SHOWS

Fuera de tiempo

Por  | 

Coal Chamber solo cumplió en su debut en la Argentina, el jueves en el Teatro Flores.

 

Cuando Coal Chamber anunció su vuelta en septiembre del año pasado surgió un interrogante: ¿su regreso sería solo nostálgico o aportarían nuevos ingredientes a su estilo definido y característico? Esto poco le importaría a los fans, ya que su sueño de  verlos en acción por primera vez se estaba por cumplir.

Estado actual

Desde las 19, las bandas locales Shock, Punto Ar, Mala Reina y Amplexo entretuvieron al público presente con sus propuestas. La gente de Amplexo, que fueron los últimos en subir, demostraron su actitud y sus esperanzas de crecer y con una interesante versión de “Blind”, de Korn, obtuvieron un reconocimiento de los espectadores.

Cuando detrás del telón se escucharon algunos sonidos de bajo, el público creyó que los Coal Chamber se los llevarían por delante. Sin embargo, cuando se abrió la cortina a las 21.40 tras la intro experimental y satánica, el poder no fue el esperado. Debido a esto “Loco”, ‘el clásico’ del grupo, no tuvo la recepción ni el impacto necesario. Otro hit del exitoso debut autotitulado de 1997 como “Big truck” también lo sufrió.

En escena se veía una banda que demostraba ensayo pero que por cuestiones técnicas no se llegaba a apreciar, especialmente por un volumen excesivo que generaba saturación en la estructura. Con las siguientes “Fiend”, “Rowboat” y “Something told me”, incluidos en su tercer disco “Dark Days”, de 2002, la situación comenzó a tomar otro color: el bajo de Chela Rhea Harper y la batería de Mikey “Bug” Coxya ya no acaparaban la atención; la mezcla estaba mejor distribuida dándole más lugar a la voz de Fafara y a los riffs de Miguel Rascón. De este modo, empezó a haber una linda energía en el ambiente, tal como se notó en “Clock” y “Not living”.

Se sabe que Fafara es un frontman con una gran intensidad en el vivo y que logra una buena comunicación con sus fans. El público argentino lo pudo comprobar el año pasado en su actuación con DevilDriver, la banda que formó tras la disolución de Coal Chamber. Pero para este show no se lo vio con la misma actitud, quizás porque ya no disfruta cantar estas canciones. Es indudable que las melodías extremas de DevilDriverle generan mayor comodidad.

Con el paso de las melodías, el show se comenzó a tornar un tanto monótono y no solo por una estructura de composición similar, sino porque son canciones que perdieron actualidad y que no se mantienen frescas. En “I”, “No home” y “Watershed”, el público más imparcial notó esta falta de frescura.

Durante el pequeño break, el ambiente se puso efusivo y los presentes comenzaron a entonar el estribillo de “Sway”, así que cuando la banda regresó tras la intro “Maricón puto”, les dieron el gusto. Luego de una versión correcta con una ronda hardcore incluida, Rascón se despidió arrojando su viola con una actitud que pareció algo ficticia.

Cuando los Coal Chamber decidieron reformarse imaginaron que la prensa y el público los acompañarían con un interés inmenso. Sin embargo, notaron rápidamente que la situación no sería tan sencilla. El ñu metal es un género que quedó estancando y que necesita una renovación si pretende salir a flote. Y la banda de Dez Fafara está involucrada en esta situación.

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *