SHOWS

La bestia pop

Por  | 

El miércoles, Pulp pagó una deuda de años y años con un gran show en el Luna Park. Crónica y fotos de todo lo sucedido en el palacio de los deportes.

¿Te acordás de la primera vez? Las primeras veces quedan marcadas en la piel. Pero esta noche la mayoría no recuerda la primera vez en un show de Pulp porque la mayoría es virgen en esa materia. “Un viaje de retorno a donde todo comenzó” es la consigna del show. “Esto es emocionante”; “¿Están listos?”,  “¿Lo hacemos?” se proyectan sobre el telón. Quieren generar esa tensión de la primera vez; las dudas, la incertidumbre, la emoción, la ansiedad. Suena “Do you remeber the first time?” y volvés a tu adolescencia, tomando, fumando y aspirando pegamento. Y bailabas y tomabas y cogías porque no había nada más que hacer. Siempre intentando ser como Jarvis Cocker, pero siempre fallando.

Jarvis es de esas extrañas figuras carismáticas; parece un bibliotecario borracho, bailando de la forma más extraña posible, convirtiéndole en su sello. Cuando está en el escenario es la persona más cool del mundo, y aunque haga todo lo necesario para derribar ese mito, el tipo sale intacto. Tiene una extraña forma de demagogia; no pide palmas, no hace cantar al público, no dice que somos los mejores, pero intenta comunicarse con el público como nadie la hace; si ellos son los héroes de la clase obrera, le hablaremos como la clase obrera. “La verdad de la milanesa”, “Pipí cucú”, “Chiche Bombón”, “Sacarle el jugo” y demás ocurrencias locales son su forma de entregarse a la audiencia. Por supuesto que esto genera alabanzas a su persona con lo que el cantante responde “No, somos una banda llamada Pulp. Yo no puedo hacerlo sin ellos. ¿Pueden gritar Pulp?”. Y la gente lo hace, porque tiene razón.

El grueso de la lista está basado en la época de gloria de la banda: el período 1994-1995. Convertimos el Luna Park en un pista de baile en “Disco 2000” mientras nos lamentamos por eso que nunca fue y jamás será, gritamos el final de “Babies” mientras recordamos esos desamores de la juventud, añoramos los años de excesos con “Sorted for E’s & Wizz”. Y si la emoción no te nubla, podés disfrutar y darte cuenta del gran sonido que hay desde el minuto cero y lo grande que son los Pulp como músicos; el gusto, la onda, el audio, la cadencia.

Lejos del manual correcto de la banda inglesa, sorprenden con un show muy largo (dos horas y media) y con varios momentos inesperados. Aparece el Kraftwerkiano “Acrylic afternoons”, de cuando no eran los héroes de nadie, el pedido “true” de los fans en “Like a Friend”, la sorpresa de “Mile end” (incluida en la banda de sonido de Trainspotting), e incluso semi hits escondidos que no habían sonado en esta gira reunión como “Help the aged” o la preciosa “A Little soul”.

Por supuesta que llega EL momento de la noche con “Common People”; una suerte de crítica al consumismo, a la clase alta, a la frivolidad. Curioso cantarlo en un lugar donde la gente ha pagado altas sumas de dinero para verlos y donde muchas muchachas han asistido con sus tacos y sus vestidos de gala. Allá el rock barrial es Pulp, acá La 25. Pero evitemos esas baratas analogías.

Pulp sabe de himnos y sabe sacar lo mejor de ellos, hacerte sentir vivo y joven, lleno de dudas y añoranzas. Verlos en vivo es como tener sexo por primera vez: pasás por la ansiedad, la duda, el disfrute, el cansancio, el éxtasis. ¿Qué te pareció? ¿Te acordás de la primera vez? Con Pulp, sí.

* Fotos por Agustín Dusserre

azafatodegira.com

4 Comments

  1. Scottie Pippen

    23 noviembre, 2012 en 13:03

    Tal cual, la comparación es buenísima: es un bibliotecario borracho. Y lo imagino experto en la sección de literatura erótica (?) Muy buena la galería de fotos!

  2. BRAVO DE LA PAMPA

    23 noviembre, 2012 en 12:59

    COMO SE PUEDE SER TAN PERO TAN INVERTIDO? NO SE PUEDE ENTENDER GENTE

  3. Cristo

    22 noviembre, 2012 en 19:51

    Linda nota, espectacular el nuevo diseño!

    • admin

      27 noviembre, 2012 en 21:59

      Muchas Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *