RESEÑAS

Los reyes del falsete

Por  | 

Buena idea la de la gente del Hot Festival. Digamos que si bien hay festivales todo el tiempo, no hay muchos antecedentes de uno con una grilla a la altura de un festival internacional. Solo puedo recordar algún Personal Fest, especialmente el de 2004. Luego de diez años este festival volvió. Los memoriosos se acordaran el anterior con Neil Young, R.E.M, Beck, Oasis, etc… Esta vez se optó por dos jornadas con mayoría de artistas internacionales, y en vez de caer en los viejos dinosaurios que salvan las papas, se eligió a un puñado de artistas nuevos o que están en su pico de popularidad mundial. Vamos, que estamos acostumbrados a las visitas más bien tardías.

Día uno. Rockero ortodoxo, abstenerse: hoy es día de computadoras, desinhibición y gritos agudos de cantantes de sexualidad ambigua y chicas con las hormonas a flote. Desde temprano, y con el calor a flor de piel, estuvo la gente de Girl Talk. Digamos gente porque es un tipo con una bandeja y 30 personas arriba del escenario bailando y tirando papel higiénico (?). Un set que parecería estar cerca de un Glee (esa serie horripilante de los Estados Unidos) anfetamínico. Por lo que se puede escuchar, hay pequeñas muestras de canciones desde Lady Gaga a Journey. Si, también hubo momentos con los Ramones. Porque estamos en Argentina y el tipo debe ser del palo.

Dando vueltas por ahí uno se puede encontrar con merchandising y comidas varias, llegando a niveles de bizarreadas como un bar que se eleva de la tierra, una capilla donde un Elvis no muy Elvis te casa, o hasta una emulación del viejo programa “Cupido”, aquel de Much Music. Ah, también hay un lugar para tomar cerveza. ¡Milagro! gritaron algunos. Por momentos había más gente ahí que en alguna atracción musical.

Mika fue el punto alto de la noche. No importa que tan fana de Motorhead seas, o cuántas veces viste a Maiden. Un buen show es un buen show. Mika sabe lo que hace; esa mezcla de Freddie Mercury, circo y musical de Broadway y esa ambigüedad sexual, casi asexual en un espectáculo para todo público. El tipo canta en serio. Jamás vi a alguien meter tantos falsetes en una hora. El show no tiene fisuras; está bien pensado y es un hit tras otro: Relax, Love today, We are golden, etc. El tipo es contagioso, lo ves disfrutar mucho de su trabajo e interactúa mucho con el público, hablando en un perfecto español.

Para Hot Chip ya se empieza a notar otro tipo de gente, que parece tener más noche que los padres y niños que fueron a ver a Mika. Debo admitir que a veces me caen bien y otras mal. Está bueno ver a gente desinhibida, disfrutar, que no te mira a ver si te cantás el lado b de un single de 1987. Pero a veces da la impresión que en realidad lo que menos importa es la música. Por ahí es lo ideal para poner este tipo de artistas. Hot Chip es una banda de electrónica muy buena. Pero pienso que si hubiesen aparecido en los 90 no pasarían tan desapercibidos para la gran masa. Lo suyo es un big beat intenso que por momentos suena más a Chemical Brothers que los mismos Chemical Brothers hoy. Tal vez son más adecuados para algún boliche a las tres de la mañana. Sin embargo fueron la perla de la noche.

Voy a decir algo de Scissor Sisters: así como tienen uno de los mejores temas cosecha 2010 (Fight fire with fire) también tienen un arsenal de temas horripilantes (“Don’t feel like dancing” a la cabeza). Habiendo visto a Mika antes, uno piensa que esto podía llegar a ser aún más explosivo, pero no. Sonido perfecto, la banda es sólida, son las canciones que sabemos. Pero todo es tan profesional que termina desencantando. Por lo menos en uno. La gente parece estar disfrutando a pleno. Pero por momentos parece que estamos viendo una mezcla de clase de aerobics con unos Pimpinela sexuales. De hecho juegan con la temática sexual y nocturna todo el tiempo, diciendo que tanto Scissor Sisters se desvirga de Buenos Aires, como Buenos Aires se desvirga de Scissor Sisters. Todo esto mientras los integrantes quedan con poca ropa, hacen poses sugestivas y las pantallas enfocan chicas de 11 años abrazadas a sus padres. Los tiempos están cambiando, diría el viejo Bob. Pero es solo diversión sana. Es un pop con muchas reminiscencias de música disco especialmente diseñada para los boliches y bailar hasta el amanecer.

Originalmente a Phoenix le tocaba un horario tempranero, pero un  cambio de último minuto los mandó a cerrar la noche. El rumor decía que los Daft Punk estaban en el predio y compartirían escenario con sus compatriotas. Por supuesto, esto nunca pasó. ¿Phoenix era la banda apropiada para cerrar el festival? Depende tu estado de ánimo. Los shows venían creciendo en intensidad y tal vez querías terminar con algo más arriba. O ya venias de muchas horas y era bueno ver algo más tranquilo para bajar un poco.

Los Phoenix son una banda que mientras más pomposos y menos indies se ponen, mejor. Entre tanto invento de la prensa internacional, lleno de estos grupos de rock bailable, con guitarritas muy a lo Gang of Four, los franceses se destacan. No son tan “vende humo”, y estaría bueno que vayan por caminos de mayor intensidad musical y de guitarrazos furiosos. Aunque por ahí el fan quiere todo lo contrario; por ahí es difícil escaparle a la naturaleza del entorno. Aunque el cantante, Thomas Mars, es un tipo bastante rockero. Corriendo y tirándose al público, más cerca de Iggy Pop que de Daft Punk. Con una par de visitas más, Phoenix va  ser uno de los platos fuertes en los festivales.

Así pasó la jornada, donde se agradece que se apueste a algo diferente. Apuesta por la electrónica, apuesta por la diversidad y apuesta por el rock and roll.

azafatodegira.com

6 Comments

  1. Faq_calleja

    23 noviembre, 2010 en 00:00

    estaba para ir a levantar conchetas quincea

  2. Homero

    23 noviembre, 2010 en 00:00

    Estupido y sensual Scissor Sister!!

  3. NiKki SiXx

    23 noviembre, 2010 en 00:00

    Lo que son los gustos, el

  4. jonathan

    22 noviembre, 2010 en 00:00

    increible phoenix

  5. otro_Cristian

    21 noviembre, 2010 en 00:00

    todos putos (?)

  6. Coso

    21 noviembre, 2010 en 00:00

    Literalmente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *