RESEÑAS

El mes de Carajo

Por  | 

Carajo decidió tocar los cuatro sábados de noviembre en el local de Flores, en lugar de hacer sólo un show en un sitio de mayor capacidad. De este modo, tanto sus fans como la banda se verían beneficiados con esta original propuesta.

Lo que suponía

Los que habían asistido a los shows anteriores sabían cómo venía la mano y la diagramación del show no sería una sorpresa. Para el resto, tampoco sería un asombro, ya que la posibilidad de tocar el disco completo era algo factible.

De esta manera, cuando a las 20.50 comenzó a sonar la intro de “El mar de las almas” y luego le pegaron el primer corte, “Ácido”, sus fans imaginaron lo que vendría.

Si bien la gente no estaba tan efusiva como si lo estaría en la segunda parte, demostraron con sus voces conocer cada una de las canciones nuevas. “Luna herida”, “Libres”, “Pruebas” y “Virus anti-amor”, son algunos ejemplos de la muy buena recepción.

Ni Marcelo Corvata Corvalán (bajo y voz), ni Andrés Andy Vilanova (batería) ni Hernán Tery Langer (guitarra y coros) son de hablar mucho con su gente; recién previo a la novena melodía, “Frágil”, su cantante los saludó formalmente.

Esto no quita que las clásicas arengas de “Corvata” provoquen la locura de siempre. Pese a su reincidencia no pierden efectividad ya que forman parte del ritual “carajero”. “Queremos ver cuál es el más ‘salvaje’ o “Tiene ganas de ‘joder’, son dos prédicas que nunca faltan.

Tenían razón

Como bien marcó un sector importante de la prensa, Carajo logró un sonido de primer nivel internacional. Podrán gustarte o no; sin embargo, esta característica marcada es irrefutable. El sábado lo dejaron en claro desde el primer acorde.

Lo de Carajo no solo son riffs poderosos y gancheros, sino que hay canciones con un gran de emotividad. Las composiciones “Ironía” y “Acorazados” generaron que algunas niñas cantaran los estribillos con sentimiento y con los ojos cerrados.

El habitual medley de Pantera continúa forjando la misma adrenalina de costumbre, y pese a su reiteración no pierde la valía. Acá la banda demuestra su poder real, dejando a un costado su sonido actual que está alejado de la gloriosa agrupación norteamericana.

Para este tercer show, el público tuvo la posibilidad de elegir doce melodías a través de su página web, entre los discos “Carajo” -2002-, “Atrapasueños” -2004- e “Inmundo” -2007-. “Corvata” se mostró conforme con la selección y les agradeció por participar.

Las más vitoreadas fueron las esperadas: “Chico granada”, “El error”, “Sacate la mierda”, “Histeria” y “El vago”. El pogo desenfrenado y las voces a capela se convirtieron en la atracción principal, dejando en un lugar secundario a los músicos.

A diferencia de muchas bandas nacionales que en algún momento logran una cierta popularidad pero no logran mantenerse, Carajo pudo sostener y renovar su reputación gracias a un trabajo incansable, una evolución constante y una profesionalidad maravillosa.

Redacción ElAcople.com

3 Comments

  1. Juanca

    25 noviembre, 2010 en 00:00

    esta banda es una cadorchaaaaa

  2. coso

    25 noviembre, 2010 en 00:00

    Las buenas bandas se afilian a Satan

  3. Amigo Aguila

    25 noviembre, 2010 en 00:00

    A mi no me gustan, pero hay que reconocerles que los tipos suenan de puta madre. Tienen un muy buen show, poderoso. Y no tocan con Gieco, por suerte (?)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *