RESEÑAS

Nacional y popular

Por  | 

Estaba lindo para salir a pasear el viernes por la tarde, acaso el momento ideal de la semana. Caminando por el microcentro, era sencillamente imposible no toparse con decenas de familias que encaraban hacia un mismo rumbo: Plaza de Mayo.

Mientras el gobierno nacional recibía el apoyo popular, en otro punto de la ciudad, a escasas cuatro cuadras de distancia, más gente con ganas de celebrar. Sobre Balcarce 460 no había pancartas políticas, sino más bien pelucas, globos y máscaras. Cotillón para el carnaval de Pampa Yakuza.

Desde el minuto cero, con “A la raíz” encabezando la lista, se respiró un clima de fiesta incansable que siguió con “Cuidando el empate” y “El debe”. Más tarde pasaron “Tres minitas”, “La mañana del mañana” y “Contra las cuerdas”, piezas de la última placa de estudio, que pronto encontrará sucesora, según lo anunciado desde arriba del escenario.

Por estos pagos es común homenajear a alguien cuando su cuerpo ya no tiene vida. Un ejemplo concreto y reciente es el de Norberto Napolitano. Para no perder la costumbre argentina, Pampa Yakuza arremetió con su versión descontracturada de “Sucio y desprolijo”, incluída en el olvidable disco homenaje a Pappo.

La postal se repite en los shows de la banda oriunda de Liniers: Hernán Saravia, voz oficial, escupe estrofas como maldita policia tirando a matar / maldita la justicia que oculta verdad, cuando la buena comienza a gatear / la mala pegó el estirón o Somos quienes se permiten regalar consejos / mientras otros pretenden vendernos errores ajenos, y el público acompaña, a grito desaforado, ensayando perfectos movimientos pélvicos.

Redondeando una hora de recital, “El escapista” y “Canción de libertad” oficiaron de estrenos absolutos.

Después de las novedades, continuaron con varias que sabían todos: los reggaeros “¿Dónde amarrará la historia?”, “Bla bla bla” y “Hagamos uno”, mutando al ska de la mano de “A otra cosa”, “Dejarse llevar”, “Dando pasos” y “De vuelta”.

Aunque nadie quisiera, ya nos situábamos en el epílogo de la noche. Agradeciendo a todos los presentes, y con una especial bienvenida a los que recién se suman a la familia yakuzera, Saravia prometió nueva presentación el próximo 16 de abril en El Teatro de La Plata. Luego sí, la tríada “Brillante el sol”, “Juntos” y “Carnaval para tu desconsuelo” -con los integrantes de la banda entre la manada-, cerraron el ritual de lo habitual. Nada de cabizbajismo, al contrario: éxodo feliz.

De este modo pasó otro grato capítulo en la historia de Pampa Yakuza. A un año exacto de la filmación de Naturaleza revivir, su último DVD, va cayendo más gente al baile. Será cuestión de tiempo para que los viejos fans no se sorprendan con el cartelito de sold out.

8 Comments

  1. solentiname

    21 marzo, 2010 en 00:00

    Eso es lo que tiene de malo cubrir recis, bancarte una banda de mierda.

  2. jose larralde

    18 marzo, 2010 en 00:00

    me cago en los redondos!!!

  3. Dan

    16 marzo, 2010 en 00:00

    Pobre pappo, hacerle una version de ese tema sin distorcion intolerable!

  4. JOSE LUIS PERALES

    16 marzo, 2010 en 00:00

    AGUANTE LOS REDONDOS!!!

  5. Vincent_Vega

    15 marzo, 2010 en 00:00

    De acuerdo con lo dicho sobre el disco homenaje a Pappo, es una garcha. Y extiendo esta misma opini

  6. nito

    15 marzo, 2010 en 00:00

    Aguante Pampa, manga de putos! La banda que mas crecio en los ultimos 3 a

  7. Vincent_Vega

    15 marzo, 2010 en 00:00

    Mmm, me parece que la banda que m

  8. cristian

    15 marzo, 2010 en 00:00

    el disco ese homenaje es feisimo , esta banda es una garcha y el brasilero luis alberto que trajo boca es una garcha tambien , puta madre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *