SHOWS

La mismísima peste

Por  | 

Los podridos de Firmat, ese pueblo de Santa Fe donde las hamacas se columpian solas por supuesta actividad paranormal, cuentan que “el nombre de Carmina Burana proviene de los oscuros tiempos medievales, obra resultante de los poetas vagabundos llamados goliardos que transitaron por toda Europa, y que mediante la sátira y la ironía ridiculizaron la hipocresía social de esa época”. De esta manera nos encontramos con un combo tremendamente explosivo, que ya desde el nombre advierte que lo suyo es realmente particular: basta tomarse “la molestia” de verlos en vivo en una de esas contadas escapadas que hacen a la Capital año tras año desde mediados de los 90, para darse cuenta que, al menos en territorio argentino, no hay otra banda similar.  

El telón se corre y ahí aparece, firme, estático y en pose desafiante, Ramón Kamono, ese gigante al frente de la banda que gusta dramatizar usando máscaras de gas o ese particular pasamontañas blanco con un estilo V de Vendetta que lució el sábado, junto a un chaleco antibalas. Detrás, todo su grupo de asalto armado (además del clásico bata-bajo-viola) con trompeta, saxo, trombón, acordeón y sintetizadores, que sorprende arrancando con “Me iré”, un reggae particular que pertenece a “Odas para la danza del átomo”, su último disco editado en 2007. Enorme acierto haber comenzado con ese tema: cuando todos nos estábamos preparando para bailar y cagarnos a patadas en el pogo –ya que saltan sin escalas de un ska festivo, o incluso un chamamé, a un riff de hardcore o un punk violentísimo- nos regalaron un viaje mental y auditivo que luego, sí, dejó lugar a lo que mejor saben hacer: descontrolar la masa a puro salto y agite de testa.

Repasando temas de sus tres discos (“El sendero de los pajaritos primaverales”, “Hermoso, todo junto, difunto y podrido” y el anteriormente mencionado), el show no decayó en ningún momento. Fueron subiendo y subiendo y temas como “Vasallo”, “Son robots”, “Pinche gallito Inglés“, “Día del puerco” y “Curupyrá” lograron generar un éxtasis de alegría festiva y comunión tribal en el público presente.

El show finalizó dejando un saldo más que positivo, en un Salón Pueyrredón que históricamente le abrió las puertas a Carmina para que muestren lo suyo.

La restricción horaria y la consecuente veda alcohólica por el balotaje porteño atentaron una vez más contra esta banda-bomba, que con 17 años de trayectoria debería estar jugando en las grandes ligas, por propuesta, por sonido y por agite.

12 Comments

  1. krotalo p/R

    4 agosto, 2011 en 00:00

    ay nacho…que boludo sos man

  2. Amigo Aguila

    4 agosto, 2011 en 00:00

    Yo me quiero morir que no fui, realmente. Me mato el frio, el que no vendan escabio (aunque despues me dijeron que salieron unas birritas en el fondo), y la distancia. Desde Merlo al Salon fija que llegaba como Chii Willy (?). Gran nota, ademas. Aguante Carmina, o muerte

  3. Nacho

    3 agosto, 2011 en 00:00

    No fui, me quedé en casa. Me pareció mejor plan

  4. delrio

    3 agosto, 2011 en 00:00

    LE ERRO MI AMIGO…SI TOCA CARMINA EL MEJOR PLAN …SIEMPRE ES IR

  5. NiKki SiXx

    3 agosto, 2011 en 00:00

    Tremendo show, sonaron zarpado. Hoy por hoy es la banda en actividad que más me gusta.

  6. pico pala

    3 agosto, 2011 en 00:00

    Gracias a los muchachos de El Acople por darse una vuelta siempre que vamos por Capital, vale la pena el esfuerzo. Fue una fiesta pestilente como bien ustedes dicen. Pronto en todas las disquerias el nuevo disco de Carmina Burana: C’EST LA FIN LA FIN DU MONDE (LA RABIA IN THE POSITIVE POLE)

  7. Bambino

    3 agosto, 2011 en 00:00

    Y que espera la Argentina y el mundo, para Otorgarle su ingreso a las GRANDES LIGAS?

  8. San

    3 agosto, 2011 en 00:00

    Altisima banda! Kimono se zarpa de frontman! Y ademas muy buena gente los Carmina, espero con ansias el nuevo disco!

  9. ramon kamono

    3 agosto, 2011 en 00:00

    buenisima nota amigo,gracias a todos los que nos acompañan cuando arrancamos para alla! omnia sol temperat.

  10. Pasky

    2 agosto, 2011 en 00:00

    Nunca mejor descripto.

  11. otro_Cristian

    2 agosto, 2011 en 00:00

    estos locos son buenisimos

  12. Tizo

    2 agosto, 2011 en 00:00

    Alta banda. Alta nota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *