy por La Trastienda tiene más que ver con los que seguían al grupo en la época de “El sol detrás del sol” u “Hoy”; muchas parejas, un ambiente más relajado. Incluso la misma gente duda por unos minutos al apagarse las luces si deben levantarse o si pueden ver el show cómodamente sentados en el piso. La segunda opción es la que gana ya que no es simplemente la banda pasando a versión eléctrica las canciones; estas son repensadas, reestructuradas y funcionan como nuevas composiciones. A algunas como “La máquina de hacer todo mal” o “Mi cámara” les sienta mejor el formato eléctrico; o por ahí hace que la canción tome otra forma, un nuevo significado y resalte palabras que en el formato acústico tal vez pasaban más desapercibidas y se fundían con la música.

Hay composiciones nuevas como “La Raja” que uno supone que ya son pensadas para este formato, y la gente reclama disco nuevo. Y aunque remitan a muchas cosas, a la vez son muy personales. Hay canciones de Grateful Dead (“Friend of the devil”), Neil Young (“Don´t cry no tears) y hasta traducciones de canciones de Grant Hart (“You are the reflection of the moon on the water”) que hasta compite con la versión original, aunque también se transforma en una composición completamente nueva.

El grupo ya tiene hits propios: “Los días por llegar”, “Sonajeros”, “El almaherida”. Canciones frágiles de esa obra maestra que fue el disco junto a Manza, editado en 2003. Y aunque Minimal sea la figura más reconocida, hay como un acuerdo tácito para que Flopa sea la que se luzca, que salga de cierta timidez. De hecho tal vez todo sea un plan de Ariel para empujar a Flopa y ayudarle a que le regale sus canciones a la gente.

Básicamente, Flopa y Minimal son dos amigos que se juntan a hacer canciones y tocarlas para ellos, donde eventualmente dejan que el público participe. Generalmente es sentados en una mesa, tomando algo y escuchando. Hoy es diferente. Hoy hasta podemos bailar sobre desamores.

*Fotos por Guillermo Coluccio

 

azafatodegira.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *