SHOWS

Abrazado a la moda

Por  | 

La segunda fecha del Personal Fest se destacó por el ritmo funky de los Illya Kuryaki, por la energía característica de los Molotov y por el reggae lover de Dread-Mar I.

Esta octava edición no era de las más jugosas, sobre todo por la ausencia de artistas internacionales de trascendencia, punto que se magnificó aún más luego de la deserción de Fiona Apple. Si bien Kings of Leon es un conjunto reconocido, todavía no explotó en masividad, al menos en nuestro país. Molotov y Soja, dos grupos queridos que nos visitan asiduamente, y que ya no son sorpresa. El resto eran agrupaciones de indie rock de cartel mediano tales como como Devine FitsThe Virgins, The Cribs, Clap Your Hands Say Yeah y Dirty Projectors.

Varietés

La sede San Martín del Club G.E.B.A. se vio invadida por infinidad de sponsors y puestos de comida. Desde temprano el público se acercó para disfrutar de un esplendido día, de diferentes entretenimientos y de escenarios varios. De este modo, se observaban payasos de zancos gigantes y otros disfrazados de zombies, o personas disfrutando de masajes o de simuladores de autos.

Pero la gran mayoría se ubicaba cerca de los escenarios. El de menor convocatoria era el situado en un gimnasio de básquet techado donde la temperatura era elevadísima. Desde las 16 hasta las 21 pasaron los siguientes artistas: Maxi Trusso y Avanti in Dietro; Fernando Gril; Walter Domínguez; Coral; Suprafónicos; Lúdico; Valentín y Los VolcanesTal CualShamat; Tenn.

El tercero en importancia estaba centrado más en los ritmos jamaiquinos. Desde Salta se presentó el reggae de Mi Karma González, luego el dub de Nairobi y desde el sur de Gran Buenos Aires, el reggae roots de Timaias. También hubo fusión de música gitana, punk y rock de la mano de Carnavale di Vendetta. Después un hubo un trueque con Gustavo Cordera, y Dread Mar-I sería el siguiente músico.

Los liderados por Mariano Castro desplegaron su ya reggae lover clásico, el cual se pronunció aún más en su quinto disco “Transparente” (2012). Sus fans se acercaron en masa para acompañarlo y cantar viejas canciones como “No convencerán” y “Promesas”. El cierre llegó con Cordera en la Caravana Mágica y su sonido tropical rockero que tanto hace bailar. Así pasaron “Asalto de cumbia” y “La bomba loca” , entre otras.

Mucho baile

El público que solo le interesaba los escenarios principales tenía la suerte de que los mismos jamás se superpondrían. De este modo, los primeros artistas locales, Silvina Moreno, Código Natural y Lucas Martí fueron escuchados de forma íntegra. La inglesa Little Boots, que cuenta con un gran reconocimiento por su electro rock, pudo mostrar las canciones de su debut “Hans” (2009) y algunos adelantos de su próximo CD.

Desde New York pasaron dos bandas indie con diferentes propuestas. Los Clap Your Hands Say Yeah con un sonido más post punk tenían a sus seguidores muy entretenidos con “Same mistakes” y “Gimme some salt”. Los Dirty Projectors volaron hacia un costado más experimental que por momentos hacía difícil su escucha.

Con una cantidad de seguidores que van en aumento, los SOJA le hicieron un paneo a quienes los desconocían: un roots divertido (“I Don’t Wanna Wait”), uno melanco (“Strength To Survive”) y un doblete romántico (“Tell Me” y “Here I Am”). También hubo lugar para invitar a Dread Mar-I en “Everything changes”.

Siempre que Molotov toque en nuestro país serán recibidos con mucho cariño. Es una banda que contó con un gran éxito en los ’90 y a principios del ’00 con temas que aún siguen provocando el mismo fanatismo. Ellos mismos se sorprenden ante cada nueva visita. Y el show del domingo no fue la excepción. Al sonar hits instantáneos como “Voto latino” y “Gimme the power”, el público cantó y bailó como si fuesen recientes.

El personal cuarteto mexicano centró su lista en su reciente disco en vivo “Desde Rusia con amor”, que resume su carrera de 17 años, por eso no sorprendió que pasarán otros clásicos como “Frijolero” y “Puto”. A pesar de los años siguen con una energía muy juvenil, lo que les da un plus al momento del vivo. Jamás defraudan a su caudal de fanáticos, que los esperan anualmente y no solo por su talento musical.

Desde su regreso a los escenarios en 2011, los Illya Kuryaki and The Valderramas han logrado una aceptación hacia su trabajo como nunca antes en su carrera. Si bien es cierto que hay un aparato comercial grande por detrás, esto está apoyado por una banda profesional y súper talentosa que trabajó a conciencia para componer un disco a la altura como “Chances”. En su primera etapa fueron exitosos pero en muchos sectores eran ninguneados y subestimados. Ahora están generando conformidad en todos.

Durante poco menos de 90 minutos desplegaron todo su potencial de la mano del tono callejero de Dante Spinetta y de la entonación pop de Emmanuel Hourviller, acompañados de unos músicos que llevan el funk en la sangre. Viejas glorias como “Jaguar house” y “Jugo” alcanzan un potencial y una frescura aún mayor con este combo. Melodías recientes como su primer corte “Ula ula” o “Funky futurista” dejan en claro que decidieron profundizar en este sonido. Y qué bien les sienta.

También hubo momentos calmos con las sentidas “Abismo” (por Ema) y “Ruégame” (por Dante). Después ambos brillaron en el hermoso homenaje para Luis Alberto Spinetta de “Águila amarilla”. La energía que transmitían sus líderes era recibida por sus fans. Los Molotov estuvieron de invitados en “Mother fuccker”, otro nuevo tema. El cierre fue el ideal con “Remisero” y el eterno “Abarajame”.

La tremenda campaña publicitaria hizo que el Personal albergará más de 40 mil personas a lo largo de los días, a pesar de contar con una grilla sin el poderío de antaño. Recordar la presencia de artistas como Morrisey, Primal Scream y Blondie genera nostalgia. Para la próxima edición, los organizadores deberán esforzarse para recuperar a un festival que de a poco fue perdiendo interés musical y ganando en exposición mediática.

* Fotos por Fernando Fernández

Redacción ElAcople.com

1 Comentario

  1. Scottie Pippen

    4 diciembre, 2012 en 23:04

    Que bueno Molotov. El disco Dónde jugarán los niños (o niñas, no me acuerdo) lo escuché demasiado de grumete (?) Y más bueno todavía las hembras que se ven en las fotos de los Kuryaki.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *