SHOWS

Otro traspié

Por  | 

Después de los dos conciertos desafortunados con C.J. Ramone en mayo de 2010, los neoyorquinos liderados por Jerry Only (hoy único integrante original) regresaban a nuestro país para festejar los 35 años de la banda y para presentar las canciones de su disco “The devil’s rain”, de 2011, que la vio la luz tras ocho años de silencio discográfico.

Sin luces

Tras los shows de los locales Lag!, Crisis, Old Seven y Los Vincent Price, los presentes comenzaron a apostarse cerca del escenario para disfrutar del show. Con la planta baja únicamente habilitada y una expectativa media, The Misfits estaba a punto de salir.

A las 21.15, Eric Chupacabra Arce (batería) apareció en escena tras una pequeña intro compuesta de relámpagos para que luego se le sumen Dez Cadena (guitarra y voz) y el mismísimo Only. Arrancaron con las cuatro melodías que abren su álbum de 2011: The devil’s rain”, “Vivid red”, “Land of the dead“The black hole”.

Desde el comienzo el sonido fue medio pantanoso, con una batería demasiado al frente y un bajo que brillaba por su ausencia. Si bien con el transcurso de las canciones mejoró en un cierto punto, jamás llegó a sonar decente y con la profesionalidad que debería hacerlo una banda con 35 años de trayectoria.

Entre la seguidilla de nuevas canciones, se infiltró “Scream”, un tema de la época de Michale Graves (cantante de la banda de 1995 a 2000), que fue muy vitoreado por los presentes. Llamó la atención esta locura ya que la época de Graves generó mucha polémica en sus viejos fans. Con el paso del tiempo estas canciones tomaron un protagonismo mayor, tales los casos de Dig up her bones”, “Helena” y “Saturday night”.

Only no transmitió mucho en escena, apenas hizo comentarios y presentó algunas canciones. Su momento de mayor interacción fue cuando se despidió de su gente haciéndolos participar con algunas arengas. Desde lo vocal apenas se le notó una mejoría, aunque a cada paso deja en evidencia que es una función que no le sale naturalmente.

Con los clásicos “Halloween”, “Skulls” y “Where eagles dare”,  el público disfrutó a full generando una algarabía que había aparecido a cuentas gotas durante la noche. Esto sucedió porque la primera parte del show estuvo compuesta por las nuevas canciones, que si bien cumplen no logran llegar al corazón de su gente ya que no tienen la magia ni la lucidez necesaria.

Después de la explosión con “We are 138”, la banda dejó el escenario por menos de un minuto para mantener así la locura de los espectadores. Las finales Descending angel”, “Hybrid moments y Die, die my darling mantuvieron la energía.

Por momentos pareció que los músicos cumplieron con lo pactado en el contrato y se despidieron. No intentaron que sus fans dejen en sus retinas este show por siempre.

A pesar que Only se esfuerza por mantener vivo el legado de Misfits, el presente le demuestra que esta formación no logra generar esa mística que tantos éxitos le dio. Es hora que el bajista deje descansar en paz la gloria conseguida.

Redacción ElAcople.com

3 Comments

  1. otro_Cristian

    25 abril, 2012 en 00:00

    por dios , que ganas de seguir dando lastima tiene jerry , esta bien que tenes que comer pero comprate un taxi o alquilate un puestito en la salada (?) , es mas digno

  2. G.

    23 abril, 2012 en 00:00

    Momento… ¿¿estamos hablando del Dez Cadena de Black Flag?? ¿¿¿que hace formando parte de esta fantochada????

  3. freak

    22 abril, 2012 en 00:00

    Misfits se murió en 1983, lo que quiere hacer este fantoche es cualquiera, me da verguenza ajena. Que Glenn Danzig lo re cague a trompadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *