SHOWS

A nuestra manera

Por  | 

Agnostic Front y H20 compartieron cartel el martes en el teatro Vorterix para una noche de hardcore vieja escuela.

 

Nueva York – Buenos Aires sin escalas. Bandas y público que constantemente están mostrando cuáles son sus raíces.  Por eso no extraña que al salir H2O a escena, lo hagan con un mashup entre “Empire state of mind” de Jay Z y “New York, New York” del gran Frank Sinatra. De entrada, por obvias cuestiones generacionales, fueron los integrantes más jóvenes del público los que incentivaron el primer agite de la noche. Por alrededor de 45 minutos y con un sonido realmente notable, los liderados por Toby Morse descargaron su arsenal que se paseó por canciones como “One life, one chance” y “What happened”, mechando con fragmentos de temas de Fugazi, Oasis, Black Sabbathy The Police. Tirándose al público varias veces y hablando de respeto, pasión y de tener una mente abierta, el cantante generó mucha empatía con los presentes. Si bien la mayoría estaba ahí por la banda central de la noche, H20 dio un gran show y no sorprendería que hayan ganado nuevos adeptos.

Pero la noche era especial por otra cosa: no era una visita más de Agnostic Front, si no la celebración de 30 años de la banda, por lo que había mucha expectativas entre la gente. Lamentablemente el sonido nunca alcanzó la potencia necesaria. La guitarra de Vinnie Stigma sonaba baja por momentos y Roger Miret tuvo varios problemas con su micrófono que su cara de fastidio dejaba entrever.

El hecho de que Miret sea cubano y hable español hace que la conexión con el público sea más cercana. De hecho la canción “A mi manera”, perteneciente a su último disco, la gente la ha tomado ya como un clásico. Dicho tema fue dedicado a su hermano Freddy, cantante de los legendarios Madball.

Aunque supuestamente debería ser un amplio recorrido por los 30 años de historia, el show apenas alcanzó la hora de duración. Nada fuera de lo normal en el género, pero curioso teniendo en cuenta que era una ocasión especial. Así mismo fueron unas selectas canciones viejas las que aparecieron en la lista: el triplete “Victim in pain”, “Blind Justice” y “Last Warning”, del primer disco; solo la gran “Crucified”, de “And justice for…”, y “The Eliminator”, de “Cause for Alarm”. El resto fue un recorrido por los últimos lanzamientos de la banda: “Us against the world”, “For my family”, “Take me back”. De todas formas el público responde de la misma manera ante todas las composiciones ya que los últimos discos realmente mantienen un buen nivel y desacreditan esa acusación hacia el hardcore de ser demasiado nostálgico.

Aunque Miret sea el portavoz, para la mayoría el guitarrista Vinnie Stigma es el alma de la banda. Corriendo, saltando y haciendo muecas lleva el mando. Mención especial también para el baterista Pokey Mo, con una imagen que nada tiene que ver con el grupo, pero que aporta tanto la técnica como la fuerza que el grupo requiere. También hubo tiempo para un homenaje a los Ramones con “Blitzrieg Bop”. Extraño, pero siempre bien recibido. Nadie estaría acá si no fuera por ellos.

Y así sin mucho jolgorio la banda se retira. El grupo tuvo actitud. Tal vez haya sido solo una picardía la duración y la elección de canciones. La fiesta de cumpleaños fue intensa, pero terminó temprano.

* Fotos por Fernando Fernández

azafatodegira.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *