RESEÑAS

Rock de verano

Por  | 

Bajo la programación “Aires Buenos Aires, cultura para respirar” -que reúne poesía, teatro, danza, tango-, el rock volvió a tener su lugar. Al igual que en 2009, el Estadio Parque Roca fue el lugar de encuentro. En esta ocasión, se agregaron dos fechas más con respecto al año pasado. Con una cartelera más atractiva, se sabía que el público iba a  concurrir de manera masiva a estos shows gratuitos y al aire libre.

Primera semana

Jueves 4

La gente de Toboganes a marte está dando que hablar con su fusión de rock, punk y baladas pop. El poco público presente hasta ese momento supo apreciar de su interesante oferta. La fecha continuó con Los Pericos y sus hits inoxidables. Clásicos como “Runaway”, “Párate y mira” y “Home sweet home” se intercalaron con composiciones de su último CD de estudio, “Pura vida”. Con Los Auténticos Decadentes, los jóvenes cantaron y se divirtieron con cada uno de los himnos. “Somos”, “Cómo me voy a olvidar”, “El Murguero”, “La Guitarra”, entre tantos otros, sonaron para el deleite de los espectadores.

Viernes 5

La lluvia jugó un papel fundamental durante todo el día. La cantante, bajista y compositora Pat Coria estuvo mostrando algo de su disco “Shuriken” con su banda Los Susceptibles. Después, la gente de Tan Biónica también hizo lo suyo dejando en claro porqué creen que éste será su año. Aprovecharon para adelantar canciones de su próximo CD a salir. A pesar del clima, Miranda ofreció un show cargado de energía. Los hits se sucedieron uno tras otro ante un público que los entonaba con pasión.

Sábado 6

Con un sonido más contestatario, los Delfines de Etiopía expusieron su potencial ante una masa que los desconocía en su mayoría. Sobre la base reggae entremezclan ritmos latinos y hip hop, que les da un toque personal. La masa los supo reconocer. Luego le tocó el turno a Dread Mar I y sus ya clásico roots lovers con canciones como “My lord”, “Sálvame” y “La meta”. Las 15 mil personas cantaron al ritmo de las pegadizas y cadenciosas melodías. El cierre con Los Cafres tuvo todos los condimentos necesarios: buenas canciones, clima ideal y un público encendido. Además de sus propios temas  interpretaron algunas versiones incluidas en su último disco, “Classic lovers covers”.

Domingo 7

Con un sol a pleno, Los Pérez García tocaron principalmente canciones de su reciente tercer álbum, “Asuntos de familia”. Los 16 años de trayectoria se vieron reflejados en su afianzada propuesta. Árbol, con sus diversos y enérgicos sonidos, acapararon la atención. Viejas composiciones como “Cosacuosa” se fusionaron con las más recientes de “No me etiquetes”. Con la incorporación de Diego Velázquez en violín, recuperaron parte de su mística pasada. Por último, Las Pelotas subió a escena con la oscuridad que los caracteriza en esta nueva etapa. “Saben”, “Pasajeros” y “Qué podes dar”, algunas canciones de “Despierta”, placa en la cual centraron su set.

Segunda semana

Jueves 11

Las agradables y festivas melodías de Riddim dieron por inaugurada la fecha. Se escucharon “Malas compañías” y “Tu amor”, de su disco “Donde brilla el sol”, entre otras, ante un público que los escuchó con atención. Karamelo Santo generó los pogos más importantes del día con su particular fusión de ska, reggae, hardcore y cumbia. “Nunca”, “Vivo en una isla” y “Tomate un vino”, tres de las que provocaron esta algarabía. Más allá de su energía y carisma habitual, Fidel Nadal le cedió el protagonismo al grupo de cumbia mexicano, Los Ángeles Azules, que con dos canciones hicieron bailar a más de uno. Siguiendo la línea, Fidel versionó al grupo de cumbia local Jambao con su clásico, “Se parece más a ti”.

Viernes 12

Los ascendentes Jordan van demostrando fecha tras fecha porqué se habla tan bien de ellos. Gracias a su CD “La pura percepción” lograron este status. El viernes sintieron ese reconocimiento. La velada continúo con Carajo y su ajustado set de costumbre.

Redacción ElAcople.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *