OPINIÓN

Cueste lo que cueste

Por  | 

Lejos, muy lejos, quedó esa mañana en la que Jorge Araujo —en ese entonces baterista de Divididos— le contó con emoción a Mario Pergolini las cosas que hacían los pibes para juntar los $ 15 que costaba la entrada para ver al trío en El Teatro.

Se hace difícil, hoy, imaginar la tamaña conmoción que experimentarían, por ejemplo, los bateristas Sebastián Cardero y José Bruno, de Los Piojos y Andrés Calamaro respectivamente, si se propusieran lo mismo; el sábado 30 del corriente, la banda tocará en River y el campo cuesta $ 90; ese mismo día y también el siguiente, el solista se presentará en Luna Park y la ubicación más barata sale $ 80 y la más cara $ 350, más service charge en ambos casos.

Y es que, se sabe, las entradas al rock aumentaron. Entre uno y otro entonces, hay dos conocidos hechos en los que se buscan y hallan, generalmente, las explicaciones: la devaluación en 2001 y la tragedia en Cromañón en 2004.

Antes, U$S 1 equivalía a $ 1; hoy, en cambio, es igual a $ 3,74; todos los precios de todo subieron y el rock no fue la excepción.

Por otra parte, y en relación con la tragedia en Cromañón, luego de la misma no sólo cerraron o fueron clausurados infinidad de sitios de rock —por cierto, los más económicos— sino que además subieron los valores de las entradas de los que siguieron, porque, según explicaron, se trasladaron los nuevos costos que debieron afrontar para cumplir con las renovadas exigencias del Estado.

Hacia mayo de 2005, antes del debut de Kapanga en Obras, el cantante de la banda fue entrevistado por El Acople y contó: “Quisimos esperar un poco a (…) que la gente también se fuera acostumbrando a que los precios de las entradas para recitales nunca más van a valer diez o doce pesos. Cuando nos explicaron el negocio de cómo se planteaba Obras, le bajaron el pulgar al precio que nosotros propusimos. Siempre pensás en los pibes y te das cuenta de que no podés subir diez pesos las entradas desde tu último show en noviembre. Pero las reglas del juego ahora son así. El bolsillo se va a tener que acostumbrar. Sabemos que hay muchos que quedan afuera del sistema este pero ¿qué podés hacer?”.

Por su parte, un par de años después, precisamente en junio de 2007, Cristian Iglesias, en ese entonces todavía cantante de Los Jóvenes Pordioseros, le dijo a Página 12: “Antes de Cromañón una entrada te salía $ 6 anticipada y $ 8 en la puerta. Ahora, ir a un recital puede salir $ 25, $ 26. ¡Mirá la diferencia que estamos hablando! Hay una clase social que se quedó afuera del rock”.

Ahora, en marzo del corriente, nuevamente Iglesias, ya al frente de Hijos del Oeste —en esta ocasión en un reportaje que le hizo Sólo Rock del País—, se quejó de la cuestión cuando fue consultado sobre el presente del rock: “¿Sabés lo que pasó estos últimos años? Aumentaron las entradas. Y la gente que va a escuchar rock and roll es de una clase social media para abajo y esa gente quedó afuera porque no pueden pagar una entrada $ 60 todos los fines de semana”.

Desde el añorado y querido costo de “$ 6 anticipada y $ 8 en la puerta” hasta este entonces corrió la suficiente agua para que esas cifras hoy suenen irrisorias por lo inferiores, como se expresó anteriormente.

No obstante, otro tanto pasó en el país para que sea cruel fijarle al público de rock entradas que ronden los $ 50; como bien pensó Iglesias, un valor semejante deja afuera a una clase social y, además, pone a otra en la condición de asistencia esporádica y sacrificio mediante, ya que en vez de ir todos los fines de semana a un recital, debe hacerlo una vez por mes.

Peor aún, entonces, están aquellos casos en los que se establecen precios como aquellos mencionados de Los Piojos y Andrés Calamaro, que nos llevaron a leer hasta el número de $ 350 y a conocer que para asistir hay que pagar como mínimo casi $ 100. Así, se está en un plano directamente abusivo.

Pero, como se dice, cuando una parte abusa, otra se deja abusar. Para ver a la banda en River apenas quedan pocas plateas y populares; para el solista en Luna Park, absolutamente todas las localidades están agotadas. El público, de buena o mala gana, por uno u otro motivo, aprobó los valores con su compra.

El caso del conjunto, es cierto, tiene el factor comprensible de que es su último concierto antes del mentado parate por tiempo indefinido. Curiosamente, hay que señalarlo, luego del anuncio, el costo del campo para Los Piojos subió $ 20 en relación con los $ 70 originales.

Por su parte, Calamaro, triunfal con sus próximas noches a sala llena aseguradas, informó que “en los próximos días se pondrán a la venta las localidades” para su último concierto del año en Capital, el 12 de diciembre en el Club Ciudad de Buenos Aires. Y lo hizo, la experiencia se lo permite, con la plena convicción de que su público estará, cueste lo que cueste.

¿Valdrá la pena pensar qué hubiese pasado si el bolsillo de tantos se negara y rebelara a aquello de “acostumbrarse” a los nuevos precios, a eso de que “las reglas del juego ahora son así” y que “hay muchos que quedan afuera del sistema este pero qué podés hacer”? Tal vez sea tristemente cierto que, definitivamente, ya no es más que una falsa ilusión esperar que el rock se rebele contra el sistema.

Redacción ElAcople.com

34 Comments

  1. Ricardo

    30 mayo, 2009 en 00:00

    el mismo s

  2. VICKY

    29 mayo, 2009 en 00:00

    Como te quiero Nikki.

  3. NiKki SiXx

    29 mayo, 2009 en 00:00

    Gracias Vicky, yo tambi

  4. NiKki SiXx

    28 mayo, 2009 en 00:00

    Aunque para muchos suene pelotudo el asumirlo, por considerar que no se cambia un carajo, yo tambi

  5. NiKki SiXx

    28 mayo, 2009 en 00:00

    Igual el tema era el costo de la entradas, ya lo s

  6. C-a-r-o-l-a

    28 mayo, 2009 en 00:00

    todo cambio por mas peque

  7. NiKki SiXx

    28 mayo, 2009 en 00:00

    Mi objetivo es ser el empleado del mes de Greenpeace. Estoy dispuesto a todo con tal de vencer a Carola, mi principal competidora. Incluso a lavar el pene de una ballena con un cepillito.

  8. Coso

    24 mayo, 2009 en 00:00

    En que aspectos crees que el Reggae se revela? hoy por hoy creo que ese genero y derivados debe ser el que mas plata deja a las empresas y a los artistas

  9. lars

    24 mayo, 2009 en 00:00

    Carola, es buena tu intenci

  10. birrorman

    23 mayo, 2009 en 00:00

    estas cosas afectan a dos tipos de personas, al p

  11. Coso

    23 mayo, 2009 en 00:00

    jaja aca a los artsitas le importa un huevo. Quiere hacerse la plata loca. Ya no hay artistas. Ya no hay gnete que ame al arte. Fugazi cobraba 5 dolares los shows Ian vino aca y la entraba veinte mangos Battles lo mismo Shellac igual Tom Petty establece que le entrada suya mas cara no puede pasar los 65 dolares PEARL JAM lucho a

  12. Homero73

    23 mayo, 2009 en 00:00

    Yo estoy en una posicion intermedia. Por un lado coincido en q Calamaro, Los piojos y demas artistas consagrados se abusan de los precios sabiendo que igual van a poder vender todas las entradas. Por otro lado, eso de q una clase social quedo afuera del rock xq las entradas ya no salen 8-10 pesos creo q no es tan asi. Obvio que hay una gran cantidad de gente q ni en pedo puede pagar de 30-40 pesos en adelante para ir a un recital, pero tambien es verdad que, si bien no fue proporcional, junto con los aumentos en todo que hubo del 2001 en adelante, tambien aumentaron los sueldos. Por ejemplo yo q pertenezco a una flia mucho mas cercana a la clase media alta que a la media baja, en 2005 durante un tiempo labure 9 hs x dia, de lun a vie, por $400 al mes y hoy creo q salvo algunas excepciones es muy dificil encontrar a alguien q labure 45 hs x semana y gane mucho menos de una luca. Con esto quiero decir que, probablemente la persona q en el 2001/2/3/etc haciendo un esfuerzo -grande o

  13. Homero73

    23 mayo, 2009 en 00:00

    En cuanto a eso de dejarse romper el orto por cualquiera estoy de acuerdo, pero es algo q excede al rock y a los recitales en gral. O sea, si todos no fuesen tan boludos de creer q van a ser mejores x usar unas zapatillas q digan nike no pagarian las locuras q pagan x esas zapatillas pedorras y no le darian de comer a un hijo de puta q la junta en pala y encima se da el lujo de tener vaya a saber a cuantos tipos laburando quichicientas horas diaras por dos mangos; si no estuviesen tan desesperados x un celular tampoco dejarian q las empresas q brindan ese servicio modifiquen las condiciones del contrato como y cuando se les canta el orto, etc, etc.

  14. C-a-r-o-l-a

    23 mayo, 2009 en 00:00

    de lo que habla nikki, es del consumidor responsable, en todos los aspectos, cuando consumimos, ser

  15. Armando

    22 mayo, 2009 en 00:00

    todo una mariconada, el pan tambien aumento y no por eso dejo de comerlo, igual que el porro y la papa, de topdas formas los piojos se sientan en un canelon gigante y calamaro en un ca

  16. nataci

    22 mayo, 2009 en 00:00

    que suerte que no me gusta ninguna de esas bandas, y que garcas que son!. aguante boom boom kid, y los ARTISTAS como ian macaye ex minor trheat (una leyenda de la historia del rock) que vino a tocar con the evens por $15!!! en niceto o MELVINS, PORN y Big Bussiness que tocaron las 3 bandas por $60!! esa es la actitud, basta de darle de comer a estos garcas por favooorr, sino, despues no se quejen!!

  17. leotripa

    22 mayo, 2009 en 00:00

    Coincido 1000% con Guus y con matias. Ac

  18. _Cristian_

    22 mayo, 2009 en 00:00

    80 $ para ver a calamaro ? 90 $ para los piojos? vayanse a cagar…

  19. Bela Lugosi

    22 mayo, 2009 en 00:00

    Los Piojos (Q.E.P.D.), La Renga, Calamaro, etc. se pueden ir a la concha de su madre. El domingo toca la mejor banda de ac

  20. Daniel

    22 mayo, 2009 en 00:00

    El rock justo el rock que siempre incluyo y ademas en su concepcion siempre fue todo lo contrario a lo que es ahora pero el rock es un negocio y esta en manos equivocadas pero como dijeron antes ellos te ofrecen algo tentador, te muestran la manzana, ahora esta en uno morderla y aca a todos pero todos les gusta morderla Quien? Bela

  21. Fabro

    22 mayo, 2009 en 00:00

    Bueno, como dijeron varios, si hay bandas que cobran 20 o 25 en el teatro o niceto…. listo, la mentira de las demas se acabo. Todos se quieren salvar como dijo alguien con una fecha en capital. Yo por mi parte, soy musico, y las bandas que tuve y que tengo nunca van a cobrar mas de 20, de acuerdo adonde toque y manejando un promedio de 12 mangos. Yo sigo queriendo tocar por amor a la musica y confio en que hay muchos tambien, Bela Lugosi 25? Por diossssssss muchachos, y eso que nos conocemos Saludos

  22. NiKki SiXx

    22 mayo, 2009 en 00:00

    Una vuelta mi viejo me cont

  23. VICKY

    22 mayo, 2009 en 00:00

    Te re banco Nikki, es as

  24. ANALISTA PERMANENTE

    21 mayo, 2009 en 00:00

    Quisiera recordar en este FORUM que, hasta hace poco, NOS parecia muy caro el precio de un CD (un disco), y nos tiramos todos juntos a la pileta del MP3 y la pirateria, y estamos hablando de una suma cinco (o 10) veces menos que una entrada a un concierto masivo; entre todos colaboramos con la desaparicion fisica del disco, incluso estoy escribiendo para un medio virtual como es El Acople, colaborando con la sistematica violacion de la propiedad intelectual y el derecho del trabajador autor; mietras tanto sobreviven empresas aliadas con multinacionales que eligieron el rock como escenario para la publicidad, y es habitual ahorrar (sangre) para escuchar a bandas internacionales de primerisimo orden : desde Funkadelik hasta Depeche Mode; a pesar del precio de las entradas (ya ochenta y noventa parece mucho), le sacamos el pan de la boca a los hijos de los artistas discograficos y nos metimos, tan contentos, en un laberinto complicado como es la desaparicion del DISCO, y con la excusa

  25. Vincent Vega

    21 mayo, 2009 en 00:00

    Claro, porque les sacamos la comida de sus hijos al bajarnos m

  26. tuti

    21 mayo, 2009 en 00:00

    muy bueno que se hable de estas cosas. Las entradas tienen precio de fan

  27. Pomelo

    21 mayo, 2009 en 00:00

    el comentario del primero es calamaro no? pregunto en serio, se que le cabe hacerse el comentarista por la web al feo y hay varios que lo descubren y le dicen sos vos puto te cache (?)

  28. Pomelo

    21 mayo, 2009 en 00:00

    muy bueno el aporte de tuti, es tal cual eso y es un garron, a veces a mi me pasa que me gusta mucho una banda y me dan ganas de decirle a un amigo que se venga pero ahora se te hace ya imposible decirle loco venite a ver a tal banda que la rompe eso si tambien te rompen el orto con la entrada

  29. Guus

    21 mayo, 2009 en 00:00

    boom boom kid tocando en niceto o en el teatro cobra 20 pesos de entrada y a veces te regala un cd, cuando el resto de las bandas en esos lugares te sacuden desde 30 a 45 pesos, si una banda puede cobrar m

  30. Lauchadividido

    21 mayo, 2009 en 00:00

    Cuando vi los precios de Calamaro la verdad que no lo pod

  31. matias

    21 mayo, 2009 en 00:00

    boom boom kid no le vendio el rosquete a popart como hicieron de una manera u otra todos los demas. Hay una empresa monopolica detras de los discos, festivales y lugares para tocar que vio acrecentar sus ganancias en los ultimos a

  32. Drsaturno

    21 mayo, 2009 en 00:00

    Ya resulta un chiste leer la palabra rock y rebelar asociadas. Mis dos pasiones, como ir a la cancha y a un recital se ven en esta ultima decada vilipendiadas y extinguidas porque el negocio mediante expulso a un grupo social y arraso con aquellos que siempre amaron el futbol/rock, ahora el monopolio y las corporaciones hacen creer que es top ir a la bombonera y a obras cuando siempre fue cosa de negros, no jodamos…

  33. Manu

    21 mayo, 2009 en 00:00

    Che. por la birra no me dejan entrar ni en pedo no?

  34. Flake

    21 mayo, 2009 en 00:00

    A la conclusion que llego es que la gente es estupida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *