¡EXTRA, EXTRA!

Otra vez sopa

Por  | 

Una vez más, Don Vilanova agarró un micrófono para dar rienda suelta a su ya acostumbrado desparramo de acusaciones, reproches, descalificaciones y juzgamientos. Y, en esta ocasión, los apuntados principales fueron dos: por un lado, Litto Nebbia; por otro, la comunidad semita.

“Hubo una ley que la derogaron los mismos músicos, Litto Nebbia con su amigo del alma Alberto Fernández, ex jefe de gabinete, hizo todo lo posible en 2005 para derogarla y lo consiguió. Se cagó en todos sus compañeros, y te lo digo como se lo digo a él en la cara: ‘Vos estuviste metido ahí, loco’. Y hasta 2012 no hubo ninguna propuesta nueva de Ley de la Música. Hubo un convenio con la cámara de pubs y restoranes que no respeta nadie”, acusó Miguel al comparar la situación de los músicos con los actores.

Posteriormente, sin embargo, Litto respondió duramente: “Me sorprende la manera en que me calumniás. Primero, porque no es cierto nada de lo que decís de mí. Segundo porque tampoco lo es que me lo digas en la cara. Vos justamente sos de los pequeños tipos que no pueden mirarme fijo al rostro” y “He leído un par de veces por ahí la cantidad de disparates que decís. No tenés noción de lo que hablás. Volvé a los fierros amigo. Fuera los pañales, hacete hombre de una vez. Usa la cabeza, no sólo para peinarte”, fueron algunas de las cosas que le dedicó. Todo esto, a través de VOS.

Pero, como adelantamos, no solo contra Nebbia disparó Don Vilanova: no conforme con ese rival, fue versus la comunidad semita. El fin de semana, el guitarrista hizo una serie de shows en Córdoba y, en uno de ellos, despotricó contra “el plan sionista que tiene más de 150 años para comprar la Patagonia a precio vil”.Y, después de mencionar a personas judías relacionadas según él con Rockefeller, aclaró: “Yo no soy ningún antijudío, sí antisemita. Semitas son los que se metieron en tierras ajenas con armas y que están matando a personas en Palestina”.

Por nuestra parte, desde la redacción de El Acople, nos preguntamos si llegará el día en que Don Vilanova se limite a hablar solo con su guitarra. ¿O acaso no es lo que mejor hace? Hasta, quizás, le convenga a él mismo. 

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *