RESEÑAS

Graham Bonnet, la vuelta

Por  | 

Después del desparejo show que ofreció en diciembre de 2007, el veterano cantante inglés volvía a actuar en Argentina. En esta oportunidad, estaría acompañado por el neoyorquino Greg Smith (bajista y cantante), integrante de la última formación de Rainbow (1994-1997).

Pero la presencia de Walter Giardino (guitarrista de Rata Blanca) era que la que generaba mayor expectativa y le daba un plus extra al concierto.

Por la revancha

Sin grupo invitado que los anteceda, los espectadores tardaron en entrar en calor cuando a las 21.20 apareció la figura de Bonnet en escena, y los primeros acordes de “Eyes of the world”, de Rainbow, empezaron a sonar.

En la apertura, el cantante insinuó un estado vocal superior al real, entonando las melodías iniciales de buena manera. Sin embargo, con el transcurso del show se comenzó a percibir su verdadera voz, que dista mucho de aquellos momentos de gloria.

Mientras grandes melodías de Alcatrazz como “Island in the sun” e “Hiroshima mon amour” sufrían con su declive, comentó que desde la semana anterior estaba congestionado, y por eso su voz no era la ideal.

Walter Giardino dejó a un lado su protagonismo habitual para darle a Bonnet el lugar que merecía. En muy pocos momentos se ubicó en el centro de la  escena para demostrar todo su virtuosismo, ya que por lo general se limitó a versionar los clásicos.

Los fans presentes dejaron en claro el conocimiento sobre el material del inglés, tanto en su etapa solista (“Night game”), como de Rainbow (“Love’s no friend”) y Alcatrazz (“Jet to jet”).

Smith sorprendió a la masa con su buen tono de voz en la versión de “Red house”, de Jimmy Hendrix. El resto de los músicos que lo acompañaron (Fernando Scarcella en batería y Danilo Moschen en teclados, de Rata Blanca; y dos coristas) lo hicieron de buena manera.

Después de un intervalo de 10 minutos regresaron a las tablas para despedirse con las tres últimas canciones. El clásico “All night long”, de Rainbow, era la melodía que todos querían escuchar, así que cuando sonó se vivió el momento más efusivo de la noche. Los integrantes saludaron afectuosamente a Bonnet tras el show.

Cuando se anuncia que un cantante reconocido tocará con músicos locales, por lo general el público no se siente atraído por la propuesta. Bonnet trató de darle más brillo uniéndose a un ex Rainbow y a uno de los mejores guitarristas argentinos. Sin embargo, la gente tampoco acompañó como se esperaba. Esto no quita que la banda haya ofrecido un buen concierto.

Redacción ElAcople.com

6 Comments

  1. gab

    28 diciembre, 2010 en 00:00

    mas respeto con graham, no pido lo mismo para con larguirucho

  2. otro_Cristian

    23 diciembre, 2010 en 00:00

    jajaja , miranda es internacional y giardino no , la tenes adentro walter !

  3. horacio

    23 diciembre, 2010 en 00:00

    para m

  4. Coso

    21 diciembre, 2010 en 00:00

    Giardino y su eterna frustracion de no haber sido un musico internacional

  5. Juan_Luis_Guerra

    21 diciembre, 2010 en 00:00

    Posta que es igual a Cabrero.

  6. Brenda

    21 diciembre, 2010 en 00:00

    Wow! Estuvo Espectacular e inolvidable el show que hicieron Giardino, Bonnet y Smith!! Obviamente es un show qu no se volver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *