LIBROS

¿Quién quiere ser reina?

Por  | 

“Madonna: Reina Material”, escrito por Sebastián Duarte y editado por Distal, es el flamante libro que se lanzó en el país sobre la cantante, para conocer su vida y obra y conocer cómo llegó a la cima. 

Pensemos, por un momento, a Madonna no como una cantante; ni siquiera como una persona. Pensémosla, por un instante, como algo o una cosa. Bueno, Madonna es algo o una cosa que ha acompañado a todos los habitantes del planeta durante los últimos treinta años; algunos nacieron, otros crecieron y hubo quienes murieron conociéndola como una parte del mundo. Aunque no les gustara ni siquiera una sola canción de ella, cosa difícil por cierto, nadie pudo a lo largo de estas décadas ignorar ese lugar que ocupó y ocupa; no por nada el título de Reina del Pop no aclara soberanía sobre alguna nación en particular, sino que es total, global.

“Madonna: Reina Material”, escrito por Sebastián Duarte y editado por Distal, es el flamante libro que se lanzó en el país sobre la cantante estadounidense, cuyo nombre completo es Madonna Louise Veronica Ciccone, y que permite conocer cómo construyó su trono esta mujer, a través de una revisión cronológica de su vida, desde que nació hasta nuestros días incluso, señalando entonces sus permanentes estrategias para mantenerse con vigencia en la cima en cuanto a éxito musical refiere.

Ordenadamente, la obra se divide en cinco capítulos: “Punto de partida”, “Asoma una estrella”, “El mundo a mis pies”, “Permanecer” y “Diva, versión siglo XXI”. Así, y como si estuviésemos viendo una prolija película sobre la cantante, conocemos sobre la prematura muerta de su madre, cuando ella tenía apenas cinco años; en homenaje a su mamá, de hecho, que se llamaba Madonna Louise Fortin escogió lanzarse al mundo con ese nombre. También, nos enteramos de cómo dejó atrás en la adolescencia a su formación católica y comenzó a llamar la atención escandalizando en las escuelas con sus atrevidas muestras de baile.

Asimismo, a través de los diversos episodios del libro, conocemos que a Madonna nadie le regaló nada sino que partió hacia Nueva York, desde su humilde Bad City (Michigan, Estados Unidos), en su juventud con menos de 50 dólares en sus bolsillos pero con el sueño de consagrarse en el arte; durante años, trabajó en lugares como Dunkin’ Donuts y Burger King, además de reemplazar a bailarinas fijas en espectáculos nocturnos de mala muerte. Obviamente, luego vemos cómo se introdujo en la música como cantante, con el pie tan firme que terminó convirtiéndose ni más ni menos que en la número uno de todo el mundo.

Además, hay espacio para repasar su aventurera vida sentimental y pasional, registrando sus relaciones tanto con estrellas como con artistas callejeros, tanto con hombres como con mujeres. Y, también, hay lugar para una pormenorizada y crítica recopilación de sus incursiones en el cine. Todo, siempre, acompañado de una completa galería de imágenes, en las que puede admirarse toda la belleza de la cantante, a través de las distintas etapas de su vida. Hay, finalmente, muchas notas de color que se conocen a partir de la lectura de “Madonna: Reina Material”; por ejemplo, el nombre de una de sus chihuahas, Evita.

Redacción ElAcople.com

3 Comments

  1. roxi

    20 diciembre, 2012 en 17:04

    yo lo quierooo aguante madonna

  2. Julianna

    20 diciembre, 2012 en 16:43

    Si está escrito por ese mamarracho de Duarte, debe ser malísimo.

  3. Scottie Pippen

    20 diciembre, 2012 en 12:22

    Qué grande la compañera Madonna. Y quiero el ejemplar; prometo no ensuciar las fotos (?)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *