SHOWS

Unidad progresiva

Por  | 

La partida de Mike Portnoy, uno de sus fundadores y compositores, el 8 de septiembre de 2010 generó incertidumbre en el seno de Dream Theater y en sus seguidores. El resto de la banda, en una medida extremadamente difícil, decidió continuar a sabiendas de las críticas que podrían recaer sobre ellos. Rápidamente audicionaron a siete bateristas de clase mundial, que quedó plasmado en un reality de tres capítulos.

Con un desempeño fabuloso en las pruebas, Mike Mangini (ex Extreme, Annihilator y Steve Vai), se ganó el puesto por su virtuosismo y su facilidad para la improvisación. En el undécimo disco, “A dramatic turn of events”, también tuvo una actuación destacada, aunque las composiciones están más centradas en la guitarra y el teclado. Entonces, y como era de esperar, la atención de los fanáticos estaría focalizada en el papel de Mangini.

Para la posteridad

Desde su primera visita a nuestro país en diciembre de 2005, Dream Theater mantuvo una base fiel de seguidores que fue aumentando show a show; a tal punto que para esta nueva gira sumaron una función en la provincia de Córdoba a sus ya habituales dos fechas en Buenos Aires. Si bien la ida de Portnoy golpeó en el corazón del fan, la expectativa por verlos no se había resentido.

Sin dudas, saber que la banda había optado por grabar un nuevo DVD-Blu Ray en Argentina incentivó a los fans locales a agotar las localidades. Y posiblemente, el grupo eligió nuestro país porque el público local es de ser muy participativo y extrovertido en los shows. Por ejemplo, apenas las cámaras suspendidas comenzaron a moverse previo al inicio, la reacción fue instantánea con gritos y movimientos de brazos.

Con una historieta animada donde los personajes principales eran los propios músicos comenzó el concierto a las 21.30 con la intro Dream is collapsing”, del compositor cinematográfico Hanz Zimmer. A continuación, los Dream Theater empezaron a ocupar sus lugares. El primero en aparecer en escena fue John Myung con su timidez característica, luego John Petrucci, que con levantar brazos se ganó la ovación de todos, y después a dúo accedieron Jordan Ruddes y Mangini.

Con los primeros acordes de “Bridges in the sky”, la banda demostró que la magia estaba intacta, con un protagonismo casi exclusivo de Petrucci y Ruddes; quizás perjudicados por un sonido excesivamente fuerte que impedía por momentos disfrutar de cada uno de los instrumentos. Para la majestuosidad de “6:00”, el volumen ya estaba en el punto justo, dándole a esa fantástica pieza progresiva la situación ideal.

Como era de esperar, la lista de temas estuvo centrada en su última y muy buena placa “A dramatic turn of events”, de la que sonaron siete de las nueve composiciones. El público se mostró conocedor y gustoso de estas melodías como los casos de “This is the life” y Lost not forgotten. Son melodías que encajan perfectamente ante gemas del nivel de “The dark eternal night”.

Sobresalió

Si había un instante que todos esperaban con ansiedad, ese era el solo de Mangini. Y vaya si brillaría el experimentado músico. Con una batería de cuatro bombos, utilizó cada una de las herramientas al servicio del virtuosismo. Todo el mundo quedó obnubilado por tal demostración, por eso se ganó una ovación estruendosa. Además de su talento se mostró muy enérgico y carismático, lo cual lo ayudó aún más.

Otro gran momento del show fue el set acústico junto a un cuarteto de cuerdas compuesto por músicos argentinos. Primero pasó un clásico como “The silent man”, que tomó mayor luminosidad con los instrumentos clásicos. Luego la melodía que cierra su CD de 2011, “Beneath the surface”, también fue favorecida por esta versión.

James LaBrie no es el hombre más arengador ni movedizo en escena. Sin embargo, motivado por la grabación del DVD se lo vio más activo y charlador que en todas sus visitas anteriores. Desde lo estrictamente técnico, su voz se escuchó algo distante al comienzo, punto que fue mejorando con el transcurso del show. El pico deexpresividad lo consiguió en las suaves Surrounded y

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *