ENTREVISTAS

“Seguirá dándome alegrías”

Por  | 

Ariel Torres presenta la segunda edición de la biografía de Ricardo Iorio, “El perro cristiano”. Hablamos con el autor sobre este nuevo lanzamiento, entre otras cosas.

 

Hacia 2008, Ariel Torres publicaba de modo independiente la biografía de Ricardo Iorio, a la que tituló “El perro cristiano”. Hoy, a cuatro años de la aparición, el periodista lanza la segunda edición; sobre la nueva versión del libro, entonces, El Acople conversó con el biógrafo del cantante de Almafuerte.

“La verdad que todo lo que viví desde que el libro salió a la calle fueron alegrías. El perro cristiano fue editado en mayo de 2008 y dos años después le di forma a un espacio en Internet donde encontré un lugar ideal para interactuar con los lectores; desde entonces recibí muchísimos de mensajes de aliento, muestras de cariño, comentarios positivos y, especialmente, agradecimiento y respeto por mi trabajo. Todo eso se trasladó después a los conciertos de Almafuerte donde nunca faltan las personas que se acercan para pedirme una foto, una dedicatoria o simplemente para saludar y decirme que el libro les gustó. Esas cosas son impagables”, relata Ariel al respecto de lo que sobrevino para él a partir de la obra.

Y, sin dudar, señaló como lo mejor: “Creo que las mayores satisfacciones fueron enterarme de tres o cuatro personas que por primera vez agarraron un libro gracias a El perro cristiano, y también el caso de una joven maestra de la Patagonia, quien me confesó que le obsequió su ejemplar a un alumno de once años porque el niño vio el libro sobre el escritorio y se lo pidió prestado para leer, porque a esa edad ya escuchaba a Iorio. Yo creo que esas fueron las satisfacciones más grandes que tuve hasta ahora. Y digo hasta ahora porque estoy convencido de que la biografía de Iorio seguirá dándome sorpresas y alegría”.

A través de tu espacio en Internet, además de por el libro, te convertiste en un referente para la comunidad de Almafuerte, dando información y compartiendo material. ¿Cómo te trata esa comunidad, cómo podrías definir o describir al arquetipo de fanático de la banda?

Me parece que estaría equivocándome feo si creyera que soy un referente del público de Almafuerte. Apenas soy el autor de un libro sobre Ricardo Iorio, pero nada más. Es cierto que gracias a El Perro Cristiano Facebook también puedo interactuar con algunos lectores brindándoles información, o puedo compartir material con ellos, pero mi objetivo principal en la web no es otro que promocionar el libro. Llamalo publicidad encubierta o como gustes, pero lo que realmente me interesa es que los chicos sepan cómo y dónde pueden conseguir el libro, ya que tiene una distribución muy particular: no se vende en librerías y tampoco se vende por correo o Internet; solamente se consigue en los conciertos de Almafuerte y en las rockerías Locuras. Cada tanto aparece algún comentario de gente que cree que todo lo que yo hago es para obtener “fama” o porque pretendo “lucrar con el sentimiento de los fans”, pero en general la gran mayoría sabe hacia dónde apunto y aceptó con mucho cariño y respeto mi trabajo. Entonces, como yo soy parte del público del rock igual que ellos disfruto de cada cosa que me sucede con mucha alegría y goce. El público de Almafuerte es muy fiel, es muy leal y sabe lo que consume. No compra cualquier cosa y mucho menos cuando se trata de leer sobre su ídolo. Al público de Iorio no podés venderle el pescado podrido porque enseguida te lo arroja en la cara, por eso mi alegría es doble: me di el gusto de escribirle un libro a Ricardo Iorio y obtener la aprobación del público que lo leyó.

Una de las novedades de la nueva edición es una flamante entrevista, ¿qué podés adelantar que trae esa nota? ¿Sobre qué habló Ricardo?

Tengo que reconocer que me sentí un poco “atado” a la hora de hacer esa entrevista porque la idea fue actualizar su biografía a través de una charla. Quise que él mismo me contara sobre los puntos artísticos más importantes que vivió en últimos años, y eso no me dejó demasiado margen para charlar sobre otras cuestiones ajenas a la música. Iorio me habló sobre el nuevo disco de Almafuerte y sus letras, sobre su disco solista, “Ayer deseo, hoy realidad”; se refirió a su vida en el campo, a su salud (recordemos que en 2009 fue sometido a dos operaciones de urgencia); también desmintió su retiro de la música y adelantó una probable radicación en la provincia de La Pampa. Por supuesto, también hablamos mucho sobre sus charlas en TV con Beto Casella, sobre su nota de tapa en Rolling Stone; sus participaciones como invitado en discos de La Mississipi, Mancha de Rolando, Los Natas, etc. Me dio su opinión sobre los tributos en vivo a V8 y Hermética. También habló sobre el presente de Almafuerte, y se refirió a Pappo, José Larralde, Edmundo Rivero, Víctor Velázquez. Me habló de su familia, de su infancia en Córdoba, de las peleas con su padre… En fin, hablamos mucho, pero especialmente sobre asuntos musicales. Yo creo que la parte de la entrevista que él más disfrutó fue cuando se refirió a su interés por la arqueología y los indios de la región donde vive actualmente. La entrevista se hizo en Sierra de la Ventana, y en todo momento Iorio estuvo predispuesto al diálogo y a las fotos. Se mostró como lo que realmente: un excelente anfitrión.

Si tuvieses que elegir un capítulo del libro como tu preferido, ¿cuál sería y por qué?

Tengo una especial preferencia por los primeros capítulos. Me fascinó escribir y recoger testimonios sobre la infancia de Iorio, su adolescencia en el Mercado del Abasto y su etapa en V8. Lo que pasa es que V8 es mi banda favorita de la carrera artística de Iorio; Riff y V8 fueron las bandas argentinas de rock que marcaron mi vida, porque al primer concierto de rock al que asistí fue a uno de V8, en 1984. Entonces, era de suponer que ese “favoritismo” iba a verse reflejado en el libro. Algunas personas me hicieron notar eso, como también me hicieron notar que a los capítulos de Hermética le faltan más testimonios y más anécdotas, lo cual me parece que es cierto. En realidad, algún día me gustaría escribir un libro sobre Hermética para poder desarrollar mejor la historia de esa banda.

Almafuerte está publicado un nuevo disco, ¿te despierta expectativas?

No tengo las mismas expectativas que tiene un seguidor de Almafuerte porque no me considero un fanático del grupo. Yo soy más fanático de V8; en casa, cuando quiero escuchar discos de Iorio primero busco los de Hermética y V8. Incluso, escucho más el CD de Iorio y Flavio que cualquiera de Almafuerte. Por eso mi entusiasmo es distinto. Pero espero un gran disco; imagino una continuación de “Toro y Pampa”, que es mi disco favorito de Almafuerte. Yo supongo que lo nuevo va a venir con canciones muy rockeras pero con un alto contenido rural en las letras. De hecho, ya desde el título (“Trillando la fina”) le hacen otro enorme guiño al campo.

¿Cuál es tu próximo proyecto editorial? ¿Será algo vinculado al metal o al rock? ¿Podés anticipar algo?

Por primera vez estoy escribiendo sobre un tema totalmente ajeno al rock. Sucede que yo tengo un interés muy particular por la historia de los sobrevivientes de los Andes, aquellos uruguayos que en el año 1972 sufrieron un accidente aéreo en plena Cordillera. Sí, sí, los mismos de la película y el libro “Viven”. Entonces, desde hace varios años comparto actividades e interés por ese tema con mucha gente amiga, y he viajado ocho veces al lugar donde ocurrió el accidente, en el corazón de los Andes. Precisamente, en mi próximo libro estoy relatando mis experiencias y mis sensaciones en las cabalgatas que hice para llegar hasta el lugar donde ocurrió todo eso. Son dos días a caballo para llegar y otros dos días para regresar a la civilización. Y a través de este libro también estoy tratando de rescatar los valores que dejó esa historia, porque aunque a muchos sorprenda, El Milagro de los Andes dejó muchas enseñanzas para aplicar en nuestra vida cotidiana. Se escribieron varios libros sobre este tema pero hasta ahora nadie había escrito sobre las personas que estamos interesadas en eso, y tampoco nadie había escrito sobre los viajes hasta ese lugar tan desolador pero majestuoso a la vez. Seguro que se sorprenden si les cuento que viene gente de todas partes del mundo para hacer esa cabalgata. “Hacia el avión de los uruguayos”, así se va llamar mi próximo libro, va a salir a la venta el año que viene, y como todo tiene que ver con todo, para finalizar les cuento una anécdota: yo soy un coleccionista medio obsesivo de libros sobre El Milagro de los Andes (risas) y una vez tuve dos sueños: el primero, escribir mi propio libro sobre el tema, y es lo que estoy haciendo. El segundo, hace un tiempo compré una edición especial de “Viven”que tiene una tapa diferente y contiene varias entrevistas actuales a los sobrevivientes. Me encantó esa edición; tanto que dije: “El día que reedite mi libro de Ricardo Iorio quisiera que sea así: con una tapa diferente y con una entrevista al final del libro”. Bueno, me di el gusto con el segundo sueño también. Lo hice. Cumple sus sueños quien resiste, ¿no?

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *