SHOWS

El triunfo de la vagancia

Por  | 

El martes, Onda Vaga brilló por primera vez en el Luna Park para presentar oficialmente su disco “Magma elemental”. Adrián Dárgelos, Pablo Dacal, Palo Pandolfo y Fito Páez, los invitados más destacados.

En medio de una lluvia torrencial, la gente comenzó a llegar; la ocasión lo ameritaba: algo así como un gran fogón en pleno corazón de Buenos Aires los esperaba dentro del Luna Park, espacio ideal para lograr una heterogeneidad en el público, de modo que se veía en las plateas desde niños hasta adultos. El campo, como siempre, era el sector de los más jóvenes. Todos compartiendo una misma pasión, Onda Vaga.

El aire expectante indicaba que todo estaba listo para que se encienda el fogón. Sin vueltas, las luces se concentraron en el escenario que, con su ornamentación, colaboraba en inducir hacia una mágica noche de luna llena. Las voces del quinteto dieron inicio al tan esperado show entonando “Tataralí”, el primer tema del último disco, “Magma elemental” (2013); una canción bailable y pegadiza que fue un hit instantáneo desde su estreno. Además de presentar formalmente las canciones del nuevo álbum, el repertorio abarcó sus otros dos discos. El público eufórico acompañaba todas y cada una de las letras, incluso las que se mostraban por primera vez esa noche.

Muchos invitados de lujo se sumaron a la enorme fiesta de los vagos: Palo Pandolfo, “Cuca de la ley” (Julián Srabstein) y Pablo Dacal. La participación de Adrián Dárgelos fue un condimento exquisito, tanto para los anfitriones de la noche como para el público. A Adrián se lo notó  disfrutando del show.

Otro momento de conmoción fue la aparición de Fito Páez, que sin previo aviso entró en escena para la clásica y hermosa “Gilda”. La ovación y los aplausos se desbordaban desde el público. El factor sorpresa fue un detalle magnífico. “Mis queridos Onda Vaga, verlos a todos ustedes acá significa que la ciudad está bien”, comentaba Fito con esa forma tan particular de hablar que llega directamente al corazón.

Llegó la infaltable “Mambeando”, canción que se encargó de conquistar a los primeros seguidores de la banda. Fue un momento sublime, en el que todos se levantaron para bailar y cantarle con las manos en alto a la luna y al sol. Fue una escena más que emocionante.

Los Onda Vaga agradecieron en varias ocasiones al público. Y aunque nadie quería que así fuera, se estaba acercando el final. Luego de la falsa retirada llegó la hora de ir cerrando el show. “El experimento” fue la canción elegida para despedirse de la manera más frenética y divertida.

El afecto y la energía que vibraba desde el público, más la espontaneidad y el carisma de los chicos, fueron factores determinantes en hacer que el recital se convierta en una tremenda, auténtica e inolvidable fiesta.

*Fotos por Fernando Fernández

 

1 Comentario

  1. Ozil

    22 agosto, 2013 en 23:26

    Todo lo que hay para decir ya lo dijo V8: http://www.youtube.com/watch?v=FdFwCn6zHLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *